Grupo Joly

Rivera: "Sánchez se va a atrincherar en la Moncloa"

  • El líder de Ciudadanos participa en una conferencia-coloquio organizada por Diario de Sevilla y patrocinada por Fundación Unicaja

Comentarios 12

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha sido protagonista del Foro del Grupo Joly que se celebró en el NH Collection de Sevilla. Rivera, que llegó a Sevilla al filo de las diez de la mañana, fue recibido por distintas autoridades y empresarios, que llenaron uno de los salones del hotel para escuchar su conferencia y, posteriormente, realizarle preguntas en un animado coloquio.

Juan Marín, líder de la formación naranja en Andalucía, presentó al protagonista y reconoció que "es un hombre al que aprecio y quiero". Marín, que reconoció "no ser objetivo", afirmó que Rivera "es una de esas personas que no pasa desapercibida y está llamada a hacer grandes cosas". También incidió en que el político catalán "tiene las ideas claras" y "es capaz de aglutinar a todos los que pensamos que otro país es posible".

Albert Rivera, que agradeció las palabras de Marín, comenzó criticando al populismo, que según él "ha vencido en algunos lugares", poniendo como ejemplo el Brexit. Rivera, que elogió a España afirmando "que tiene un gran capital humano", avisa que no podemos "confiarnos", refiriéndose a la actual situación política italiana o británica. "¿Cual va a ser nuestra vía?", preguntó en voz alta comparando el panorama político europeo. Se respondió recomendando apostar por "la vía francesa", alabando a EmmanuelMacron y al europeismo.

Rivera dejó a un lado la política internacional para pedir más centralización sanitaria y evitar así que los pacientes no puedan medicarse en comunidades autónomas que no sean la suya. "Falta de determinación política", afirmó, reivindicando una sanidad que haga a los ciudadanos "libres e iguales".

Tras este aspecto nacional, pasó a lo regional. El líder de Ciudadanos defendió en el Foro del Grupo Joly su papel en la formación del último gobierno andaluz presumiendo de las medidas que han conseguido con "sólo nueve diputados". Uno de esos cambios que defendió fue "suprimir el impuesto de sucesiones". Elogió el "capital humano" de Andalucía y dijo que "tiene que volar alto", refiriéndose a "datos macroeconómicos que no cuadran". Finalizó este capítulo exigiendo "abandonar el victimismo del PSOE".

El conflicto catalán también fue tratado por Rivera, que criticó la imagen que se da de Andalucía desde el gobierno y los medios públicos de Cataluña. Además reiteró su rechazo a Quim Torra, al que definió como "racista" y reprochó que quiera una financiación autonómica diferente para la comunidad que dirige. Rivera, que repudió la comisión bilateral entre España y Cataluña, exigió a los gobernantes "defender la igualdad y la unión" en este terreno, contrariando "el camino facilón de dar más competencias a la comunidades".

La parte final de su conferencia la utilizó Rivera para tratar diversos temas y explicar parte de su proyecto político. "Tenemos un proyecto económico y social solvente y profundamente reformista", recordó antes de hablar de educación. Rivera aclaró que "la educación no es ir al colegio, sino desde que naces hasta el último día de vida laboral", pensando así en una "educación de 0 a 67 años" y en la búsqueda de un "pacto educativo" como los países escandinavos.

El "dedazo" de Pedro Sánchez en la elección de la dirección de la televisión pública también fue criticando, afirmando que "va a hacer bueno a Rajoy". Rivera también anunció propuestas relativas al Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y a la elección del poder judicial, criticando los métodos utilizados por el PP y el PSOE en estas últimas décadas.

Coloquio con los asistentes

La ovación final tras la conferencia de Albert Rivera dejó paso a un coloquio donde el líder de Ciudadanos respondió las preguntas formuladas por el auditorio a través de José Antonio Carrizosa, director de Diario de Sevilla. El turno de cuestiones comenzó sobre Rajoy, al que Rivera definió como "inmovilista" en su faceta política.

Tras el ex presidente, habló del presidente: "Sánchez se va a atrincherar en la Moncloa", predijo Rivera sobre la legislatura que le resta al socialista, del que afirma que "nos va a tener dos años en manos de Torra" al haberse "dado de baja como socio del bloque constitucionalista". Igualmente, mandó un mensaje al dirigente socialista en materia carcelaria. "Ojalá el PSOE acepte cambiar el Código Penal, revisar la prisión permanente y endurecer el tercer grado"expresa Rivera mientras sugiere crear un comisión parlamentaria exclusiva para este aspecto.

El anterior partido en el gobierno nacional, en Partido Popular, también fue comentado por Rivera, que recordó que tienen "más de 50 procesos judiciales abiertos" y espera "un proyecto limpio" del vencedor de los nuevos aspirantes a la candidatura popular. Aún así, anima a los españoles a que Ciudadanos "tome el relevo" en el Congreso.

Cataluña también fue protagonista en el turno de preguntas. "¿Cómo podemos confiar en los que quieren romper el país?", respondió Rivera preguntándose en voz alta sobre "un gobierno que destina 200 millones de euros" a sus medios públicos regionales. Por otro lado, la actualidad política andaluza fue tema del coloquio. Rivera, que dice que Ciudadanos es "ambicioso" y "saldrá a ganar a Susana Díaz", cree que "los andaluces no quieren 41 años de PSOE", aludiendo al posible cambio que daría una victoria de su partido. De Susana le preocupa que la "agenda judicial" marque el calendario electoral, refiriéndose a los procesos judiciales abiertos relacionados con el PSOE andaluz.

El ex ministro francés Manuel Valls fue el último nombre del que se habló. Rivera, al que le encaja como compañero dentro de su "sueño europeo", alabó la "visión cosmopolita" de Valls, que suena como posible candidato a la alcaldía de Barcelona por parte de Ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios