coronavirus La Junta no trasladará a los usuarios de la residencia de ancianos de Ubrique

  • La Inspección de Servicios Sanitarios ha visitado este miércoles el centro

La Inspección de Servicios Sanitarios de la Delegación Territorial de Salud y Familias ha realizado este miércoles una nueva visita a la residencia privada Nuestra Señora de los Remedios de Ubrique para valorar la situación actual, en la línea de las actuaciones llevadas a cabo por la Junta de Andalucía para hacer frente al Covid-19 desde que tuvo conocimiento de la situación en este centro.

Esta residencia está medicalizada con personal cualificado motivo por el cual no se considera oportuno un traslado de sus ocupantes, y bajo control y supervisión de la Administración andaluza, cuyos servicios de atención primaria y hospitalaria están en coordinación diaria con los responsables de este centro, como con el resto de este tipo de instalaciones en la provincia. 

El centro de salud Ubrique se puso en marcha, como se informó en su momento, para, a través de sus profesionales llevar a cabo un apoyo y control permanente en la residencia. Asimismo, la Inspección ya se desplazó en un primer momento (28 de marzo) a la residencia ubriqueña, a cuya dirección se le dieron las indicaciones pertinentes para actuar, cuyo cumplimiento ha sido hoy comprobado sin encontrar deficiencia alguna en cuanto a sectorización de residentes, personal, higiene y la propia atención sanitaria. Asimismo, la Inspección de Servicios Sociales, dependiente de la Delegación Territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, realizó una actuación de carácter extraordinario en la residencia el 29 de marzo.

Paralelamente, la Delegación de Salud y Familias ha proporcionado los equipos de protección individual (EPI) a los trabajadores del centro, que, por otro lado, ha sido sometido a desinfección y el Servicio Andaluz de Salud (SAS), como se ha mencionado ha contratado, ante la imposibilidad expresada por este centro privado de hacerlo, a personal cualificado, en concreto a cinco enfermeras.

Anteriormente, y conforme a la Instrucción del SAS, el día 1 de abril se procede a medicalizar la residencia, con un dispositivo asistencial formado por médico, enfermeros y auxiliares de clínica. Posteriormente se procedió a la contratación del citado personal de enfermería que complementa al propio de la residencia. Este dispositivo tiene presencia física las 24 horas en las categorías de enfermería y auxiliar de clínica y un médico del centro de salud de presencia física de 8.00 a 14.00 horas; para el resto del tiempo está bajo la supervisión médica del Dispositivo de Cuidados Críticos y de Urgencias (DCCU). Asimismo, se dotó de todo el equipamiento y suministro necesario para dar una atención sociosanitaria a los residentes.

Pese a las medidas adoptadas para paliar los efectos de la pandemia en un sector tan vulnerable de la población, como son los mayores institucionalizados, la Junta lamenta profundamente los fallecimientos de residentes de este centro ubriqueño.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios