Carnaval de Cádiz 2019 Carnaval sin aparcamiento

  • Coincidiendo con la masiva llegada de visitantes el primer fin de semana, el Ayuntamiento restringe notablemente el número de plazas disponibles

Vallas prohibiendo aparcar en el entorno de la Plaza de Sevilla. Vallas prohibiendo aparcar en el entorno de la Plaza de Sevilla.

Vallas prohibiendo aparcar en el entorno de la Plaza de Sevilla. / Marcos Piñero

Comentarios 14

La ciudad abre sus puertas a un nuevo Carnaval. A partir de mañana, y especialmente en las jornadas de sábado y domingo, se contarán por miles las personas que vengan de fuera para disfrutar de la fiesta en la calle, siendo con toda seguridad los días en los que más afluencia de personas tiene la ciudad durante el año. Pese a ello, el aparcamiento –ya de por sí afectado en los últimos meses con las distintas actuaciones que se están llevando a cabo– se va a convertir en una misión prácticamente imposible.

Desde hace ya algunos días, las plazas disponibles han empezado a ser obstaculizadas por vallas y precintos, en un plan restrictivo que incluso ha adelantado las fechas inicialmente anunciadas (y que en un principio, por ejemplo, iba a prohibir el aparcamiento en la zona de la Aduana los días 2 y 3 de marzo, aunque los cartel fueron ayer modificados por otros nuevos que impidan estacionar desde ayer mismo).

Todo el entorno de la plaza de Sevilla estará libre de coches y motos estacionados, según el plan que puede leerse en los distintos carteles informativos que cuelgan de señales, farolas y árboles. Las motos no pueden estacionar en la plaza de Sevilla, ni delante del edificio de La Aduana, ni tampoco delante del monumento del Trimilenario. Y los coches tampoco pueden estacionar en esa zona, ni podrán tampoco hacer uso de la bolsa de estacionamiento regulado como zona naranja habilitada hace unos meses junto a la Cuesta de las Calesas (desde las tres de la tarde del sábado hasta las nueve de la mañana del domingo).

Este levantamiento del aparcamiento se suma al que afecta desde hace días a la Cuesta de las Calesas (donde se está implantando el carril bici) o al que se suprimió ya en la Avenida de Astilleros. En este punto, además, la instalación de la carpa junto a la antigua estación de trenes ha provocado una pérdida de una treintena de plazas de la bolsa de aparcamiento recientemente adecentada por el Ayuntamiento.

A esta reordenación con motivo del Carnaval se suma la sangría de plazas que sufre la Avenida principal al ser escenario de la cabalgata del próximo domingo, señalizándose desde hace varios días que los coches no podrán estacionar desde el Estadio hasta las Puertas de Tierra desde el sábado por la mañana hasta el lunes.

Frente a todas estas limitaciones al aparcamiento, el Ayuntamiento no ha establecido ninguna bolsa de aparcamiento disuasorio de cara a estas fiestas y ante la previsible llegada masiva de visitantes que no sólo vienen a bordo de autobuses (para los que sí se han habilitado hasta tres bolsas de estacionamiento en el Paseo Pascual Almirante Pery en la Punta de San Felipe, en la propia estación de la Avenida de Astilleros y en el solar de la antigua Construcciones Aeronáuticas, en Puntales).

Aparcar durante este Carnaval será, por tanto, misión imposible, por lo que prácticamente cualquier espacio libre de la ciudad será sensible de ser ocupado por un coche o una moto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios