Cádiz

Denuncian el incumplimiento del compromiso sobre el ruido de la carpa

  • La AVV Cádiz Centro asegura que se superan los 60 decibelios a un metro de las fachadas de las viviendas más cercanas

Imagen de la carpa de Carnaval hace dos noches. Imagen de la carpa de Carnaval hace dos noches.

Imagen de la carpa de Carnaval hace dos noches. / Fito Carreto

Comentarios 3

A pesar del decreto firmado por el alcalde de Cádiz, José María González, en el que se garantiza que el sonido emitido por la carpa de Carnaval instalada en el Muelle Ciudad no superará los 60 decibelios a un metro de las fachadas de las viviendas más cercanas para garantizar el descanso de los vecinos, el ruido de la carpa supera ese nivel y molesta a las familias que residen en los alrededores del muelle.

Así se lo ha hecho saber la asociación de vecinos Cádiz Centro al alcalde, en un escrito entregado ayer en el Ayuntamiento. En dicho documento, la entidad expone que los ruidos ocasionados desde la puesta en funcionamiento de la carpa "han motivado quejas y denuncias en ese Ayuntamiento, tanto contra el concesionario Francisco Toro Funes S.L. como contra el Ayuntamiento".

Añade que debido a los graves perjuicios que se están ocasionando a los vecinos, contrataron a una empresa homologada para que realizara mediciones acústicas en la fachada de viviendas situadas frente a la carpa desde las 23:00 horas del 12 de febrero hasta las 7:00 horas del día 13, resultado que de media se superaban los 60 decibelios, llegando en algún momento a los 82,7 decibelios. Unos niveles que "evidencian el incumplimiento del nivel de calidad acústica que las medidas contenidas en el Decreto de la Alcaldía debían lograr". Cádiz Centro dice desconocer si este incumplimiento se debe a la ineficacia de las medidas adoptadas o porque dichas medidas no se han cumplido, pero, en cualquier caso, considera que el Ayuntamiento "debe actuar impidiendo la realización de una contaminación fuera de la legalidad".

Para esta AVV, "resulta absolutamente inadmisible y ridículo" que el Ayuntamiento de Cádiz pretenda equiparar el derecho al descanso de los vecinos, "amparado por la Constitución y el Convenio Europeo de Derechos Humanos", con un "derecho a la diversión". "Es decir, se contrapone el derecho a la vida privada y familiar de los vecinos, amparado como se ha dicho incluso por la propia Constitución, con la diversión que genera el uso de una discoteca, haciendo prevalecer esto último sobre lo primero. Tal dislate es difícil de entender", según recoge el escrito presentado ayer en el Consistorio.

También se expone que, según han conocido los vecinos por la Policía Local, el Ayuntamiento "ha decretado la suspensión provisional de todos los objetivos de calidad acústica en el área acústica del Muelle Ciudad, lo cual, de ser cierto, se ha hecho sin hacer publicidad de ello, dejando en indefensión total a los vecinos afectados y sin que se sepa qué alcance tiene tal suspensión". El escrito añade que según la Ley, la Carpa no es un lugar cuya actividad deba beneficiarse de esta suspensión, por lo que "se está cometiendo un atropello, otorgando derechos a un tercero que no le corresponden y negando derechos a terceros que los tienen", ocasionando a los vecinos un daño "de suma gravedad".

Por todo ello, se pide el cierre de la actividad que se desarrolla en la carpa o "como mínimo, la vigilancia efectiva para que se cumplan los niveles de calidad acústica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios