Protestas populares y represión

“En Cuba se comete un genocidio; hay hasta niños muertos ya”, asegura un compatriota

  • Cubanos residentes en Cádiz claman por una intervención humanitaria internacional “contra la masacre que están padeciendo nuestros hermanos”

  • "Exigimos a la ONU, a la Unión Europea, al Gobierno de EEUU y al de España, que tantos negocios tiene allí, que nos ayuden a tener una democracia"

Una de las pancartas que se alzaron ayer en Cádiz.

Una de las pancartas que se alzaron ayer en Cádiz. / Miguel Gómez

Unas horas antes de que se conociese la dimisión del viceministro del Interior cubano por su desacuerdo con el “uso excesivo de la fuerza” [el Gobierno cubano negó posteriormente esa renuncia], un grupo de compatriotas residentes en Cádiz secundaba ayer miércoles por la tarde la ola de manifestaciones que se vienen sucediendo en muchas ciudades de España y del mundo en clamor por una intervención humanitaria internacional que frene “la masacre que están sufriendo nuestros hermanos”. Arropados por banderas cubanas se concentraron en la Alameda ante el busto de José Martí, padre de su patria, y marcharon silenciosamente hasta el Ayuntamiento bajo lemas como “Nos están matando. SOS Cuba”, “Patria y vida”, “Abajo la dictadura” y “Fuera Díaz-Canel”.

El músico Jorge Orlando Martínez fue unos de ellos. “Nuestros hermanos están pasando unas penurias terribles y están siendo agredidos por protestar. Han salido a la calle a manifestarse con el único interés de pedir un poco de libertad. La dictadura en Cuba, desde hace 62 años, está haciendo grandes estragos. Y el pueblo no quiere mendigar más. Queremos que todo cambie”, relata. “No tenemos salud pública. Eso de que somos una potencia médica quedó muy atrás. En nuestros hospitales no hay medicinas, no hay utensilios para operaciones, no hay camillas, los pacientes están tirados por los suelos. Estamos en unas condiciones deplorables”.

Concentración en la Alameda, ante el busto de José Martí. Concentración en la Alameda, ante el busto de José Martí.

Concentración en la Alameda, ante el busto de José Martí. / Miguel Gómez

La dictadura está acabando con el pueblo porque ellos sí tienen armas. Y nuestro pueblo está desarmado desde el año 59. Nuestra juventud está saliendo a la calle y están matando a nuestros hermanos, están matando incluso a niños. Tenemos a niños muertos ya. Tenemos a madres embarazadas muertas, a personas mayores muertas. En Camagüey, en Santiago de Cuba, en Matanzas y en La Habana”. [El Gobierno cubano sólo ha reconocido hasta el momento la muerte de un adulto en las revueltas]. 

Otra de las pancartas. Otra de las pancartas.

Otra de las pancartas. / Miguel Gómez

“Hasta la prensa independiente internacional está presa. Hay una periodista de ABC desaparecida [la Asociación de Medios de Información, que representa a 80 medios españoles lo ha condenado y ha pedido su inmediata liberación]. A todos los youtubers, los instagramers, los artistas que tienen voz los han apresado, están desaparecidos. No hay internet en la isla, no podemos contactar con nuestra gente. La última vez que comunicaron fue el martes. Están aterrorizados. Dina Stars y su compañera fueron apresadas en medio de una entrevista [Finalmente, fue liberada con cargos]. Y echaron la puerta abajo de una amiga del Movimiento San Isidro mientras transmitía. No sabemos donde está. El pueblo lo que quiere es que la ONU y los organismos internacionales tomen medidas, porque esto ha sido una masacre y no estamos a la par. Porque en la calle lo que hay son jóvenes pidiendo libertad, pidiendo un cambio de forma pacífica, y nos han tirado los camiones encima, nos han apedreado, nos han dado tiros. Hay muchos heridos y muchas muertes y cuando llegan a un hospital, ahí está la Policía para acabarlos de rematar y darle golpes hasta a los propios médicos para que no los atiendan. Eso es un genocidio. Han matado a un médico por atender a un herido”.

Otra de las cubanas que clamaron por una intervención humanitaria internacional. Otra de las cubanas que clamaron por una intervención humanitaria internacional.

Otra de las cubanas que clamaron por una intervención humanitaria internacional.

“El pueblo ha salido espontáneamente por la dramática situación que está viviendo: No hay comida. Hay colas de días para poder coger un cacho de pan y el virus se ha propagado grandemente. No hay medicamentos. En los hospitales se va la luz durante 12 o 13 horas y no hay generadores para que los pocos respiradores que hay puedan seguir funcionando. Murieron doce de un tirón en el Hospital La Covadonga de La Habana. No hay insumos, no hay medicamentos. La gente se muere en las calles. Y el pueblo no aguanta ya más”.

“Nuestros compatriotas en Miami se están manifestando y están haciendo grandes esfuerzos para que el presidente Biden ordene una intervención humanitaria. Porque están mandando hasta soldados de Venezuela para darles a nuestros muchachos. No es que temamos una guerra civil, es que la guerra civil ya está dada en el momento de que están en contra de que el pueblo se manifieste pacíficamente. El pueblo pide libertad, pide cambio. Y el propio presidente ha dicho que la calle es de los revolucionarios. No podemos pensar diferente. Hacerlo lleva a que seamos apresados, vistos como contrarrevolucionarios. Y esa es la excusa que tienen para acribillarnos".

Los manifestantes cubanos, en el Ayuntamiento. Los manifestantes cubanos, en el Ayuntamiento.

Los manifestantes cubanos, en el Ayuntamiento. / Miguel Gómez

“Hay muchos movimientos de oposición en Cuba, pero no tienen voz: están todos apresados y desaparecidos, como los miembros de la Unión Patriótica de Cuba, la UNPAC. A los artistas, a los músicos los están secuestrando. Pero tenemos a muchos de nuestro lado: a Marc Antoni, a Yotuel, a Ricardo Montaner, en Estados Unidos y aquí en España. Necesitamos que nos ayuden para dar voz al pueblo. Tenemos que acabar con esa dictadura. No veo otra solución que una intervención internacional. Por eso exigimos a la Unión Europea, a todas las instituciones, a la ONU, a la OTAN, al Gobierno de EEUU, al Gobierno español, que tanto negocio tiene allí y que tanto quiere al pueblo de Cuba, que, por favor, se manifiesten y nos ayuden a poder tener una democracia, que es lo que necesitamos”.

Disturbios en Cuba

Lázaro fue otro de los manifestantes: “El pueblo no aguanta más, hay mucha hambre, mucha miseria, no hay comida, no hay medicinas. Y después de 62 años, dijo: hasta aquí. Mis hermanos son mayores, tienen 60 y 65 años, y no salen de su casa en La Habana. Pero sé poco más. Estamos muy desinformados. Sólo sabemos lo que vamos viendo en televisión o en internet. Y si allí no está pasando nada, si dicen que hay libertad, ¿por qué quitan internet? ¿qué están ocultando? Hace cinco años que no voy a Cuba y mientras la cosa siga así no voy a volver. Queremos democracia y libertad. Que son ya 62 años. En Cuba la gente era fidelista y se sabía que cuando Fidel se muriera esto iba a pasar en dos, tres o cuatro años”.

Disturbios en Cuba

Sissi Cobos también alzó ayer su voz:“Esto es un régimen represor. Yo llevo 26 años aquí, sé lo que es una democracia y cómo funciona este sistema. Y eso es lo que yo quiero para mi país. Quiero que sea mi pueblo quien elija a sus gobernantes y quien decida lo que quieren hacer, que tengan la opción de montar sus propios negocios, de tener una vida mejor, de tener un plato de comida para sus hijos todos los días, sin tener que estar haciendo cola desde las cinco de la mañana. Si han salido de forma pacífica a pedir y a manifestar que no quieren el régimen que tienen y que quieren un cambio, no veo lógico la represión que estoy viendo. Ellos no han salido con palos y con piedras ni dándole puñetazos a nadie. Han salido de forma pacífica y los están masacrando”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios