Catedral de Cádiz

La Junta de Andalucía no autoriza el proyecto de sustitución del suelo de la Catedral

  • El Cabildo tenía previsto sustituirlo por otro nuevo de mármol de similares características

Suelo de la Catedral

Suelo de la Catedral / Jesús Marín

El plan director que el arquitecto gaditano Juan José Jiménez Mata elaboró en 1987 para la Catedral, y que posteriormente se ha ido renovando en diversas ocasiones, incluye una intervención de calado en la solería del templo para recuperar el diseño original y para sustituir las losas actualmente dañadas. Esto último es una cuestión que viene preocupando al Cabildo y al propio obispo en los últimos tiempos.

Para solucionar el problema del suelo se contaba con un proyecto que incluía –aseguran los canónigos– la sustitución de las losas rotas y cuarteadas por otras de mármoles similares. Y es que el paso del tiempo, el trasiego diario de público y los cortejos y pasos procesionales que en Semana Santa hacen estación en el interior de este templo han hecho mella en la solería, siendo precisamente la girola el espacio que peor estado presente en la actualidad.

El objetivo era que el suelo luciera en perfecto estado de nuevo, y que de paso se recuperara el llamativo diseño original que recoge el plan director y que ha sido fruto de diversos estudios, principalmente por parte de Jiménez Mata.

No obstante, este proyecto se ha encontrado con la negativa de la Junta de Andalucía, que a través de la comisión de Patrimonio no autoriza a que se toquen las losas actuales de la Catedral, por lo que el Cabildo ha tenido que aparcar –al menos por ahora– este objetivo que se había marcado hace unos meses para seguir interviniendo y rehabilitando la Catedral conforme está previsto en los planes arquitectónicos elaborados desde finales de los años ochenta.

Esta negativa de la Junta de Andalucía se une a la ya planteada también desde hace años de proteger la fachada principal del templo con la instalación de una artística reja inspirada en la que en su día existió en la escalinata de acceso. En varias ocasiones la administración autonómica ha rechazado el proyecto presentado por el Cabildo, que ha insistido en aplicar esta medida de seguridad que evite el deterioro de la fachada o los actos vandálicos que con cierta periodicidad se producen sobre el monumento.

Estas dos actuaciones, precisamente, son dos de las de mayor calado o relevancia de cuantas están en la agenda del Cabildo. A ellas se suma la pretensión de habilitar el espacio situado entre las bóvedas como centro de interpretación de la propia Catedral o uso para exposiciones y otras actividades, ofreciendo una visión espectacular del templo catedralicio desde las alturas pero sin estar al aire libre. En este caso, el proyecto tuvo que ser paralizado por los problemas de acceso de las personas con movilidad reducida, para lo cual hay planteadas diversas soluciones pendientes de estudio detallado y permisos oportunos.

Por ahora, el Cabildo da por descartado el inicio de algunas de estas actuaciones de calado en el templo; aunque no descarta que tras el cambio de Gobierno en la Junta de Andalucía puedan reactivarse de nuevo estas intenciones, por si se han producido cambios de criterios o se pueden articular algunas puntualizaciones o variaciones que permitan, finalmente, que se pueda sustituir las losas dañadas por otras nuevas, rescatar la reja de protección de la fachada principal o habilitar algún tipo de acceso (ascensor o similar) al entrebovedado para que el público conozca otro espectacular espacio de la Catedral gaditana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios