Los aparcamientos de Emasa

El nuevo aparcamiento en el muelle comenzará a funcionar tras el Carnaval

  • El Ayuntamiento propone a Isolux la compra por parte de Emasa del 50% del subterráneo de Santa Bárbara

Interior del aparcamiento de Santa Bárbara Interior del aparcamiento de Santa Bárbara

Interior del aparcamiento de Santa Bárbara / Julio González

Una vez concluyan las fiestas de Carnaval se abrirá al avepúblico el nuevo aparcamiento en superficie habilitado en terrenos portuarios anexos a la Avenida de Astilleros, en el muelle pesquero. Contará con 220 plazas y se unirá a las que ya funcionan en uno de los laterales de la estación ferroviaria y a la zona naranja ubicada a pie de la Cuesta de las Calesas.

Junto a ello, Emasa también tiene previsto poner en uso el subterráneo existente bajo el complejo municipal Hermanas Mirabal, en la Segunda Aguada, cerrado desde su construcción. En este caso serán 90 plazas que se pondrán en régimen de alquiler para los vecinos de la zona por 60 euros al mes. Y pronto también se aprobará una encomienda de gestión a la empresa municipal para la gestión de una veintena de plazas en la calle América, en el barrio de Astilleros.

Mientras que amplía el número de estacionamientos, Emasa ha planteado a la empresa Isolux el interés municipal por quedarse con el cien por cien de la sociedad que gestiona el subterráneo del Paseo de Santa Bárbara, el más grande de la ciudad.

Respecto a este equipamiento, Martín Vila destaca que en estos tres años "se ha duplicado su uso, potenciándolo como receptor de quienes vienen al casco antiguo desde el exterior o quienes acuden a los centros universitarios. Ha sido un éxito la campaña de abono para los vecinos de la zona por 80 euros al mes, que si se hace por un periodo anual acaba saliendo por 60 euros. Igualmente se impulsa una campaña para el alquiler de plazas a vecinos de la zona por un periodo de 37 años con un coste de 12.000 euros, lo que significa sólo 27 euros al mes".

Todos estos proyectos se unen a las mejoras que en los últimos tres años se han realizado en los aparcamientos de titularidad municipal. "Nos los encontramos muchos en malas condiciones, lo que afectaban incluso a la calidad de trabajo de los empleados de la empresa. De mayor o menor calado hemos realizado obras en La Cierva, Cortadura, y las Calesas, y de especial envergadura en nuestro subterráneo insignia, en el Campo del Sur. Era inaudito que en pleno siglo XXI este estacionamiento no tuviese un acceso en ascensor, obligando a muchos, con cochecitos para los niños, a entrar o salir del mismo utilizando las rampas de los automóviles. También se ha resuelto el problema de las filtraciones que se sufrían desde hacía muchos años".

Considera Martín Vila que todas estas medidas "garantizan el futuro de la Empresa Municipal de Aparcamientos. Cuando comenzamos a construir la nueva red del carril bici se dijo que iba a provocar la quiebra de Emasa. Sin embargo, entre 2017 y 2018 los ingresos de la zona azul se han incrementado al igual que han mejora las cuentas de los aparcamientos subterráneos. El carril bici no ha puesto en peligro a la empresa porque se ha ido ejecutando de manera sincronizada al desarrollo de otras actuaciones en Emasa".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios