ayuda mutua

Gitanillas por una iniciativa solidaria

  • Paqui León Herrero expone 'Suspiros flamencos', cuya recaudación donará a la asociación Párkinson Bahía de Cádiz

Paqui León Herrero, con algunos de sus cuadros al fondo. Paqui León Herrero, con algunos de sus cuadros al fondo.

Paqui León Herrero, con algunos de sus cuadros al fondo. / Román Ríos

Paqui ha decidido donar su arte a la asociación Párkinson Bahía de Cádiz. Todo lo que recaude la venta de su exposición Suspiros Flamencos irá para la entidad, para agradecer la importante labor que desarrollan para este colectivo y para la sociedad. "Yo animo a todo el que haga manualidades a que no las guarde en un cajón, a que las expongan, a que las donen a estas asociaciones para que puedan sacar beneficios", comenta esta mujer, cuya obra cuelga ya de las paredes del establecimiento hostelero La Flamenquita, en la calle Hermanos Laulhé, aunque oficialmente no se inaugurará hasta mañana a los 20.00 horas.

La idea surgió por que la enfermedad de párkinson toca de cerca a Paqui León Herrero. "Pintaba para pasar los momentos complicados", detalla sobre las gitanas que componen esta colección de 36 cuadros. El propósito inicial era regalárselas a sus amigas, aunque después la animaron a hacer la exposición y partir de ahí surgió la posibilidad de donar la recaudación a Párkinson. "No iba a vender y sacar lo que fuera para mí", deja claro. La directora de Párkinson Bahía de Cádiz, Lola Garzón, agradecía ayer el gesto, porque además veía en esta iniciativa una manera de concienciar a los ciudadanos sobre esta enfermedad. Garzón se reconocía admirada por el talento de Paqui tras su presentación en el local de exposición. "Que se vendan nos viene de maravilla", apuntaba.

Cada cuadro cuenta con una gitana diferente, porque la artista ha trabajado con técnicas distintas para ello. "Ya he expuesto en óleo antes, y también probé la acuarela y me gustó", apunta sobre su experiencia anterior que le ha servido para diseñar estas nuevas pinturas. "Me gusta crear, estar en contacto con nuevos materiales y probar qué sale", continúa León Herrero. Ha usado óleo, acuarela, para los flecos ha metido dorados. "Los abanicos los he pintado en plata", detalla. Incluso ha jugado con la técnica mixta en las peinetas, "aunque sean pequeñitas". Su intención era hacerlas en relieve y por eso ha usado brillantitos pequeños. También ha creado florecillas con esos brillantitos y ha puesto dorado para las castañuelas. "Tienen muchos detalles", destaca sobre las figuras que ha preferido poner de espalda para que precisamente se viera el pelo con esa pedrería con la que ha trabajado. "Han gustado", afirma, agradecida por la acogida de los cuadros pero también de su intención solidaria.

Quienes deseen ver la colección Suspiros Flamencos pueden ir a La Flamenquita, "qué mejor sitio que este", anima Paqui sonriente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios