seguridad | el control de la pandemia del covid-19

Coronavirus Cádiz: Gran parte de las sanciones por desobediencia quedan sin efecto

  • La Orden del 4 de agosto de la Junta reglamenta cada una de las sanciones que antes se estaban acogiendo a la Ley de Seguridad Ciudadana

Agentes de la Policía Local patrullan a pie por la calle Columela. Agentes de la Policía Local patrullan a pie por la calle Columela.

Agentes de la Policía Local patrullan a pie por la calle Columela. / Julio González

La necesidad de parar la expansión del coronavirus ha obligado a imponer una serie de medidas con el objetivo de evitar los contagios. Tanto en el confinamiento de la primera de ola del Covid-19 como con las restricciones que se han ido ordenando posteriormente, las fuerzas y cuerpos de seguridad han tenido que sancionar las actitudes de los ciudadanos que no han querido cumplir con las normas dictaminadas. Sin embargo, la materialización de las sanciones se ha realizado por diferentes vías durante el primer estado de alarma y en el periodo abierto desde que decayó el mando único nacional. En la primera etapa, las denuncias se circunscribieron a la Ley de Seguridad Ciudadana, siendo el objeto de gran parte de ellas la desobediencia, mientras que desde que se desarrolla la cogobernanza se han tipificado cada una de las actitudes que pueden ser sancionadas.

Esto, tal y como confirma el superintendente jefe de la Policía Local de Cádiz, Juan Manuel Padilla, está provocando que buena parte de las multas que se interpusieron durante el primer estado de alarma estén siendo recurridas y quedando sin efecto. Padilla explica que en la actualidad "las sanciones las pone la Junta de Andalucía a través de la Delegación de Salud a raíz de la Orden del 4 de agosto, en la que sí se tipifica una sanción según el tipo de conducta y se reglamenta el procedimiento sancionador".

Por contra, el responsable del cuerpo municipal resalta que "en el primero estado de alarma era el Estado quien denunciaba y lo estaba haciendo por la Ley de Seguridad Ciudadana, a partir de la cual se estaba denunciando por desobediencia. Y ahí es donde está el problema. ¿Esto es desobediencia?".

Ante esto, Padilla argumenta que "muchos juristas pensaban desde el principio que ahí no existe desobediencia ya que requiere que el agente haya notificado previamente que eso no se puede hacer y si aún lo siguen haciendo, te denuncian por desobediencia".

El superintendente jefe de la Policía Local de Cádiz considera sobre este asunto que no es válido "decir que ya está publicado en el Diario y que todo el mundo sabe que hay que llevar mascarilla porque te pueden decir que no leen la prensa o no ven la tele a la hora de poner una sanción". Por este motivo, mantiene que "estas denuncias no se tenían que haber puesto por la Ley de Seguridad Ciudadana", lo que se corrobora al constatar que "los recursos de muchas de estas denuncias se están ganando en los contenciosos".

De hecho, Padilla indica que a sus agentes "les di la orden de que cuando pusieran una denuncia no lo hicieran en base a ninguna ley ni artículo, sino que denunciaran la infracción de no llevar mascarilla o de incumplir el confinamiento en el domicilio y ya después fuera el instructor el que viera en qué ley encaja mejor cada una de las infracciones".

Una vez que decayó el mando único tras el primer estado de alarma, Padilla afirma que ahora las sanciones "sí han quedado bien articuladas en la Orden de la Junta de Andalucía de 4 de agosto", por lo que ya no está habiendo ningún tipo de problema en la tramitación de las denuncias. Esto hace que "ya puedes denunciar en función del artículo tal, ya que está ahí bien recogido".

Uno de los ejemplos que Padilla pone es el de la realización de fiestas privadas en los hogares superando el número de personas permitidas. "La Junta ya diferencia en la Orden concentraciones de entre seis y 15 personas como falta leve, de entre 16 y 100 como falta grave y de más de 100 como falta muy grave, teniendo una sanción distinta cada una", incide.

Con todo, Padilla finaliza reconociendo que "de todo se aprende, ya que son cosas que surgieron de imprevisto y a la Subdelegación del Gobierno le cogió con el paso cambiado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios