En un mundo en el que nieva en junio y las flores crecen en museos

  • Belén Martínez presenta su segunda novela juvenil, 'Hasta la última estrella' una distopía que se desarrolla en el siglo XXIV

La trama de su segunda obra, publicada por Anaya en su sello de literatura juvenil tras haber ganado el premio Darkiss con la primera, habla curiosamente de un intento de independencia. La Tierra se buscó tiempo atrás una salida. Colonizó un planeta y lo pobló para el caso de que la Tierra se hiciera invivible. Pero unos atentados sobre aquellos encargados de vigilar que los terrícolas dejen de cargarse el medio ambiente resuelve a los habitantes de la colonia a separarse del gobierno mundial de su metrópoli. Belén se ríe: "Te aseguro que cuando lo escribí no me podía ni figurar lo de Cataluñá y, evidentemente, no tiene nada que ver".

De hecho, la joven escritora gaditana asegura que no persigue en nada de lo que escribe tener "una intención moralizante -afirma-. Lo único que pretendo es escribir las historias que a mí me gustaría leer". Y ella lo sabe bien porque es una lectora empedernida desde que era muy niña. "Leía casi todo lo que me caía en mis manos. Mi madre temía llevarme a una librería porque me compraba un libro y me lo zampaba esa misma tarde y ya quería otro. Pero no me atrevería a hablar de influencias. Me marcó mucho Michael Ende y he disfrutado mucho leyendo a las hermanas Brontë o a Jane Austen, pero no creo que en mis novelas haya nada de ninguna de ellas".

Los lectores jóvenes salvaron buena parte de la crisis editorial que se derivó de la crisis económica"

De momento, no le interesa la que se podría llamar literatura para adultos. "Contra lo que mucha gente piensa, ahora los jóvenes leen mucho y la prueba es todo lo que las editoriales sacan destinado a este público. Los jóvenes salvaron buena parte de la crisis editorial que se derivó de la crisis económica. Cuando yo era más joven apenas había nada, pero ahora te puedes encontrar todo tipo de géneros destinados a los lectores más jóvenes". Menciona a algunas de las escritoras del género que ella sigue. Escritoras, porque son casi siempre mujeres las que se dedican a este tipo de literatura. "Andrea Tomé o el tándem de Iria Parente y Selena Pascual son muy recomendables y una buena muestra de la buena literatura para jóvenes que se hace en España".

La novela se presentó la pasada semana en Las Libreras con una conversación entre la autora y el escritor Rafa Marín. Y Marín dijo algo de Hasta la última estrella que ya es un gran elogio. "Está muy bien escrito. Y al decir muy bien escrito me refiero a la limpieza y claridad de las ideas y de la acción. No se puede decir esto de muchos libros de hoy". Buena carta de presentación para colocar a Belén Martínez en el firmamento de nuestras jóvenes escritoras juveniles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios