Semana Santa en San Fernando | Madrugada de Viernes Santo Nazareno sale a la calle y borda su Noche única

  • La hermandad zanja las dudas de la Semana Santa al emprender su salida procesional por las calles de La Isla 

  • Una multitud expectante abrazó a la cofradía a su salida en la plaza de la Iglesia 

  • La cofradía se ha recogido pasadas las diez de la mañana 

Fiel a su tradición, a las dos de la madrugada las puertas de la Iglesia Mayor se abrieron de par en par para que la hermandad de Jesús Nazareno acabara con todas las dudas de una noche de incertidumbres y se echara a la calle ante un público multitudinario y expectante que aguardaba -y anhelaba- que el gran momento se repitiera en la plaza de la Iglesia. 

La cofradía, que ya en la Semana Santa del año pasado vio truncada su salida por la aparición de la lluvia, no quiso dejar a La Isla su 'Noche' con mayúsculas. Pasada la una de la madrugada, la junta de gobierno se reunió para valorar los últimos pronósticos y tomar una decisión definitiva: salir a la calle confiando en las previsiones más optimistas y en el margen de reacción con el que contaba la cofradía para decidir alternativas sobre la marcha en el caso de que la noche empeorara. Hermanos, acólitos, cargadores... Todos esperaban en el interior de la Iglesia Mayor ese 'sí' después de un Jueves Santo a medias que acabó con la suspensión de la salida procesional de la Expiración y el apresurado regreso al templo de Misericordia y Perdón. 

Poco antes de las dos de la madrugada, el hermano mayor de la cofradía, Miguel Ángel Cruceira, se ha dirigió a los hermanos para informarles de la decisión en un momento -admitió- muy emotivo ya que es el último de su mandato. La hermandad pidió a los hermanos su colaboración en el caso de que tuvieran que lidiar con la lluvia a lo largo de las más de ocho horas que el Regidor Perpetuo estuvo en la calle. No hizo falta. La valiente decisión de la junta de gobierno tuvo su recompensa y les permitió disfrutar de una salida memorable y llena de hitos cofrades y escenas de lo más cofrade que acabó a las diez de la mañana con el tradicional 'encuentro' de los pasos en la plaza de la Iglesia. 

En el interior de la Iglesia Mayor, al conocerse que la hermandad saldría a la calle, se vivieron también momentos muy emotivos y se ha palpó la alegría de los hermanos al saber que la cofradía plantaría cara para salvar la madrugada del Viernes Santo, la gran Noche isleña. 

A las dos, como manda la tradición, las puertas de la Iglesia Mayor se abrieron para iniciar la estación de penitencia.  Una gran ovación fue la respuesta del público que aguardaba en la plaza de la Iglesia. La noche aguantaba y no había ni rastro de la lluvia. 

En medio de una gran expectación el paso de Jesús Nazareno se recreó en la mítica rampa de la Semana Santa isleña mientras que la agrupación musical Lágrimas de Dolores encadenaba varias marchas antes de entrar en Carrera Oficial. Fue toda una demostración del buen hacer colectivo de todos los que forman la hermandad del Nazareno. 

En el interior del templo se vivieron también escenas memorables segundos antes de que el paso salvara las dificultades del dintel de la puerta de la Iglesia Mayor, como las primeras levantás al paso de Jesús Nazareno que han dado José Manuel Porras, hermano y antiguo cargador además de uno de los principales impulsores de UPACE-San Fernando, y el pregonero de la Semana Santa, Juan Carlos Muñoz

El capataz, Javier Padillo, pidió a la cuadrilla de cargadores que dedicaran la salida procesional a La Isla y a los isleños por el cariño que la ciudad ha demostrado tener hacia la imagen de Jesús Nazareno durante la celebración del 250 aniversario que la cofradía celebró el año pasado. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios