El carril bici en Cádiz

La Vuelta Ciclista a Cádiz

  • El trazado del Paseo entre Cortadura y la muralla está ya casi terminado

  • El carril bici supera los 15 kilómetros en toda la ciudad

El carril bici rumbo al casco antiguo desde el Paseo Marítimo El carril bici rumbo al casco antiguo desde el Paseo Marítimo

El carril bici rumbo al casco antiguo desde el Paseo Marítimo / Jesús Marín

Lo que era un sueño hace apenas dos años comienza a ser ya una realidad. La modernización de la ciudad genera cambios que, a una parte de los vecinos, les puede parecer ahora absurdos y exagerados, pero que con el tiempo acaban normalizándose dentro del día a día.

Pasó con el inicio de la peatonalización del casco histórico hace treinta años, pasó con el derribo de las casetas de la playa y pasó con la construcción de un nuevo puente sobre la Bahía.

Es pura evolución. Y en esta evolución juega ya un papel destacado la puesta en servicio del carril bici. Una apuesta por una ciudad más sociable, ambientalmente más limpia, menos ruidosa, aunque se choque, al principio, con la modificación de la ubicación de las plazas de aparcamiento allí por donde ahora pasa el nuevo trazado ciclista.

Las obras ejecutadas se extienden ya por toda la ciudad. Desde hace apenas unos días se puede ir en bicicleta, por su carril, desde la glorieta de Ingeniero La Cierva hasta la plaza de Sevilla tras la apertura de todo el tramo entre Asdrúbal y la muralla. Un camino que pronto se extenderá hasta Cortadura pues el ritmo de peatonalización del segundo tramo del Paseo Marítimo se ejecuta rápido a fin de que esté terminado en junio. Ojo, que aquí el carril bici no irá por su característico trazado de color verde. Se compartirá espacio, delimitado mediante chapas (como ocurre con la avenida de la Constitución de Sevilla), con peatones (que tendrán prioridad en todo el recorrido) y el tráfico de necesidad (emergencias y accesos a subterráneos). Será un claro ejemplo de convivencia.

La conexión transversal del carril por extramuros ya existe en algunos tramos. Por Varela y por Trille se unen los dos paseos y la avenida de Juan Carlos I, mientras que se trabaja en la unión a través de la avenida de A Coruña, y se inicia la complicada conexión a través del barrio de Astilleros hasta Santa María del Mar.

El carril ha llegado al casco antiguo bajando por la Cuesta de las Calesas. La esquina con la plaza de Sevilla es igualmente complicada pues en un espacio muy reducido deben compartir suelo el peatón, la parada del autobús urbano, el carril bici y el giro de los coches que van hacia la plaza de Sevilla.

Desde aquí, y tras el mordisco que el carril se le ha dado a los jardines de esta plaza, el ciclista tiene la posibilidad de conectar con la avenida de Astilleros, en obras todavía y con la incógnita de cuándo se podrá urbanizar de forma definitiva, o a través del muelle Ciudad, ya asfaltado y pendiente de instalar la valla de seguridad que lo separe del suelo portuario.

Se trabaja también en la zona del Parque Genovés. Todo el trazado de circunvalación del casco histórico va a ser especialmente laborioso, tanto por la densidad de tráfico que soporta esta ronda como por la eliminación de una importante cantidad de aparcamientos. En el otro extremo de la ciudad, la bicicleta ya se puede utilizar como medio de transporte para llegar al complejo Elcano.

Con lo ya existente de la etapa de gobierno del PP y lo ya ejecutado, Cádiz disfruta de una red de carril bici que supera los 15 kilómetros de longitud, cifra que se incrementará notablemente cuando todo esté listo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios