Diario Cofrade

La Semana Santa vuela

  • El fuerte viento y la lluvia hizo que sólo Siete Palabras pudiera completar todo su recorrido

La Semana Santa vuela La Semana Santa vuela

La Semana Santa vuela

El Viernes Santo estaba marcado en rojo en el calendario por la inestabilidad del tiempo y cumplió con creces los malos augurios. Las tres cofradías de la tarde decidieron poner sus cortejos en las calles pero con desigual resultado.

Conforme fue avanzando la jornada los partes meteorológicos empeoraron y además del riesgo de lluvia, el viento fue en aumento, lo que ponía en grave riesgo los desfiles procesionales.

La primera víctima fue Expiración, que tras llegar a la Catedral, decidió quedarse en el primer templo de la Diócesis por el riesgo que traía consigo el regreso a Santa María por el Campo del Sur.

Buena Muerte, por su parte, completó la carrera oficial pero en vez de seguir por Ancha, decidió acortar por Barrié, Valverde y Beato Diego. Aún así, en los metros finales de su recorrido le cayó una lluvia muy débil.

Siete Palabras sí puso hacer todo el recorrido pero se encontró un fortísimo viento en la Catedral de vuelta que le obligó a ir a paso de horquilla por la zona. La lluvia sólo le afectó cuando estaba entrando el paso.

Por su parte, Ecce Mater sacó el cortejo a la calle, pero en ese momento empezó a llover y tuvo que meterse de nuevo para la iglesia de Santiago.

siete palabras

En el salón parroquial de la iglesia de La Merced se escuchaban aplausos. El capataz del único paso de Siete Palabras, Francisco Molina, arengaba a sus cargadores. Eran momentos de mucha emoción recordando a Manuel Jiménez 'El Abuelo', un compañero fallecido al comienzo de este año. Una foto suya iba debajo del paso para no olvidarle. Mientras, en la nave central se formaba la procesión. En el exterior del templo mercedario esperaba mucho público. El paso, que estrenaba crestería frontal y juego de tulipas, salía por la estrecha puerta y una vez en la calle, antes de que se iniciara la maniobra de la subida de la cruz con el Cristo de la Sed, la Banda de Cornetas y Tambores del Soberano Poder de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), debutante en la Semana Santa de Cádiz, interpretaba la marcha Prendimiento. Una vez elevada la cruz, el paso inició el descenso por la calle Merced a los sones de Cristo de las Siete Palabras.

expiración

La salida de Expiración era el recuerdo a Paco Vázquez, el capataz fallecido en el mes de diciembre de manera repentina que dejó huérfana a esta cofradía. Su sucesor, Juan Manuel Díaz, se acordó de él en la primera levantá dentro del templo, su hermano Manolo la dio fuera y el paso fue a paso de horquilla en ese primer tramo. En la Virgen de la Victoria, también hubo un recuerdo hacia su persona cuando el cargador que da dentro la señal para levantar pronunció su nombre. Al igual que el Cristo, a paso de horquilla para empezar y sendos crespones negros en los dos pasos.

Buena Muerte

La lluvia, traicionera en las horas finales del Viernes Santo, obligó a Buena Muerte a variar su recorrido de manera urgente. Los partes meteorológicos fueron empeorando conforme la noche se cernía sobre la ciudad y la Junta de Gobierno de la entidad decidió acortar hacia San Agustín por Valverde y Beato Diego de Cádiz. Esto les salvó de un buen chaparrón, puesto que prácticamente cuando el magnífico crucificado de la cofradía se acercaba a San Agustín comenzaron a caer las primeras gotas, que se transformaron en chaparrón cuando la hermandad alcanzó ya el templo.

Antes de todo eso, de que la lluvia obligara a acelerar el cortejo y le impidiera coger por calles como Ancha, San José, Plaza Mina, Tinte y la Plaza San Francisco, la ciudad se quedó a oscuras y dejó estampas nuevas, como el Cristo de la Buena Muerte recorriendodo Nueva. A pesar de la tenue luz, el público concentrado pudo disfrutar de una de las obras escultóricas más sobrecogedoras de toda Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios