Catedral de Cádiz El Cabildo ultima nuevos proyectos para el monumento más visitado

  • Plantea la restauración de una de las capillas de la Catedral y de distintas obras de arte

  • Las visitas en 2018, un total de 287.680, cayeron algo más del 8% respecto al año anterior

Visitantes en la exposición Traslatio Sedis celebrada el pasado año en la Catedral Visitantes en la exposición Traslatio Sedis celebrada el pasado año en la Catedral

Visitantes en la exposición Traslatio Sedis celebrada el pasado año en la Catedral / Imagen de la exposición.

Comentarios 7

La Catedral se ha consolidado ya como el monumento más visitado de la ciudad. Y lo hace además con cifras que sobrepasan de largo las del resto de monumentos y espacios abiertos a las visitas de turistas y gaditanos. Tanto es así, que en 2018 mantuvo ese liderazgo en el ranking cultural y patrimonial a pesar de perder algo más del 8% de visitantes respecto al año anterior. En concreto, accedieron al principal templo de la diócesis el pasado año un total de 287.680 personas, según los datos del Obispado. 25.718 personas menos que las que visitaron la Catedral en 2017.

Estas cifras reafirman el interés cultural y patrimonial que tiene esta iglesia y que en los últimos años se ha visto incrementado por una gestión más profesionalizada (merced a un contrato entre el Cabildo Catedral y la empresa Artisplendore). De manera paralela, además, el Cabildo ha intensificado el programa de actuaciones que ya tiempo atrás se acometía y que está sirviendo para mantener y poner en valor la Catedral mientras siguen sin llegar fondos del Estado o de la Junta en los últimos años.

De hecho, varios son los proyectos en los que está trabajando actualmente el Cabildo en relación a este templo. Posiblemente el de mayor calado sea la restauración de una de las capillas de la Catedral; en concreto, el deán, Ricardo Jiménez Merlo, ha adelantado que se trata de la capilla del Sagrado Corazón de Jesús, presidida por esta representación en bronce cuya factura responde al reconocido escultor Mariano Benlliure. La intervención en esta capilla coincide en el tiempo con la conmemoración del centenario de la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús, por lo que el Cabildo quiere sumarse con estas obras a la efeméride. Además, Jiménez Merlo ha añadido que la intervención planteada contempla también la restauración de las imágenes de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier que ocupan las paredes laterales de la citada capilla.

Junto a esta intervención de cierto calado, el deán cita también el proyecto de recuperación de la policromía original de los ángeles lampareros del altar mayor de la Catedral.

En ambos casos, traslada que se están tramitando los permisos necesarios para poder acometer estos trabajos, que se sumarían a los que se vienen desarrollando de manera constante en la Catedral, tanto en el inmueble en sí como en el amplio y valioso tesoro artístico que posee.

En este último sentido, Ricardo Jiménez realiza un repaso a las últimas actuaciones que se han ejecutado o que actualmente están en proceso. De todas ellas destaca la restauración de las imágenes de marfil de San Servando y San Germán, que popularmente se conocen como los chinos “y que podremos culminar dentro de poco”, ha indicado. En relación a los Patronos también señala el deán la adquisición y posterior restauración de un cuadro pintado por Francisco Javier Riedmayer en 1806 y que ya está expuesto en el museo catedralicio de la Casa de la Contaduría –donde, por cierto, se han realizado obras de rehabilitación y acondicionamiento de algunas de las salas–.

Además de este cuadro son otros del tesoro del Cabildo los que también se han intervenido, destacando Jiménez Merlo el de San Firmo que pudo verse en la exposición Traslatio Sedis que conmemoraba el 750 aniversario del traslado de la sede episcopal a la capital gaditana. Otros trabajos de restauración reseñados son las campanas de la torre de Poniente (que se estrenaron la pasada festividad del Corpus) o las imágenes de Santa Clara de Asís y San José que están expuestas en la sacristía “y que tienen un importante valor artístico”.

Todas estas actuaciones reflejan que el Cabildo parece haber encontrado y consolidado una fórmula que funciona a la perfección en la Catedral: ha profesionalizado el servicio de visitas turísticas, disparando el número de personas que cada año accede al interior del templo, y esa actividad genera unos beneficios que se utilizan para mantener y conservar el edificio y el patrimonio que atesora en su interior.

De hecho, la Catedral duplica el número de visitantes que recibió en 2018, por ejemplo, el Teatro Romano (134.000 personas, lo que suponía un récord de visitas para este enclave histórico) y se sitúa muy por encima de otros edificios de la ciudad tanto civiles (como el Museo Provincial, con 118.000 visitantes; o el Castillo de Santa Catalina, que hasta septiembre había recibido 150.026 visitas) o religiosos (como el Oratorio de San Felipe Neri, sede de la Constitución de 1812, que alcanzó la cifra de 20.116 visitantes durante el pasado; o el oratorio de la Santa Cueva con sus espectaculares capillas alta y baja y las pinturas de Goya, que recibió a 10.181 personas, según datos que traslada el Obispado).

Traslatio Sedis fue visitada por 170.000 personas

La exposición Traslatio Sedis que convirtió la Catedral en un museo sobre la historia diocesana entre junio y diciembre recibió a un total de 170.000 personas, de esas 287.680 que entraron en la Catedral a visitarla –no se contabilizan aquellas personas que acceden a los cultos que se celebran en el templo– el pasado año.

Este dato confirma, por tanto, el éxito de una muestra que ha marcado un hito en la Iglesia gaditana, reuniendo casi un centenar de piezas excepcionales que explicaban la realidad de la diócesis a través de sus 750 años de historia y del arte patrimonial atesorado en este tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios