Cádiz

Hat-trick a favor de Carranza

  • El proceso de cambio de nombre del estadio se ve amenazado por tres frentes distintos llegados en los últimos días

Aficionados cadistas, ante el estadio Ramón de Carranza. Aficionados cadistas, ante el estadio Ramón de Carranza.

Aficionados cadistas, ante el estadio Ramón de Carranza. / Fito Carreto

Hat-trick a favor de Carranza. El empeño del equipo de gobierno de cambiar el nombre del estadio de la ciudad sigue chocando con la negativa de una parte de la ciudadanía que no quiere desligar a ese edificio municipal de su histórica denominación; y la única concesión que permiten sería perder el “Ramón de” y quedarse con Carranza, a secas. En este objetivo, el proceso de participación ciudadana para elegir el nuevo nombre se ve en la actualidad amenazado por tres frentes diferentes que amenazan con que esa propuesta de Adelante Cádiz salga definitivamente adelante.

La primera de las acciones en contra del proceso habilitado por el Ayuntamiento ya la desveló este medio hace unos días y señala directamente al incumplimiento de la Ley de Protección de Datos para solicitar la suspensión del procedimiento que se está llevando a cabo a través de una web de Onda Cádiz Televisión. Los que denuncian este incumplimiento señalan que el Ayuntamiento no puede acceder al padrón a comprobar los datos personales de ningún ciudadano, y así lo han denunciado ante la Agencia de Protección de Datos, que deberá pronunciarse al respecto.

La segunda acción ha sido dirigida directamente al propio Ayuntamiento, al que se pide igualmente la anulación del proceso de elección del nuevo nombre al entender que además de la Ley de Protección de Datos se incumplen otras normativas, como la de Participación Ciudadana, acceso de los ciudadanos a trámites electrónicos, las propias leyes de Memoria Histórica o la de Régimen Jurídico del Sector Público (al encomendar a Onda Cádiz una actuación que, en cualquier caso, corresponde al propio Ayuntamiento). Sobre esta reclamación tendrá también que resolver el Ayuntamiento, antes de que se inicien otras vías posibles.

En tercer lugar, son los grupos de la oposición los que también han movido ficha en torno al Carranza y su futuro. Primero fue el Partido Socialista, que ha anunciado que en el pleno del próximo viernes reclamará la elaboración de una ordenanza que regule el nomenclator de la ciudad, después de que en los últimos meses el equipo de gobierno esté desarrollando procesos bien distintos para cambiar distintos nombres de avenidas, teatros y estadios. Un proceso, dicho sea por otra parte, que hasta ahora sí parecía regulado bastante claro mediante el estudio y aprobación de las propuestas por parte de una comisión de nomenclátor que posteriormente elevaba su dictamen al Pleno para que fuera refrendado.

A esta propuesta del PSOE se ha unido Ciudadanos, que reclamará el viernes en el Pleno que se suspenda el procedimiento en torno al nombre del estadio hasta que no esté elaborada y aprobada esa ordenanza de nomenclátor.

En este punto, cabe preguntarse si la aprobación por mayoría de esta moción de Ciudadanos el viernes supondrá irremediablemente que el estadio siga llamándose Ramón de Carranza, al menos por ahora; o si pese al resultado de la votación de esta moción, el equipo de gobierno hace oídos sordos y sigue con su plan de dar nuevo nombre al estadio pese al rechazo del Pleno. ¿Hasta qué punto obliga legalmente el acuerdo plenario, teniendo en cuenta que con excesiva asiduidad no se están cumpliendo casi ninguno de estos acuerdos? Además, cabe también preguntarse si el equipo de gobierno no optará por agilizar al máximo los trámites para que cuando se celebre el Pleno el viernes ya se haya acordado, e incluso cambiado (con la Avenida de la Sanidad Pública el cambio físico de los letreros se produjo en menos de 24 horas), el nombre del Estadio.

Así pues, el adiós a Carranza depende no de la votación ciudadana en marcha, sino de una reclamación registrada en el Ayuntamiento, de un pronuciamiento de la Agencia de Protección de Datos y del acuerdo que pueda adoptar el Pleno de la Corporación. Tres frentes abiertos contra el proceso habilitado por el equipo de gobierno. Un hat-trick a favor de Carranza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios