Última hora Confirmado un segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Análisis de la temporada 2019 | Lo que sucedió en los ruedos de España Brillo, esperanza y sangre

  • Ureña, Ferrera, Aguado y Roca Rey, póquer de ases

  • Perera, El Juli –líder– o Cayetano, dieron la talla

  • Entre otros,destacaron De Justo, Urdiales, Díaz, Román, Escribano o Luque

Paco Ureña, en su salida a hombros el 15 de junio en la Feria de San Isidro. Paco Ureña, en su salida a hombros el 15 de junio en la Feria de San Isidro.

Paco Ureña, en su salida a hombros el 15 de junio en la Feria de San Isidro. / Fernando Alvarado / Efe

La temporada 2019 ha mantenido un gran nivel y ha despertado expectación –lo que se ha visto reflejado en las taquillas de las grandes ferias– con varias figuras destacadas y promesas que han dado un salto cualitativo importantísimo en un año que nuevamente ha estado teñido de sangre.

Siempre prevaleciendo los resultados en plazas de primer orden y, fundamentalmente lo sucedido en Madrid y Sevilla, Paco Ureña, Antonio Ferrera, Pablo Aguado y Roca Rey conforman un póquer de ases.

Ureña, en una temporada en la que reaparecía tras haber perdido su ojo izquierdo por una cornada en Albacete el año anterior, retornó con mayor fuerza y acabó en figura. Abrió su primera Puerta Grande de su carrera en Las Ventas el 15 de junio tras lidiar toros de Victoriano del Río. Y en Bilbao volvió a ratificar su gran momento el 23 de agosto ante toros de Jandilla en una tarde histórica en la que cortó cuatro orejas en una campaña salpicada de otros grandes triunfos.

Ferrera, a hombros en San Isidro tras cortar tres orejas el 1 de junio, culminó su excelente temporada encerrándose con seis toros en Las Ventas en la Feria de Otoño. Muy atento como director de lidia, con sentido de la medida, derrochó solvencia en la brega, desplegó una rica variedad capotera, sacó al toro del caballo –único diestro que lo hace en estos tiempos– y logró pasajes de gran calidad con la muleta. Todo ello, bruñido de torería añeja. Cortó dos orejas y salió merecidamente a hombros.

Aguado conquistó Sevilla y... posteriormente Madrid. El 10 de mayo en La Maestranza cortó cuatro orejas en una tarde histórica de toreo puro, preñado de naturalidad, temple y clasicismo en la corrida de Jandilla en un compromiso tremendo, ya que estaba anunciado junto a Morante y Roca Rey. En Las Ventas toreó al ralentí en su primera tarde y cayó herido gravemente en la segunda. Por primera vez, un torero consiguió gracias a su toreo que en Las Ventas se hiciera el silencio.

David de Miranda fue la gran sorpresa en un año en el que se despidió con éxito El Cid

Roca Rey, con una regularidad enorme, vio frenada su magnífica temporada por las secuelas de un percance en Las Ventas. Arrasó en Valencia, incendió Sevilla con ‘Encendido’, de Cuvillo, cortando dos orejas, con petición de rabo. En Madrid alcanzó su segunda Puerta Grande tras desorejar a un manso de Parladé, que cuajó tras salir de la enfermería, donde le operaron. Arrastró secuelas en las cervicales hasta que en Pamplona dio por finiquitada su temporada en España. Reapareció el 3 de noviembre en Lima.

Pero la temporada, en cuanto a toreros que consiguieron grandes éxitos, no quedó ahí. Miguel Ángel Perera, El Juli o Cayetano dieron la talla. Perera, con una exagerada Puerta Grande en Madrid, realizó una campaña a más y El Juli, líder con 40 festejos, mantuvo regularidad tras una Puerta del Príncipe holgada, sexta en su carrera tras cortar tres orejas en la corrida de Garcigrande. Cayetano, quien consiguió varias sustituciones de Roca, logró el éxito más importante de su carrera al cortar cuatro orejas a su lote de Cuvillo en Pamplona el 12 de julio.

Entre otros toreros, destacaron Emilio de Justo –con actuación pletórica ante ‘victorinos’ en Dax–, Diego Urdiales, Curro Díaz, Román, Escribano o Luque.

Entre los jóvenes que han revitalizado el escalafón, David de Miranda fue la gran sorpresa. Tras superar una gravísima lesión, salía a hombros en Las Ventas en su confirmación tras una faena vibrante a un gran toro de Juan Pedro Domecq. Todo ello en un año en el que se ha retirado Manuel Jesús ‘El Cid’, quien ha realizado una notable campaña que cerró con éxito en Zaragoza. Una temporada en la que como anécdota de lujo José Tomás, en su única actuación en 2019, en Granada, cortó seis orejas y rabo y salió a hombros.

El escalafón de novilleros, encabezado por Javier Orozco, con 36 festejos, contó con algunos espadas relevantes, entre ellos el triunfador de Sevilla, Rafael González. En el rejoneo, Diego Ventura, que continúa siendo el referente, junto al veterano maestro Pablo Hermoso de Mendoza, mantienen la hegemonía, con Lea Vicens de líder, con 40 espectáculos.

En el aspecto ganadero destacaron, entre otras divisas, Santiago Domecq, Fuente Ymbro y Garcigrande y en el apartado sentimental la despedida del gran Fernando Cuadri.

En definitiva, 2019 ha sido una temporada brillante, con muy buen nivel artístico, cargada de esperanza en cuanto a toreros emergentes y lamentablemente sangrienta por los numerosos percances, algunos gravísimos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios