Juan José Villa 'Villita'. Novillero

"Quiero marcar una huella importante en el toreo"

  • El diestro toledano, con 17 años, se ha alzado como triunfador del XXXIII Ciclo de promoción de nuevos valores de la torería de Sevilla

El novillero Juan José Villa ‘Villita’, con un trofeo, en su triunfo en Sevilla. El novillero Juan José Villa ‘Villita’, con un trofeo, en su triunfo en Sevilla.

El novillero Juan José Villa ‘Villita’, con un trofeo, en su triunfo en Sevilla. / Juan Carlos Muñoz

Juan José Villa Villita lleva el toreo en la sangre. De niño, mirando el traje de luces de su padre, el banderillero del mismo apodo, jugando al toro soñaba con la gloria taurina en la localidad toledana de Manzaneque. Desde los diez años, en autobús, viaja desde su pueblo a Madrid, a la plaza de Las Ventas, su segunda casa. Más de doscientos kilometros diarios para entrenar en la Escuela Taurina de Madrid José Cubero Yiyo, donde tiene como profesores a José Pedro Prados El Fundi, Miguel Rodríguez y Rafael de Julia. Con 17 años se ha alzado este año como ganador del XXXIII ciclo de promoción de nuevos valores de la torería celebrado en La Maestranza sevillana.

–Juan José, ha sido uno de los más jóvenes en ganar el ciclo de La Maestranza ¿Cuándo comenzó en el toreo?

–Desde niño no he visto otras cosas que las relacionadas con este mundo. Jugaba al toro. Mi padre –del mismo nombre y apodo– se retiró hace ocho años como banderillero. Hago más de doscientos kilómetros cada día para ir a la Escuela taurina, donde ingresé a los diez añitos. En verano entrenamos por la mañana, de diez a una, y en invierno por la tarde, de cuatro a ocho. Luego, en mi zona, entreno con Ángel Téllez, Eugenio de Mora y con mi padre.

–¿Qué le ha aportado la Escuela?

–Los valores, el respeto a la profesión, cómo entrenar y la técnica del toreo. Luego, cada uno tiene que hacerlo como lo siente.He tenido como profesores a Macareno, Tinín, Joselito, Bote, El Fundi, Miguel Rodríguez y Rafael de Julia.

–¿Qué tipo de toreo le gusta?

–El toreo con clase. Me gusta la naturalidad y torear con mucho gusto.

–En ese sentido, en la final, se topó con dos novillos a contraestilo...

–Los dos últimos novillos salieron mal y estuve lo mejor que pude con los mansos para llegar lo máximo posible y sentirme por momentos. Con el primero pude expresarme más y sentirme torero en Sevilla.

–¿El público?

–La gente estuvo muy bien. Estoy deseando pisar otra vez el albero de Sevilla.

"Hago más de 200 kilómetros cada día para ir a la Escuela taurina, donde entré a los diez añitos"

–¿Cuántas novilladas sin picadores ha sumado?

–En total, dieciocho. Lo de Sevilla me ha venido muy bien. En agosto tengo otras seis.

–¿Ha pensado en el debut con picadores?

–La intención es torear este año sin caballos lo máximo posible. Quiero ir al certamen Camino de Las Ventas para dar el salto a picadores con fuerza.

–En Sevilla ya ha ganado un traje de luces y la posibilidad de una novillada con picadores.

–Lo del traje es una maravilla. Ojalá pueda debutar el año que viene con caballos en La Maestranza.

"Me gusta el toreo con clase... Mis referentes son Paco Camino, Manzanares padre y Morante"

–Hasta llegar aquí, ¿qué ha sido lo más difícil?

–Con la Escuela he tenido la suerte de que no ha habido parones. Lo difícil vendrá cuando toree con caballos.

–¿Y el mejor momento?

–Gané el Zapato de Plata de Arnedo, el certamen Ginés Bartolomé y quedé segundo en La oportunidad de Vistalegre; pero lo de Sevilla, por las sensaciones, ha sido lo más importante.

–¿Qué busca en el toreo?

–Quiero marcar una huella importante.

–¿Quiénes son sus referentes?

–Paco Camino, Manzanares padre y Morante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios