Destrozo en el paso de la Humildad y Paciencia de Cádiz

El hermano mayor de Humildad y Paciencia: “Estoy sin dormir, hay un sentimiento de impotencia grande”

  • Una cámara de San Agustín captó el rostro, con mascarilla, del joven autor del destrozo del paso

El hermano mayor de Humildad y Paciencia, David García, muestra al alcalde de Cádiz el Cristo el pasado Domingo de Ramos.

El hermano mayor de Humildad y Paciencia, David García, muestra al alcalde de Cádiz el Cristo el pasado Domingo de Ramos. / Jesús Marín

El reloj de la cuenta atrás de la cofradía de Humildad y Paciencia se paró a las nueve de la noche del domingo. A esa hora, cuando el intenso Domingo de Pasión llegaba a su término y los hermanos de Humildad se disponían a afrontar la última semana previa a su regreso a las calles, el hermano mayor recibió la llamada del párroco de San Agustín, Marcos Peña, para informarle de lo ocurrido con su paso de Cristo.

“Acababa de llegar a casa después de toda la agenda del Domingo de Pasión”, reconoce David García, el hermano mayor de la cofradía, que confiesa que desde que recibió esa llamada “estoy sin dormir”, embargado por “un sentimiento grande de impotencia”. “Todo ocurrió en medio de la misa, hay una sensación de impunidad absoluta”, añade el responsable de esta hermandad del Domingo de Ramos, sabedor de los esfuerzos que supone cada año mantener en las mejores condiciones posibles un paso que es una obra de arte y que fue restaurado al completo en 2016.

Los hechos están ya en manos de la Policía Nacional, gracias a la colaboración inestimable del capataz Antonio Ramírez, que es hermano de Humildad y Paciencia y que se personó a título particular el domingo para ayudar en todo lo que sea posible. De hecho, esta misma tarde está previsto que la unidad policial analice la secuencia captada por las cámaras de San Agustín, para unir esa información al atestado elaborado el domingo y ponerla también a disposición judicial, según ha informado la Policía Nacional. 

David García explica que una de las cámaras del circuito de seguridad que instalaron los agustinos ha captado con todo lujo de detalles al joven autor de los hechos, que tras arrancar la esquina delantera derecha del paso salió corriendo por la calle San Francisco con la pieza en su poder. Unos hechos que se produjeron durante la misa de 20.00 horas, pese a lo cual “nadie en la iglesia se dio cuenta salvo un joven, parece que italiano, que estaba sentado en el banco de al lado y sí vio cómo arrancaba la esquina del paso”, explica el hermano mayor, que añade que el joven salió tras el autor del destrozo pero no lo pudo alcanzar.

Detalle de la esquina destrozada del paso de Humildad y Paciencia Detalle de la esquina destrozada del paso de Humildad y Paciencia

Detalle de la esquina destrozada del paso de Humildad y Paciencia / Lourdes de Vicente

Durante esa carrera se cruzó también con ellos un hermano de la cofradía, que también llamó al hermano mayor informándole de lo ocurrido, sin que por ahora se haya podido seguir la pista del joven una vez que alcanzó la plaza de San Juan de Dios.

Con el asunto, pues, en manos de la Policía Nacional el deseo de la hermandad ahora es recuperar la pieza arrancada, con objeto de poder proceder a su restauración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios