Homenaje a la trayectoria de 'El Niño del Mentidero'

  • Numerosos artistas se unieron en el encuentro que tuvo lugar en La Bomba en torno a la figura de Paco Bancalero, un cantaor 'largo' de dilatada trayectoria

Pedro Bancalero Rodríguez, (a) Niño del Mentidero' para la afición flamenca. Nacido en Cádiz en la calle Hércules, al igual que Amós Rodríguez y El Beni de Cádiz. También vio sus primeras luces en este Barrio, más concretamente en la calle Vea Murguía, Juan Martínez Vilches 'Pericón de Cádiz', buque escuela de los cantes gaditanos; amigo y gran maestro de Perico, en este apasionante mundo del arte flamenco. El barrio del Mentidero es por consiguiente, vivero de artistas flamencos, al igual que lo son los barrios de Santa María y La Viña. Solo hay que recordar aquella añeja letra de Alegrías del S. XIX que decía aquello de:

"Adiós Barrio de la Viña

Plazuela del Mentidero

Donde para Bocanegra

Con toítos sus toreros"

Bancalero es hijo de Perico 'El Lechero', nieto de 'Juaniquí' que cantaba flamenco en reuniones íntimas y cuñado de un gran poeta del cante jondo, como lo fue Antonio Peña García, al que Undebel le privó del don de la vista, pero le regaló el de la sensibilidad, capacidad que utilizaba en sus letras para enseñarnos las interioridades del alma humana.

Perico Bancalero y Niño Jero

Su andadura profesional, comienza pronto, ya que con tan solo 10 años de edad ya cantaba en su colegio imitando a Farina, demostrando su buen hacer y sus magníficas cualidades para con el cante. A la guitarra solía acompañarlo Agustín de Pinto con el que se presentó a muchos concursos de ámbito local.

Poco a poco, se fue introduciendo en peñas y entidades flamencas, demostrando su perfecto dominio de los cantes y estilos gaditanos, el cual ha dominado como pocos; no solo por su gran conocimiento de los mismos, sino por la forma tan gaditana de interpretarlos. Perico suena al Cádiz flamenco de Aurelio, Pericón y Manolo Vargas y nos traslada con su gaditanísimo eco a las flamencas noches de la La Privadilla, Cueva del Pájaro Azul, Venta Corona, etc..

Tiene en su haber, seis premios nacionales, obtenidos dos de ellos en Chiclana, uno de cante libre en el Concurso Nacional de Cantes por Peteneras en Paterna de Rivera, dos en Sanlucar de Barrameda por Mirabrás y Romeras y otro conseguido en la Peña El Mellizo, cuyo final se desarrollo en el desaparecido Teatro Andalucía. Ha actuado en numerosas peñas no solo gaditanas, sino en unión de primeras figuras en las ciudades de Barcelona, Zamora y Cáceres, tierra en donde se le quiere con locura, según me cuenta el Presidente de la Peña José Mercé, de la bella localidad de Cáceres. Ha sido asimismo jurado, en importes certámenes de flamenco, entre los que destaco el de La Unión.

Es además, un cantaor "largo" dominando otras escuelas de cante con mucha precisión, como son las de Jerez -las bulerías por soleá de la Moreno y las bulerías de la Plazuela del Chalao, las dice de forma admirable-, destacando del mismo modo por tonás/martinetes y en los cantes de Huelva y de Levante.

Tiene grabado un único disco con el sello Columbia, editado en el año 1980, donde participaron los guitarristas Santiago García 'Santi de Cádiz' y 'Pepe Ruso'. De este disco hay que destacar sobremanera, los Tangos Caleteros compuestos por su cuñado Antonio Peña y el cierre por Alegrías que Perico hace en la titulada Bellos lugares de Cai. Pues bien, estos dos cantes, vienen a incrementar el patrimonio de estilos flamencos gaditanos. Y esto es así, porque Perico aquí no solo juega el papel de cantaor, sino también el de "creador". Estos estilos con sello propio, han creado escuela y son muchos los intérpretes, no solo gaditanos, los que cierran las alegrías, a la forma de Perico y cantan esos tangos con aires de alegrías, que son nuevos y nada tenían que ver con los anteriormente conocidos. Por ello es justo reseñar que tanto Pedro Bancalero como Alfonso del Gaspar con sus nuevas bulerías, son los últimos creadores de estilos flamencos gaditanos, como en su tiempo lo fueron, Enrique 'El Mellizo', Curro Dulce o Paquirri Guanter, demostrando así que el flamenco es un arte vivo y todavía tienen cabida estilos nuevos, siempre y cuando estos creen escuela y perduren en el tiempo.

En julio de 1985, Perico recibió por parte de la Peñas flamencas gaditanas y en el Gran Teatro Falla su primer gran homenaje donde intervinieron los cantaores Pansequito, Pepe Sanlúcar, Rancapino, Alfonso de Gaspar, Curro la Gamba, Niño del Parque, Niño de Santa María, Felipe Scapachini, Juan Silva, Joaquín Alegría, Carmen de la Jara, Paquito de la Isla y Juan Romero. También intervinieron los cuadros flamencos de las peñas Enrique el Mellizo, Juanito Villar, La Perla de Cádiz y el grupo Andalucía-3.

En marzo de 1997, la Peña Juanito Villar le dedicó los XIII Encuentros Flamencos, en una edición en la que participaron cantaores de la talla de Juan Villar, Luis el de la Pica, Juan Silva, Felipe Scapachini, José Salazar y José el de la Joaquina.

Su "penúltimo" homenaje (a los flamencos no les gusta el vocablo "último") fue todo un éxito y le fue tributado el día 11 de mayo de 2011, en el Aulario La Bomba de la UCA, por la Asociación de Vecinos El Mentidero, cuya alma mater es su Presidenta Blanca Marzán, a la cual personalmente le doy las gracias por su buen hacer, así como a su Junta Directiva y a la totalidad de artistas que se volcaron en el evento, demostrando así el enorme cariño que se le tiene en Cádiz al 'Niño del Mentidero'.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios