Catedral de Cádiz El Cabildo retoma con sus propios fondos la rehabilitación de la Catedral

  • Tras años esperando financiación por parte de las administraciones, los gestores del templo van a intervenir dos capillas en su totalidad

  • Sigue también el plan de restauración de piezas

Numerosos visitantes en el coro de la Catedral, esta semana. Numerosos visitantes en el coro de la Catedral, esta semana.

Numerosos visitantes en el coro de la Catedral, esta semana. / Jesús Marín

Comentarios 2

Había un proyecto amplio y completo incluido en ese plan de catedrales a nivel nacional que se perdió por el camino de estos últimos años. Había una expectación cada año para ver si los presupuestos generales destinaban alguna partida para hacer obras. Había una confianza en el 1% cultural. Pero todo eso se ha esfumado. Después de años de espera, la Catedral de Cádiz sigue sin recibir ningún tipo de ayuda para el mantenimiento, conservación y rehabilitación del que es principal monumento de la ciudad (y el que más visitas recibe, con creces).

Ante esta situación, el Cabildo Catedral ha decidido afrontar con sus propios recursos la rehabilitación del templo. Los canónigos han dado un paso más en el proceso de restauración y puesta en valor de todo lo relacionado con este templo, y va a acometer en breve la rehabilitación integral de dos de sus capillas. En concreto, el Cabildo tiene ya aprobados los proyectos de rehabilitación de las capillas de la Asunción y del Sagrado Corazón de Jesús.

La primera de estas capillas –que es la primera capilla que se localiza en la nave de la izquierda según se entra en el templo por alguna de las puertas de la fachada principal– tiene la relevancia de que se trata de la única capilla que reproduce el proyecto original que Vicente Acero ideara para la Catedral (celebrándose allí la primera misa en marzo de 1775). Está presidida por un retablo de mármol italiano de estilo barroco sustentado en columnas salomónicas que habría que desmontar al completo para mejorar la seguridad de los anclajes y ensambles, por lo que sería una operación costosa y delicada.

La segunda capilla cuyo proyecto de rehabilitación está ya aprobado es la del Corazón de Jesús, cuyos paramentos ciertamente presentan un estadio de deterioro que evidencia la necesidad de intervenir. La intención del Cabildo era que pudiera rehabilitarse en su totalidad (incluyendo la escultura del Corazón de Jesús de bronce realizada por Benlliure en 1935 y las imágenes de San Francisco Javier y San Ignacio de Loyola que se localizan en los laterales de la capilla y que son de mediados del siglo XVIII) de cara a la celebración del centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús que se va a celebrar en los próximos meses.

En ambos casos, el inicio de los trabajos está a la espera de que la comisión de Patrimonio de la Junta de Andalucía de el visto bueno a los proyectos, teniendo en cuenta la catalogación de la Catedral como Bien de Interés Cultural y la tramitación que eso conlleva para actuaciones de este tipo.

Anteriormente, conviene recordar, el Cabildo ya se encargó de la rehabilitación de las cubiertas, una actuación que se consideraba fundamental para evitar posibles problemas de filtraciones de agua y otros derivados de una mala conservación de la zona alta de la estructura del edificio. Por parte de las administraciones, no se aporta financiación para el mantenimiento de este edificio patrimonial desde el año 2011, cuando finalizaba una partida plurianual de 450.000 euros que sirvió para rehabilitar la Sacristía Baja.

Precisamente, desde el Cabildo se indica que si esa partida económica fue necesaria para resanar y asegurar la conservación de la piedra de un espacio tan reducido como la sacristía, ¿qué cantidad se necesitaría para intervenir los 3.000 metros cuadrados de cubiertas que tiene la Catedral y poder así plantear la retirada de las redes de protección actuales?

Además de estos trabajos de rehabilitación, el Cabildo prosigue con su ambicioso programa de recuperación y conservación de piezas artísticas, sumando en la actualidad una decena de proyectos en marcha.

Todo ello se financia gracias a los beneficios que se obtienen de las visitas turísticas, que se han convertido en fundamental para la conservación del monumento más relevante de la ciudad ante la falta de apoyo institucional público y privado.

La opinión del deán

El deán de la Catedral se muestra muy satisfecho con el nivel de reconocimiento y de acogida que está teniendo el templo. “La exposición ha servido para que el público conozca mejor la Catedral, tanto el de Cádiz como el de fuera; parece que hemos dado un salto de calidad, y por eso el reto ahora es mantener ese valor ganado”, explica Ricardo Jiménez Merlo en relación a los proyectos en los que trabaja el Cabildo. Al hilo de esto, de hecho, el deán se propone el reto de “convertirse en un destino llamativo para fidelizar y ampliar el mercado actual”. “Cádiz es hoy una plaza turística. Pero el turismo fluctúa, y si no se cuida pueden surgir otras plazas”, advierte Jiménez, que considera que la ciudad debe “dar respuesta a los turistas respecto a los horarios de apertura o los días de la semana”. “Hay que dar la mayor oferta posible”, insiste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios