DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Cádiz Un Carnaval interrumpido... ¿y otro en el aire?

  • Agrupaciones punteras mantienen sus dudas sobre volver a cantar este año

  • De hacerlo, estiman que las galas aplazadas se concentrarían en otoño

  • Javi Bohórquez y Vera Luque incluso ven peligrar el Carnaval 2021

La comparsa 'La chusma selecta' cantando en la plaza del Rey de San Fernando. La comparsa 'La chusma selecta' cantando en la plaza del Rey de San Fernando.

La comparsa 'La chusma selecta' cantando en la plaza del Rey de San Fernando. / Román Ríos

El domingo 8 de marzo se acabó el Carnaval 2020 en vivo hasta nueva orden. Ese día, las agrupaciones cantaron por última vez fuera de Cádiz antes de que el sábado siguiente, 14 de marzo, el Gobierno decretase el Estado de Alarma por la epidemia del coronavirus. Ahí se inició el rosario de actuaciones canceladas y, en su mayoría, aplazadas. ¿Hasta cuándo? Con el inicio de las desescaladas se abre ahora una ligera esperanza de volver a ponerse el disfraz. Pero los carnavaleros consultados por este diario, autores y directores de grupos punteros, no las tienen todas consigo. Todos estiman que de retormarse las actuaciones, estas no se celebrarán hasta finales de verano como muy pronto. La mayoría apuesta por el otoño como el periodo de concentración de los bolos aplazados. Volver a montarse en un autobús y llevar de nuevo por España las coplas gaditanas no será fácil. Porque dudan de la rentabilidad que para los promotores de festivales carmavalescos tengan espectáculos con un tercio del aforo o máximo de 400 personas y se preguntan qué medidas de seguridad habría para los componentes sobre el escenario y en los camerinos. Incluso dos de ellos, Javi Bohórquez y Vera Luque, temen abiertamente por el desarrollo normal del Concurso del Falla y el Carnaval 2021 si antes no encuentran una vacuna contra el Covid-19. De esta manera también se manifestó Nandi Migueles en Diario de Cádiz hace escasas fechas.

Uno de los fijos cada año en la carretera es El Selu, este año autor de la chirigota ‘Estrés por cuatro’. Dice que junto a los promotores están “reubicando las fechas” para “intentar que aunque sea a final de verano con una parte del aforo hacer lo que podamos”. El grupo tiene aplazados varios compromisos, algunos en Madrid, con la intención de recuperarlos en otoño. “Tenemos todo pendiente y nos iremos adaptando a las circunstancias”, destaca. “A ver si abren la veda a final de verano con una parte del aforo. Yo creo que se aglutinará todo a final de año”, apostilla.

Sobre el futuro del Carnaval 2021 no cree que peligre. “Se hará seguro y empezaremos a ensayar como siempre. Ahora ya todo son conjeturas sin criterios médicos. Están los positivistas y los negativistas, y yo me he unido al primer grupo”, destaca.

Javi Bohórquez es el director de ‘La eterna banda del Capitán Veneno’, el homenaje en forma de antología que este año ha preparado su grupo a Juan Carlos Aragón. Esta agrupación es avanzadilla en la profesionalización de las agrupaciones y en la manera de organizarse para cantar allende Cortadura, por lo que Bohórquez es una voz autorizada en estos menesteres. Es muy claro en sus apreciaciones. “No hay posiblidad de retomar las actuaciones con un tercio del aforo. No es económicamente viable. Si hablamos de festivales con cuatro grupos o más, estos tienen costes elevados. No solo pagar a las agrupaciones, también personal sanitario, seguridad, equipos de sonido, iluminación, alquiler de sillas... Con el aforo a un tercio es imposible”, afirma. El veterano director añade que “el mundo del espectáculo está tocado y herido de muerte hasta que no encuentren la vacuna porque nos dedicamos, en muchos ámbitos, a aglomerar a gente”.

Dice no tener constancia de promotores que tengan intención de montar nuevos espectáculos por su cuenta. “Otra cosa es que te llaman para cantar en eventos que dan los ayuntamientos, pero te dicen que se cierran las fechas, aunque será difícil. Promotores buscando agrupaciones para fiestas municipales, sí hay”, aclara. Sobre el futuro de las agrupaciones este año piensa que “podremos cantar grupos en solitario en Cádiz, alquilando sitios espaciosos. Sería rentable hacerlo en la provincia, incluso Cádiz. Depende mucho del turismo. Si no vienen de otras provincias a ver Carnaval, lo veo complicado”. Y lanza un mensaje de preocupación. en consonancia con su compañero Vera Luque: “Pienso que hasta el Carnaval 2021 está en peligro si no descubren antes la vacuna. Creo que se celebraría el Carnaval 2021 si se aplazara al mes de mayo, por ejemplo. Pero sin vacuna lo veo difícil”.

‘La eterna banda del Capitán Veneno’ en la carpa de la Alameda de Chiclana. ‘La eterna banda del Capitán Veneno’ en la carpa de la Alameda de Chiclana.

‘La eterna banda del Capitán Veneno’ en la carpa de la Alameda de Chiclana. / Sonia Ramos

“Nosotros hemos tenido algún ofrecimiento estos días para agosto. Entiendo que en base a lo del aforo máximo de 400 personas. Estamos en fase de decir que sí, pero personalmente lo veo complicado”, señala José Antonio Vera Luque, autor del primer premio de chirigotas de 2020, ‘Los Cadizfornia’. Añade que “un sitio donde quepan 400 personas respetando la distancia de dos metros debe ser un sitio muy grande. Tienen que caber el triple mínimo. Y que además el límite de 400 posibilite que el promotor pueda ganar dinero y pagar a los grupos. 1.200 para sacar rendimiento a 400 entradas. Difícil”. Otro asunto preocupa a Vera. “Aparte, puede haber público separado, que puede ser raro, pero habrá que acondicionar a los que cantamos. Eso es más complicado. ¿Va estar, por ejemplo, una pareja en el público separada dos metros y nosotros arriba cantando juntos? ¿Se va a cantar con o sin mascarilla? Con mascarilla no vale ná. Y no vamos a cantar separados. Lo que hacemos es peculiar, no somos un solista o un grupo de tres o cuatro. Y los camerinos tendrán que estar acondicionados para separar a cuatro, cinco grupos”, argumenta.

No tiene claro si habrá actuaciones a medio plazo. “Habrá que esperar qué pautas nos dan. Además, antes de empezar a cantar tendremos que tener un tiempo de ensayo porque llevamos mucho sin cantar. Y eso es otro tema. Ensayamos en un colegio, que está cerrado. Y las dimensiones suelen ser pequeñas”, apunta. Estima el chirigotero que “el promotor es el que va a invertir. Y sabrá si le merece la pena el gasto. Las actuaciones suspendidas desde marzo se están aplazando, muchas, a octubre y noviembre. Esperaremos a ver cómo sigue todo”.

Vera Luque va a más y habla de una “una incertidumbre enorme con el año 2021. Porque no cantar este año, pues bueno, otras veces no has pegado en el Falla y no has cantado mucho, no pasa nada. Si se suspenden las actuaciones, no podemos hacer nada. Pero me preocupa el año que viene más que las actuaciones de ahora”. Dice esperar que “los responsables de organizar el Carnaval estén diseñando un plan B. Aunque vayamos saliendo poco a poco de esto, el Carnaval es una fiesta que requiere muchedumbre. Hay que tener claro si eso en febrero va a ser posible. No me imagino el pregón con parcelas en San Antonio. Y del Concurso, un Falla a un tercio de entrada es una pena, sería un desperdicio de año”.

Vera pone también sobre la mesa “las complicaciones” de los ensayos. “Reunirse para cantar, son reuniones. Puede ser complicado. Y con estas premisas y un Falla a medio gas, tampoco sería chocante atrasar las fechas de Carnaval de forma extraordinaria. Prefiero hacer un concurso en septiembre a plenitud que uno en febrero a medias tintas. Económicamente Cádiz no se puede permitir un Carnaval así. Ojalá no haya que llegar a esto, pero hay que ser previsor”, concluye.

La comparsa de Antonio Martínez Ares es de las agrupaciones más seguidas más allá de la Tacita. Como es lógico, ha sido una de las más afectadas por las cancelaciones de los espectáculos de Carnaval. Su director, Rafa Velázquez, no pierde la ilusión de volver a cantar. “Tenía perdidas todas las esperanzas de que ‘La chusma selecta’ volviera a cantar este año, pero ahora se ve alguna posibilidad. Estamos estudiando las opciones con promotores y creemos que sí. Pero hay dudas porque se están tomando medidas para el espectador, pero no para los que cantamos. No podemos cantar con distancias. Eso queremos tenerlo claro. A ver cómo se subsana eso”, explica. La agrupación no tiene suspendida “casi ninguna gala” y para finales de año “se han ido retrasando muchas”. “Desde finales de junio en adelante tenemos casi todos los fines de semana ocupados, a ver qué pasa. Es cierto que han llamado interesándose por nuestra disponibilidad, pero ahora mismo es complicado dar nuevas fechas, porque ni sabemos qué pasará con las que ya están cerradas”, expone Velázquez

Volviendo a las medidas de seguridad declara que “desconocemos qué medidas tomarán para grupos de más de diez personas en un escenario. Estamos viendo un nuevo formato de actuaciones que podría valer para el futuro”. En cuanto a la rentabilidad de los espectáculos con las restricciones sanitarias Velázquez se pregunta, para finalizar, “a ver de qué manera le salen los números a los promotores. Con un tercio de entradas, complicado. A ver si entre todos damos facilidades: autoridades, promotores y artistas. Por nosotros no va a quedar. Y llegar a final de año con algunas galas, que sería beneficioso para todos. Y para quitarnos las penas y el mal trago que hemos pasado”.

Otro de los clásicos del verano en la tourné de las coplas es Ángel Subiela, este año director de la comparsa ‘Los listos’. El laureado comparsista asevera que “en principio hay que seguir la evolución de la epidemia. Será complicado, porque la mayor parte de las actuaciones de verano se han aplazado a otoño. Eso es lo que me trasladan los que nos contratan”. Y deja caer que “si no se pudiera cantar este año, se podrían trasladar actuaciones al año que viene si no hubiese concurso. Estamos a la espera”. La comparsa tiene compromisos concertados para septiembre, octubre y noviembre, “Pero está todo en el aire. Hay muchas galas aplazadas y con todas las entradas vendidas, pero no se sabe cuándo se van a poder celebrar”, admite.

Como el resto de entrevistados, Subiela dice que su comparsa está “a la espera de las condiciones que nos impongan, del aforo también. Intentaremos que se celebren con el mayor número de espectadores posible. El tercio de un aforo de 4.000 personas podría ser rentable… y tengo mis dudas. Y con pocas agrupaciones, claro”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios