Coronavirus Cádiz La alcaldesa de Ubrique: “La Junta no puede hablar de control cuando están muriendo continuamente nuestros mayores”.

  • Exige que se le hagan test rápidos tanto a los usuarios que hay en la misma como a los trabajadores para saber la envergadura de la pandemia

Desinfección del Ejército de Tierra en estas instalaciones

Desinfección del Ejército de Tierra en estas instalaciones / E.T.

La alcaldesa de Ubrique, Isabel Gómez, ha lanzado otro grito de socorro para que la Junta de Andalucía ponga pie en pared y frene la extensión del coronavirus en la residencia de mayores Nuestra Señora de los Remedios de la localidad, donde ya han muerto 12 de los 70 residentes.

La Junta no puede hablar de control en esta residencia cuando se están muriendo continuamente nuestros mayores”, advierte tras confesar que está viviendo “los momentos más duros de toda mi trayectoria”. La alcaldesa de Ubrique denuncia la falta de "transparencia" que la autoridad sanitaria está llevando con respecto a esta residencia y exige que se le hagan test rápidos tanto a los usuarios que hay en la misma como a los trabajadores para saber la envergadura de la pandemia.

“Hay una situación crítica en esta residencia. Desde el día 28 de marzo este Ayuntamiento está reclamando test. Han llegado esos test rápidos a España. Sabíamos que el Gobierno había mandado 130.000 test a Andalucía.  Y la delegada de Salud me dice que no tiene conocimiento de ello. Me parece desolador que quien tenga que velar por la salud no tenga esa información”. Y añade la regidora que “a día de hoy no sabemos si se han hecho esos test o no. Tenemos la callada por respuesta”.

El brote del virus se ha cobrado ya en esta residencia a 12 ancianos, a los que muchos de ellos no se les ha practicado las pruebas. De los 17 trabajadores que componían la plantilla de esta residencia de titularidad privada y que gestionan una congregación de monjas, 9 de ellos dieron positivos y el resto ha pasado también cuarentena. La Junta de Andalucía ha medicalizado este centro, reforzando con la asistencia de cinco sanitarios, mientras que la Fundación López Mariscal ha hecho lo propio contribuyendo con otros 18 empleados para asistir a los abuelos.

El Ayuntamiento ya ha ofrecido a la Junta de Andalucía y a la dirección de este centro asistencial las instalaciones del hotel Ocurri si se decide a realizar, como así lo propone, la evacuación de los ancianos que hayan dado negativo en las pruebas del Covid 19 para velar por su salud.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios