Coronavirus en Cádiz Coronavirus en Cádiz: La curva de contagios y muertos no baja. ¿Podrían aumentar las restricciones en la provincia?

Una persona sentada en un banco de la plaza de Mina, inusualmente desierta a causa de las últimas restricciones. Una persona sentada en un banco de la plaza de Mina, inusualmente desierta a causa de las últimas restricciones.

Una persona sentada en un banco de la plaza de Mina, inusualmente desierta a causa de las últimas restricciones. / Julio González

La Junta de Andalucía decidirá este domingo, tras la reunión de la comisión de expertos sobre el coronavirus, las nuevas medidas que se puedan adoptar para contener y revertir los efectos de la pandemia en la región, ya sea incrementando las medidas que se adoptaron hace casi dos semanas como manteniéndolas.

Ya el pasado viernes el presidente de la Junta, Juanma Moreno, dejó claro durante una visita a Málaga que las restricciones iban a continuar hasta llegar incluso a las fiestas de Navidad. Destacó que en el conjunto de la región las medidas adoptadas habían logrado controlar el crecimiento de la pandemia. "Hay una leve bajada. Vamos por el buen camino y las medidas están dando resultado, pero no significa que hayamos doblegado la curva. Nos quedan muchos días de limitaciones".

Sin embargo, este descenso, más o menos acusado en la mayor parte de las provincias, no se está dando para nada en Cádiz. Todo lo contrario. Desde que entraron en vigor las medidas de limitación de movilidad y de restricciones horarias, especialmente para el comercio y la hostelería, la curva no solo no baja, tampoco se contiene y, por el contrario, sigue al alza.

Los datos son malos en todos los sentidos. Cuando se iniciaron estas restricciones, la provincia de Cádiz tenía una tasa de incidencia que rondaba los 358 casos por 100.000 habitantes. El último dato oficial conocida, el de ayer viernes, ya estaba en 480,7. Es decir, más de 122 puntos de aumento. Un incremento que nos hace estar ya por encima de la incidencia de provincias como Málaga, Almería y Córdoba.

De la misma forma, los contagios siguen al alza, con subidas diarias por encima de los 400 casos, e incluso alcanzado este mismo viernes el récord de la segunda oleada, con 789, más de 200 por encima que la peor cifra anterior.

Por si fuera poco, a lo largo de la última semana en varios días la provincia ha superado en nuevos contagios a la de Granada. No hay que olvidar que esta es la provincia que con mayor dureza está pasando la pandemia, y donde la Junta ha adoptado medidas restrictivas sustancialmente más duras que en el resto d la región. Pues bien, éstas han surtido efectos han pasar de un millar de casos por día a estar por debajo de los 400 o 500, incluso menos que en Cádiz.

Especialmente grave para la provincia de Cádiz es el aumento de la mortalidad. Ya cada jornada la Junta reporta datos con incluso de dos dígitos. Así, en este periodo de restricciones hay que lamentar cerca de 70 fallecidos más.

En cuanto a la carga hospitalaria, esta sigue alta con especial incidencia en el Hospital de Jerez. El viernes estaban hospitalizadas 371 personas, casi medio centenar más, de las que 57 estaban en la UCI, doce más.

Con todo, hasta el viernes pasado la provincia había reportado 21.687 contagiados, con pruebas pcr. Son 5.000 más desde las nuevas restricciones, lo que supone el 25% de todos los afectados desde el inicio de la pandemia en el pasado mes de marzo.

Analizando todos estos datos es evidente que la provincia de Cádiz no puede verse reflejada en el mensaje de Moreno de que "vamos por el buen camino". El mismo presidente advirtió que en la comisión de expertos de este domingo  podría haber algún cambio en la "movilidad local" en función de los datos epidemiológicos de cada zona.

Así, no cabe descartar que se pueda adoptar alguna medida extra en la provincia, reforzando las restricciones y controlando aún más la movilidad, una vez se ha comprobado que las medidas adoptadas hace dos semanas no están surtiendo efecto de la forma adecuada.

Esta hipótesis tendrá en cuenta la situación de los distintos distritos sanitarios, muy dispar en la provincia.

Así, el distrito sanitario de la Bahía de Cádiz-la Janda, el más poblado con 512.000 habitantes, es el que soporta con diferencia una tasa de incidencia más baja, con 278,4 casos por 100.000 habitantes. Aquí hay que resaltar el negativo tirón sufrido por la capital, que cerró el viernes con 343 casos por 100.000 habitantes, 60 más en un solo día. También alerta la situación en El Puerto, con 358,6, mientras San Fernando se mantiene estable con 224,3.

Frente a ello, la situación más delicada se da en la Sierra, con 623,5 casos por 100.000 habitantes y donde hay localidades que se mantienen desde hace días por encima de los 1.000 casos.

Igualmente grave es el efecto de la enfermedad en el distrito de Jerez-Costa Noroeste, con una tasa de incidencia de 430,1. Aquí preocupa el estado de Jerez, la ciudad más poblada de la provincia y que tiene una tasa que ha superado los 700 casos, acercándose peligrosamente al millar que tiene Granada.

En el Campo de Gibraltar la tasa se encuentra en 326.

Son todos ellos datos muy malos que tocarán de lleno al inicio de la campaña de Navidad, empezando por el próximo Black Friday, que se celebra el próximo viernes (y que en Francia han retrasado unos días) y sobre todo al puente del Día de la Constitución.

En sus declaraciones realizadas en Málaga este viernes, Juanma Moreno, manifestó que  que la Junta intentará que sea una Navidad "entre comillas lo más normalizada posible", pero ha hecho hincapié en que "las Navidades de este año no van a ser como las de 2019". Y ha agregado que "van a existir limitaciones en Navidad porque en cinco semanas no creo que el virus baje tanto como para abrir las restricciones". 

Dejo claro que a falta de tratamiento y vacuna, las únicas herramientas para contener la propagación del virus son las restricciones a la movilidad. Ha insistido en que "si se abre el grifo", hay un crecimiento de la pandemia, de las hospitalizaciones, de los ingresos en UCI y de las muertes. En cambio, ha insistido que las restricciones, aunque tengan un impacto negativo sobre la economía, reducen los nuevos contagios.

"Por lo tanto, lo razonable es que la movilidad sea limitada. No parece razonable que la movilidad sea amplia", ha resaltado. No obstante, ha admitido que podría haber algún cambio en la "movilidad local" en función de los datos epidemiológicos de cada zona, aunque ha aclarado que esas decisiones se tomarán según lo que determinen los expertos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios