Andalucía

"El PSOE-A debe hacer un esfuerzo mayor en las ciudades y el litoral"

  • Rosa Torres. "Griñán ha hablado de polifonía y me ha adjudicado una determinada voz". La nueva presidenta del PSOE de Andalucía sabe que le tocará afrontar unas elecciones municipales y autonómicas muy difíciles y que eso obliga "a trabajar más y con más inteligencia". Reconoce la gravedad del paro, aunque estima que influye la llegada de más personas al mercado. Y dice que deja Cultura "sin frustraciones"

Comentarios 4

SE ha trasladado desde la Consejería de Cultura a la sede regional del PSOE de Andalucía, en la calle San Vicente. Continúa en Sevilla, pero en otro barrio. Griñán le ha cambiado su trabajo. A Rosa Torres se le nota que está contenta con sus nuevas funciones. Hasta ahora la presidencia del PSOE-A había sido un cargo simbólico, pero ella sabe que en el futuro tendrá una nueva función que cumplir.

-Antes de que Griñán pensara en usted para presidir el PSOE de Andalucía surgieron nombres, pero no el suyo. ¿Fue una sorpresa?

-Para mí fue una emocionante noticia. Es verdad que no había pasado por mi cabeza esa posibilidad. Me alegra de que sí pasara por la de nuestro secretario general.

-Aunque ha tenido cargos orgánicos en el PSOE, desde 1996 estaba en puestos institucionales de la Junta. ¿Cómo se ve ahora en un papel más político?

-Bueno, yo fui secretaria de Organización local en Antequera a los seis meses de entrar en el partido, y de Igualdad. He sido vocal de la Ejecutiva Regional en dos periodos, miembro de la Comisión Revisora de Cuentas también en dos periodos y secretaria de Organización provincial en Málaga… ¡Parece que he pasado sin crear demasiada polvareda! Es cierto que, como consejera, he procurado que lo institucional fuera lo primero, pero me apasiona la política y la vida del partido. En fin, que me siento una mujer profundamente orgánica dentro del PSOE.

-La presidencia del PSOE-A ha sido un cargo simbólico. La anterior presidenta, Petronila Guerrero, apenas es conocida fuera de Huelva. ¿Usted tendrá un carácter más ejecutivo?

-Ha sido un cargo simbólico y representativo. Yo recuerdo a los últimos presidentes, a Petronila, Pepe Moratalla y Pedro Aparicio, que han sido referentes, los hombres o la mujer buena; pero es verdad que, además de presidir y coordinar los debates de la Ejecutiva regional, públicamente no se les habían encomendado otras funciones. Ahora el secretario general, Pepe Griñán, ha querido que la presidencia sea además un interlocutor válido con la sociedad y también con las personas que quieran acercarse a la organización, y que en ciertos casos sea portavoz de la Ejecutiva. Griñán ha hablado de polifonía, y me ha adjudicado una determinada voz. Espero cumplir con ese cometido.

-Su voz polifónica, ¿es la voz suave y dialogante que se decía?

-Parece que él me ha considerado así. Trato de ser una persona amable y conciliadora, pero soy también firme en mis convicciones.

-¿Qué le parece la nueva Ejecutiva del PSOE-A?

-Me parece muy entusiasta. Está formada por hombres y mujeres que viven apasionadamente la política, con muchísimas ganas y con capacidad de trabajar para que el partido siga fortaleciéndose; y con una mirada en el futuro, no sólo como herederos de un pasado que ha sido muy significativo en la historia de Andalucía. Hay que aportar nuevas soluciones. Hay personas con amplia experiencia municipal, otros que han estado en el Congreso o en el Senado, o en el Parlamento andaluz. La suma de todo ello debe ser una multiplicación de las capacidades.

-¿Es una moda la incorporación de políticos treintañeros, o una necesidad?

-Yo fui secretaria de Organización local con 26 años… Siempre en el partido ha existido esa tendencia a mezclar la experiencia con el ímpetu y la frescura de los jóvenes. Se ha puesto el punto de mira en la edad, pero todos tienen experiencia. No debemos olvidar que en las Juventudes Socialistas se forjan muy bien para la política.

-Según las encuestas, el PSOE lo tendrá difícil para ganar las próximas elecciones autonómicas...

-Nunca es fácil. Ni siquiera cuando parece que la victoria es segura te puedes confiar. La única verdad es el resultado de las urnas. Cuanto más difícil lo consideremos con más energía trabajaremos y más inteligencia hay que poner. Debemos hacer llegar a los ciudadanos que el PSOE es el partido que mejor ha entendido a Andalucía, el que ha ido cambiando con los andaluces y andaluzas, y el que quiere seguir a su servicio.

-¿Dónde centrarán su estrategia para recuperar votos?

-Pues donde es más difícil hacer un contacto directo. Las grandes ciudades son zonas que requieren un mayor esfuerzo, y también los municipios del litoral, donde se advierte que tienen una formación social más compleja y quizá están menos motivados. Ahí es donde hay que trabajar con más ahínco y plantear políticas diferenciadas. Las agrupaciones locales y nuestros alcaldes y portavoces son quienes mejor lo saben.

-¿Las elecciones municipales influirán en las autonómicas?

-Cada elección tiene su interés y afecta de diferente manera a los ciudadanos. En el caso de las municipales hay factores locales que después no influyen en las autonómicas. Pero esperamos ganar las elecciones municipales, y también esperamos que eso nos aporte un ánimo renovado para ganar después las autonómicas.

-Si no consiguen la mayoría absoluta, parece que Griñán estaría dispuesto a pactar con IU…

-No se lo he oído yo a Griñán. Desde luego, no vamos a salir con esa perspectiva. Vamos a trabajar para ganar las elecciones y revalidar la mayoría. Sólo después de ver los resultados se pensaría en otra cuestión.

-El paro, que sigue creciendo, es la gran preocupación de los andaluces. ¿Qué se puede hacer?

-Lo primero es leer bien los datos y extraer conclusiones. Desde febrero de 2008 la Junta puso en marcha una batería de iniciativas que sin duda ha tenido algo que ver. Porque efectivamente crece el paro, y no podemos negarlo y nos tenemos que ocupar de eso, pero también se crea empleo. En Andalucía se crearon 7.000 empleos en el último semestre; es verdad que son pocos, pero en España se destruyeron 500.000.

-Pero el paro está creciendo…

-¿Qué ocurre? Que en Andalucía hay más población activa que quiere trabajar. Se están acercando más personas al mercado laboral. La Ley de Dependencia también ha sacado a un sector de la población inactiva. Eso no quiere decir que estemos satisfechos, pero sí es cierto que los planes Memta y Proteja han ayudado a generar empleo, y se ha creado a través de las empresas. Otro problema es el de los jóvenes, que es una de las mayores lacras en el desempleo. Fueron al mercado a trabajar, dejaron su formación, y ahora se encuentran sin empleo ni formación. Por eso, la formación es importante y se está buscando el reciclaje de quienes perdieron sus trabajos, sobre todo en el sector de la construcción.

-El PP es la alternativa para el cambio. ¿Cómo lo ve?

-Muy descompuesto… Tienen motivos. Tiene una papeleta dura, que no se le debe desear ni al peor adversario, en un momento en que le salpican casos muy complicados. Y además, en Andalucía, sigue sin encontrar la sintonía con los andaluces. La perdió hace tiempo, cuando se opuso a la autonomía, y estuvo a punto de perderla otra vez, cuando se oponía al borrador del Estatuto. Es cierto que después entró y apoyó el Estatuto, pero lo hizo a regañadientes. Ahora ha perdido la oportunidad de sumarse a pactos y acuerdos contra la crisis.

-El PP dice que es el PSOE quien impide los acuerdos…

-Nadie puede achacarnos que no queramos pactar o consensuar. Lo hemos conseguido con los sindicatos y los empresarios. La última vez que llamamos al PP para negociar, lo despacharon en dos horas y cuarto, y se fueron sin entrar a fondo en nada.

-¿La deuda histórica ya es historia para el PSOE, pese a las quejas de la oposición?

-Es historia, sí. Se ha saldado, y se ha saldado en positivo para Andalucía. Ha sido un Gobierno socialista el que ha alcanzado un acuerdo con la Junta.

-¿Qué destacaría de su gestión como consejera de Cultura?

-Es difícil hacer un balance. Sí puedo decir que he hecho aquello en lo que creía, rodeada de un equipo que ha trabajado con rigor y coherencia, que también supo profundizar en la herencia recibida. Me quedo con las cosas más novedosas, como la visualización del sector de la industria cultural, que genera riqueza, o el impulso al flamenco para que sea considerado Patrimonio de la Humanidad, o un conjunto de infraestructuras culturales que hacen la cultura más accesible a los ciudadanos.

-¿Le quedó mucho por hacer?

-No me he ido con frustraciones. Además la Consejería se queda en manos de una persona en la que tengo mucha confianza, como es Paulino Plata. Los asuntos mayores se han quedado encauzados, como pasó con las Atarazanas de Sevilla, las fundaciones del Museo Picasso, o Medina Azahara.

-¿Dónde se ve Rosa Torres después de las elecciones de 2012?

-En un sitio donde me podrán encontrar es en mi casa de Antequera… No soy una persona dada a especulaciones sobre mi futuro. El partido sabe que puede contar conmigo para lo que estime oportuno, y si no cuentan seguiré como militante de base.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios