Semana Santa
  • Vuelve la Semana Santa de La Isla, vuelve la Guía del Diario

Guía de la Semana Santa de San Fernando 2022: hermandades, horarios y recorridos

El Cristo del Perdón, a su salida de la parroquia de la Inmaculada. El Cristo del Perdón, a su salida de la parroquia de la Inmaculada.

El Cristo del Perdón, a su salida de la parroquia de la Inmaculada.

Román Ríos

Escrito por

· Arturo Rivera Barrera

Redactor

La Semana Santa que por más tiempo se ha esperado está a punto de levantar el telón de las emociones después de dos años de forzada ausencia a causa de la pandemia. Las cofradías vuelven a la calle después de un largo y doloroso paréntesis que ha relegado a las hermandades al interior de los templos, donde la dureza de los tiempos que se han vivido desde aquel mes de marzo de 2020 ha llevado también a momentos de fe muy intensos e, incluso, más íntimos y cercanos con las imágenes que ponen apellido a nuestras devociones. Pero ahora, al fin, tras una travesía en el desierto que a todos nos ha parecido demasiado larga, las hermandades vuelven a la calle. Y eso es mucho. Eso es todo en una tierra en la que no se entiende otra forma de sentir la Semana Santa que en comunión con la ciudad.

Y, como no podía ser de otra forma, la guía de la Semana Santa que edita Diario de Cádiz vuelve también con las cofradías, con todos los horarios e itinerarios, los bandas que acompañan a cada hermandad, los estrenos y las mejores recomendaciones para no perderse un detalle de ese gran espectáculo que La Isla brinda en estos días en los que su mayor celebración toma las calles.

Domingo de Ramos

Hermanos de fila de Columna al salir del templo. Hermanos de fila de Columna al salir del templo.

Hermanos de fila de Columna al salir del templo. / Román Ríos

La jornada del Domingo de Ramos arrancará este año diez minutos antes. La cruz de guía de la hermandad de la Borriquita se pondrá en la calle a las 15.50 horas para ajustar su paso por la Carrera Oficial y los cambios que aplicará a su itinerario tradicional a causa de las obras de la plaza del Rey y para esquivar la calle Las Cortes.  

del Domingo de Ramos, por aquello de ser la primera jornada de la Semana Santa, lleva siempre un plus cofrade añadido. Es, qué duda cabe, la tarde más esperada. Y más aún este año de 2022 en el que se retoman las salidas procesionales tras dos años de forzada ausencia a causa de la pandemia y sus consabidas restricciones. Ese momento en el que la cruz de guía de la hermandad de la Borriquita se planta en la calle Real tras salir de la capilla del colegio de La Salle es, sin duda, un momento pletórico que concentra ese estallido de vivencias y emociones que orbita en torno a la Semana Santa.

El Domingo de Ramos es el comienzo de todo. Con el palio de la Estrella por las Siete Revueltas, con las campanas de la Iglesia Mayor repicando mientras la calle se llena de valientes capas blancas y antifaces de terciopelo morado, con los romanos que se abren paso desde La Ardila… Y eso es lo que hace tremendamente especial a este primer día de la Semana Santa. Este año, además, supondrá el momento de ese reencuentro con las cofradías en la calle, ese instante que tanto se ha soñado y añorado durante dos años.

Lunes Santo

Un nazareno de la hermandad de los Estudiantes, descalzo, durante su recorrido. Un nazareno de la hermandad de los Estudiantes, descalzo, durante su recorrido.

Un nazareno de la hermandad de los Estudiantes, descalzo, durante su recorrido. / Román Ríos

La del Lunes Santo será también una jornada de muchos cambios. Además, comenzará antes. La cofradía de los Afligidos ha adelantado su salida 20 minutos y ha prescindido a su regreso de su recorrido por las calles del Cristo Viejo. 

La fama precede a la jornada del Lunes Santo por el buen hacer de sus cofradías durante décadas. Y es cierto que es una de las jornadas, podría decirse, más plenas en el sentido más cofrade del término. La tarde en la que La Isla presume a lo grande de hermandades gracias al cortejo entero de la hermandad de los Estudiantes desde que sale del Cristo, a ese misterio pastoreño que tanto gusta siempre en la calle que es el del Ecce Homo y a la elegancia y a las devociones que arrastra Jesús de Medinaceli en cuanto pasa el umbral de la Iglesia Mayor.

La del Lunes Santo es una tarde para disfrutar plenamente de la Semana Santa isleña, que brilla de un modo especial en sus primeros momentos. Una de las jornadas con más identidad en la que no conviene perderse ni un minuto porque todo, además, pasa demasiado rápido en este Lunes 'de oro', como antaño, sabiamente, se le decía en La Isla.

Martes Santo

Momento en el que la cruz de guía de Prendimiento se dispone a salir de la iglesia del Parque. Momento en el que la cruz de guía de Prendimiento se dispone a salir de la iglesia del Parque.

Momento en el que la cruz de guía de Prendimiento se dispone a salir de la iglesia del Parque. / Román Ríos

La tarde del Martes Santo arrancará con la hermandad del Prendimiento en el Parque a las 17.45 horas. La cofradía además brindará uno de los grandes estrenos de la Semana Santa con la primera fase del dorado del paso de misterio. 

Desde que la cruz de guía del Huerto se planta en la Pastora hasta que Caridad agota su recorrido tras subir la calle Comedias o hasta que los pasos del Prendimiento protagonizan el tradicional 'encuentro' en el Parque en uno de los momentos más multitudinarios de toda Semana Santa, La Isla vive algunas de las horas más cofrades de todo el año.

La del Martes Santo es, desde hace años además, una de las jornadas más potentes de todas; uno de los días con más hermanos de fila en la calle y una de las tardes también en las que más estrenos se pueden ver entre las tres cofradías del día. Este año, la primera fase del dorado del paso de misterio del Prendimiento supondrá, sin lugar a dudas, uno de los alicientes más vistosos para esta nueva jornada cofrade. Aunque hay más, evidentemente. Y no pueden perderse de vista proyectos tan vistosos como el paso de Caridad, obra de la orfebrería de los Hermanos Delgado, o el futuro paso de palio de Gracia y Esperanza que ha diseñado Curro Claros.

La jornada sigue prometiendo y mostrando siempre la mejor cara de la Semana Santa.

Miércoles Santo

Cuerpo de acólitos que precede al misterio de la Vera Cruz. Cuerpo de acólitos que precede al misterio de la Vera Cruz.

Cuerpo de acólitos que precede al misterio de la Vera Cruz. / Román Ríos

Gran Poder abrirá desde la barriada Bazán la tarde del Miércoles Santo a las 17.00 horas. Y habrá que tener ojo con los itinerarios, porque debido a las obras de la calle Mariana de Pineda se han tenido que modificar el recorrido de esta cofradía a última hora. 

Se trata de una jornada que en los últimos años ha ido ganando peso y creciendo en matices. La salida de la hermandad bazanera es uno de los grandes momentos de la Semana Santa isleña y supone un ejemplo perfecto de lo que es una cofradía de barrio en plena acción. Pero en el otro extremo se encuentra también la sobriedad y el isleñismo de la hermandad del Santísimo Cristo de la Vera Cruz desde el barrio del Cristo Viejo, con toda la puesta en escena de una hermandad de negro por derecho. Y la destacada personalidad y particulares maneras de la Orden Seglar de los Siervos de María (Servitas), con el característico templete de la Virgen de los Dolores, cierran un trío perfecto para una tarde de la que siempre se ha dicho que tiene la elegancia cofrade como protagonista.

Hay que tener en cuenta además que la espera, para estas hermandades, ha sido todavía más larga de lo que la pandemia ha obligado al resto ya que en 2019, el último año en el que pudieron verse cofradías en al calle durante la Semana Santa, la lluvia hizo estragos en esta jornada del Miércoles Santo. Así que hay que echar la vista atrás hasta 2018 para recordar esa tarde única que brindan el misterio de Vera Cruz recorriendo su barrio, el templete de los Servitas por la estrechez del callejón de Ánimas o Gran Poder buscando la gloria del regreso a casa por el puente.

Jueves Santo

El palio de la Esperanza sale de San Francisco. El palio de la Esperanza sale de San Francisco.

El palio de la Esperanza sale de San Francisco. / Román Ríos

Llegamos a los momentos más intensos de la Semana Santa isleña, la jornada más larga de todas que comienza a primera hora de la tarde con la jovencísima hermandad de las Tres Caídas en el barrio de la Bazán, que a las 14.30 horas se pondrá en camino para llegar al centro de la ciudad. El Jueves además enlazará con la salida de Jesús Nazareno y con la madrugada del Viernes Santo, a partir de las dos de la madrugada. Se trata también de una jornada que en 2019 se vio también afectada por la lluvia, así que el regreso tras la larga espera promete.

Habrá que estar atentos también a los recorridos en esta jornada porque tanto Tres Caídas como Misericordia se han visto obligados a cambiarlos después de cerrados y publicados por el Consejo de Hermandades a causa de las obras de la calle Mariana de Pineda.

La salida del Perdón en La Casería, también a primera hora de la tarde, es otro de esos momentos únicos que depara la jornada del Jueves isleño y que este año se acerca un poco más a ese proyecto tan ansiado que es ver a la Virgen de la Paz en la calle ya que la hermandad ha conseguido ya autorización del Obispado para afrontar la primera fase del palio que permitirá sacar a su dolorosa titular en procesión.

Misericordia, en el barrio de la Pastora, aporta también empaque cofrade a esta jornada que cierra la hermandad del Silencio desde San Francisco, con sus particulares y sobrias maneras -todo tan clásico- y con ese vínculo tan estrecho que tiene con la Armada.

La del Jueves Santo es además una de las jornadas que más público concentra en la calle a la espera de la prometedora Madrugá, la Noche del Nazareno, que se le llama en La Isla.

Madrugada del Viernes Santo

Jesús Nazareno se reencuentra con La Isla. Jesús Nazareno se reencuentra con La Isla.

Jesús Nazareno se reencuentra con La Isla. / Román Ríos

Hay horas clave en la Semana Santa de San Fernando. Y una de ellas las marca el reloj de la Iglesia Mayor cuando da las dos de la madrugada del Viernes Santo, el momento en el que manda la tradición que la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores se pongan de nuevo en camino y vuelvan a salir al encuentro con La Isla.

La hermandad, además, protagoniza por la mañana otro de esos momentos que marca la Semana Santa, aunque se desarrolle en el interior del templo: la entrega del bastón de Regidor Perpetuo por parte de la Corporación Municipal. 

Es, sin duda, uno de los momentos más esperados y definitorios de toda la semana de Pasión. Devoción y tradición se dan la mano en estas horas en las que San Fernando se mantiene en vela junto al Nazareno mientras cruza sus calles hasta que llega el día, que despunta con el tradicional encuentro de los dos pasos en la plaza de la Iglesia.

Viernes Santo

Cortejo de la hermandad del Santo Entierro. Cortejo de la hermandad del Santo Entierro.

Cortejo de la hermandad del Santo Entierro. / Román Ríos

La del Viernes Santo es siempre la jornada de la solemnidad con mayúsculas, la tarde del luto del Santo Entierro de Cristo, con las comisiones y representaciones militares y la Corporación Municipal bajo mazas, y la tarde también de la Virgen Sola al pie de la cruz desnuda a los sones de Mater Mea. La tarde arrancará a las 18.10 horas con la hermandad de los Desamparados en un escenario indispensable como es la plaza y la calle San José. 

Se trata, además, de una tarde que se remonta a los mismos orígenes de la Semana Santa isleña. De hecho, acaba de abrir los actos de su 275 aniversario fundacional la hermandad de la Soledad, que es la decana de las cofradías de penitencia. Y la fecha, sin duda, pesará mucho en esta última tarde de procesiones en la calle, que se completa con la hermandad de los Desamparados y, cómo no, su característica salida desde la capilla de San José; que es otro de esos momentos indispensables de la jornada del Viernes Santo.

A la noche, la hermandad del Rosario en sus Misterios Dolorosos, con su sencillez abrumadora y su austero rezo, volverá desde la Iglesia Mayor para poner el punto final detrás de una sencilla parihuela.

Domingo de Resurrección

Hermanos de la Resurrección, con sus hábitos blancos, recorren las calles de La Isla en la mañana del domingo de Pascua. Hermanos de la Resurrección, con sus hábitos blancos, recorren las calles de La Isla en la mañana del domingo de Pascua.

Hermanos de la Resurrección, con sus hábitos blancos, recorren las calles de La Isla en la mañana del domingo de Pascua. / Román Ríos

La alegría de la Pascua luce túnica y capas blancas y sale a primera hora de esta última jornada de la Semana Santa desde la parroquia de San José Artesano, en el Parque. La hermandad de la Sagrada Resurrección, que saldrá a las 10.00 horas, es desde hace 16 años la encargada de poner el broche de oro a la Semana Mayor isleña con un luminoso cortejo que recorre la ciudad en esta mañana de Pascua y que, a partir de mediodía, brinda sus mejores momentos mientras busca el gran momento del Parque antes de regresar a la iglesia y de cerrar las puertas a la gloria cofrade. Es el momento más recomendado para disfrutar de la hermandad que despide oficialmente la Semana Santa isleña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios