Cádiz

El Ayuntamiento destinará una zona de Cortadura al nudismo en el año 2010

  • Las arcas municipales ingresarán más de 7.500 euros al año por cada plaza del futuro aparcamiento de plaza de Sevilla

Comentarios 42

El Ayuntamiento habilitará una zona para el nudismo en la playa de Cortadura para la próxima temporada estival tras la aprobación de una ordenanza que multaba esta práctica con hasta 750 euros.

La ordenanza prohibía el naturismo en todas las playas urbanas y en el caso de la única gaditana que no lo es, Cortadura, sí se podría practicar siempre y cuando se habilitara una zona para ello. Sin embargo, la ordenanza no lo hacía. Esta cuestión ha planteado bastante polémica -sobre todo a raíz de que la Policía Local empezara a advertir a los nudistas de la prohibición- y la Federación Española de Naturismo ha llevado el texto a los tribunales.

En el ámbito político, la reacción del PSOE ha sido pedir que se destine una zona al nudismo y la de Izquierda Unida, proponer que se eliminen las sanciones a esta práctica existentes en la ordenanza. La reacción popular ante estas propuestas -que se debatirán en el pleno que se celebrará la próxima semana- ha sido la presentación de una enmienda. En ella indica que, cuando se presente el plan de Explotación de Playas de 2010 a la Demarcación de Costas "se recoja en el mismo la habilitación de una zona nudista en la playa natural", es decir, en Cortadura.

Ni PSOE ni Izquierda Unida se mostraban ayer, tras la comisión informativa previa al pleno, satisfechos con esa enmienda. El plan de explotación es un documento anual, por lo que habilitar la zona por esta vía sólo garantizaría su permanencia un año: su continuidad en el futuro dependería de los siguientes planes. La ordenanza, en cambio, dura por tiempo indefinido, coinciden en señalar Marta Meléndez (PSOE) y Sebastián Terrada (IU).

Además del problema de la temporalidad, Terrada indica que él propuso algo parecido hace algún tiempo y la alcaldesa respondió que no era necesario porque la práctica se toleraba.

No es la única novedad que se conoció ayer en las comisiones informativas preparatorias del pleno ordinario. El equipo de gobierno popular anunció que llevará a la sesión del día 4 de septiembre, por la vía de urgencia, el pliego de condiciones para la construcción de la primera fase del aparcamiento subterráneo de la plaza de Sevilla.

Según explicó ayer el teniente de alcaldesa y presidente de la empresa municipal de aparcamientos (Emasa), José Blas Fernández, habrá un derecho de tanteo a favor de esta firma o de alguna empresa instrumental en la que participe mayoritariamente.

La concesión del aparcamiento, en todo caso, será por un plazo máximo e improrrogable de cincuenta años, durante los que habrá que pagar un canon al Ayuntamiento gaditano. El precio de salida (que mejorarán las ofertas de las empresas), es de 7.500 euros por año y plaza de aparcamiento, es decir, un mínimo de 4.132.500 euros anuales. La segunda fase saldrá a concurso posteriormente. Tiene menos plazas pero serán más caras, informa José Blas Fernández: un mínimo de 8.000 euros al año por cada una de los 407 estacionamientos del subterráneo.

El aparcamiento contará con dos plantas y, según las estimaciones del edil, las obras de la primera fase podrían iniciarse el próximo mes de enero. Sería la primera actuación que se realiza relacionada con la reordenación de la plaza de Sevilla, una pieza que se considera clave en la ciudad, más aún cuando entre en funcionamiento el segundo puente, que generará tráfico hacia la zona.

También acaba de aprobarse definitivamente la modificación puntual del planeamiento para esta plaza y está en exposición pública la reparcelación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios