Patrimonio abandonado El Ayuntamiento no requirió que se apuntalase la Escuela de Arte

  • Fue la Consejería de Cultura y Patrimonio de la Junta la que lo decidió y lo ejecuta

  • El edificio es de propiedad municipal, pero está en manos de la administración andaluza, que no atiende las reclamaciones de reversión para la ampliación del Museo

Puntales, vistos desde uno de los balcones de la fachada del edificio a la Plaza de Mina. Puntales, vistos desde uno de los balcones de la fachada del edificio a la Plaza de Mina.

Puntales, vistos desde uno de los balcones de la fachada del edificio a la Plaza de Mina. / Lourdes de Vicente

Comentarios 1

Pese al evidente mal estado del edificio y a ser todavía su propietario, aunque no su usufructuario, el Ayuntamiento de Cádiz no requirió el apuntalamiento de la antigua Escuela de Arte, sino que fue la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía la que lo decidió y la que lo está ejecutando.

Así lo confirmaron ayer a este periódico fuentes municipales y lo corroboró la Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico a través de un comunicado. El edificio se encuentra aún en manos de la Junta, pese a que el Ayuntamiento viene reclamándole su reversión desde 2012 para cederlo al Ministerio de Cultura, que es el que debe decidir si ampliará definitivamente el Museo de Cádiz.

La delegada territorial en Cádiz, Mercedes Colombo, ha explicado a través de ese escrito que ha sido la consejería la que ha actuado sobre el antiguo edificio. “Era necesario apuntalar los techos para evitar posibles deterioros futuros y de cara a una futura ampliación del Museo de Cádiz”, dijo.

“Actuaremos también en el futuro en ese edificio porque creemos muy importante para la ciudad de Cádiz y para la provincia la ampliación del museo”, añadió. Y matizó: “lo que no se puede es estar siete años inactivos con este proyecto como se ha estado con el anterior Gobierno andaluz”.

Las actuaciones consisten en acondicionar los espacios y evitar el deterioro de las techumbres. De momento se ha desescombrado, se ha limpiado parte de los techos, fundamentalmente de escayola que habían cedido, se han retirado y se han apuntalado para evitar que de cara a las próximas lluvias que puedan venir en el otoño e invierno, pueda ir a peor.

Desde la delegación territorial se explica que de momento se quiere garantizar la estabilidad de las estructuras. Básicamente para evitar más daños en esa zona se ha retirado la biblioteca de la academia. Se ha trasladado al otro ala del mismo edificio. Se han retirado también los lienzos que decoraban los techos de esa biblioteca y todos los falsos techos que han ido cayendo y se han asegurado todas las estructuras de viga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios