Juicio de los ERE

El ex jefe del gabinete jurídico reprocha a la Fiscalía la "ametralladora" de acusaciones sorpresivas

  • Recuerda las palabras que Francisco del Río dijo cuando fue imputado: "Es el peor delito de que le pueden acusar a un funcionario y más cuando no lo ha hecho"

El ex jefe del gabinete jurídico de la Junta Francisco del Río Muñoz, fotografiado en una de las sesiones del juicio de los ERE. El ex jefe del gabinete jurídico de la Junta Francisco del Río Muñoz, fotografiado en una de las sesiones del juicio de los ERE.

El ex jefe del gabinete jurídico de la Junta Francisco del Río Muñoz, fotografiado en una de las sesiones del juicio de los ERE. / raúl caro / efe

La defensa del ex jefe del gabinete jurídico de la Junta Francisco Del Río ha reprochado este martes a la Fiscalía Anticorrupción la "ametralladora de acusaciones" sorpresivas que realizó en su informe definitivo en el juicio de los ERE y que, según esta defensa, no estaban incluidas ni en el escrito de conclusiones provisionales ni en el definitivo presentado por el Ministerio Público y que tampoco habían sido abordadas a lo largo del juicio.

El abogado Enrique del Río, que representa al ex jefe del gabinete jurídico de la Junta, ha criticado con contundencia esta "retahíla" de acusaciones realizadas por la Fiscalía en su informe. "Verter nuevas acusaciones que no han sido tratadas en el juicio y que no han sido en los escritos de conclusiones provisionales y definitivas genera total y absoluta indefensión y debe quedar proscrito de este procedimiento si estamos en un Estado de Derecho", ha aseverado el letrado.

Francisco del Río se enfrenta a una petición de diez años de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación y su abogado ha citado algunos ejemplos de esas acusaciones del Ministerio Público que, a su juicio, no han sido siquiera tratadas en la vista oral, como por ejemplo que le fuera remitido en 2005 el borrador del anteproyecto de Presupuestos, una afirmación con la que se intenta "generar una duda", puesto que "conocer" el borrador no puede considerarse como un delito de prevaricación.

También ha dicho que es incierto que como jefe del gabinete, los 70 letrados que conforman el gabinete le dieran cuenta de los distintos informes, y para ello ha recordado que el gabinete central estaba dividido en tres áreas -Consultivo, Contencioso y de Coordinación- con sus respectivos responsables.

El letrado ha añadido que la Fiscalía le acusó en su informe de no haber examinado los expedientes de las ayudas de la dirección general de Trabajo, y de no someter a seguimiento y control toda la actividad de la agencia IDEA, cuando en realidad es un "mero vocal" al que se pide que controle toda la actividad, y ha detallado que como jefe del gabinete participaba en numerosos órganos, como el Consejo Consultivo, y en consejos de administración de empresas públicas, por lo que se ha preguntado si "tenia que haberse convertido en el órgano fiscalizador en cada uno de los órganos en los que intervenía".

El abogado ha concluido su informe recordando las palabras que le dijo Francisco Del Río cuando fue imputado en esta causa. "Es el peor delito de que le pueden acusar a un funcionario y más cuando no lo ha hecho", ha concluido Enrique del Río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios