Cuaresma 2019 El alcalde se compromete a mejorar la seguridad en Semana Santa

  • Ha solicitado al Consejo un informe sobre las incidencias sufridas durante el vía crucis de hermandades el primer lunes de Cuaresma

  • En estos días se están manteniendo reuniones

Numeroso público presencia en la Avenida el cortejo de Borriquita el pasado Domingo de Ramos. Numeroso público presencia en la Avenida el cortejo de Borriquita el pasado Domingo de Ramos.

Numeroso público presencia en la Avenida el cortejo de Borriquita el pasado Domingo de Ramos. / Julio González (Cádiz)

Comentarios 1

Los traslados de la imagen del Despojado el lunes de la pasada semana para presidir el vía crucis general de hermandades en la Catedral puso de relieve una preocupante falta de seguridad que ha provocado la reacción del alcalde de la ciudad. José María González ha mostrado su preocupación tras tener conocimiento de lo ocurrido ese día en las calles de extramuros (donde las calles que cruzaban el recorrido autorizado por el propio Ayuntamiento no contaban con ninguna medida de seguridad en relación al tráfico). Y ya se ha comprometido con las cofradías para que la situación cambie drásticamente de cara a las salidas procesionales de la próxima Semana Santa.

En primer lugar, el alcalde ha solicitado al Consejo de Hermandades un informe sobre las incidencias sufridas por el cortejo que se dirigía el primer lunes de Cuaresma a la Catedral y regresaba luego a Salesianos acompañando a la imagen del Señor Despojado. Un informe que los miembros de la permanente ya han elaborado y trasladado a José María González para su conocimiento, extendiendo también una copia al concejal delegado de Policía Local (David Navarro).

En segundo lugar, además, se han iniciado una serie de reuniones entre los representantes de las cofradías y responsables de Policía Local y otros técnicos del área de Seguridad para analizar cuáles son, a priori, los principales problemas que tendrá la próxima Semana Santa e intentar buscar soluciones para ello.

La premisa de estos contactos, según ha podido saber este periódico, es el compromiso del alcalde de que la seguridad no se ponga en entredicho ni sea una cuestión que preocupe durante la próxima Semana Santa.

En este sentido, conviene recordar que el Consejo ya ha planteado la opción de interrumpir el tráfico en las calles perpendiculares a aquella por donde transiten cofradías mediante vallas o conos que señalicen que la circulación queda suspendida (vallas que se colocarían instantes antes de llegar la cruz de guía y se retirarían tras pasar el último componente del cortejo, reabriendo en ese momento esa calle perpendicular al tráfico).

Además de esto, el Ayuntamiento ha mostrado ya su intención de ampliar el presupuesto en materia de vigilancia para permitir, por ejemplo, el aumento de las horas extras de la plantilla de la Policía Local para esos días de Semana Santa, garantizando una oportuna cobertura de las salidas procesionales y de la seguridad de los integrantes de los cortejos así como del público que asiste a la calle a verlas.

En los próximos días el Consejo y los responsables policiales de la ciudad volverán a reunirse para seguir avanzando en ese dispositivo de seguridad, tanto en lo relativo a la convivencia del tráfico y las procesiones de Semana Santa como a la seguridad ciudadana (con novedades en la calle como el paso de la cofradía de Descendimiento por San Agustín minutos antes de la salida de Buena Muerte en la noche del Viernes Santo).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios