Crisis del coronavirus Cádiz anunciará en las próximas horas la suspensión de su Semana Santa

  • Las cofradías no esperarán al pleno previsto este lunes para anunciar la decisión

  • Las orientaciones de la Conferencia Episcopal y el anuncio oficial de Sevilla precipitan las actuaciones

La Borriquita La Borriquita

La Borriquita / Marcos Piñero

Los acontecimientos se precipitan. La crudeza del coronavirus es tal que las cofradías están acelerando sus decisiones respecto a la celebración de las próximas convocatorias. En Cádiz, se está a la espera de que en las próximas horas se anuncie ya oficialmente la suspensión de la Semana Santa 2020.

En un principio, la decisión se iba a tomar el próximo lunes en el transcurso de un pleno extraordinario convocado al efecto. Pero lo ocurrido estas últimas horas ha precipitado todo. De un lado, el comunicado anoche de la Conferencia Episcopal Española estableciendo una serie de orientaciones ante la epidemia del Covid-19, entre las que se encontraba las procesiones. "Han de suprimirse", decían escueta pero rotundamente los obispos españoles. Y de otro lado, los anuncios oficiales que se están desarrollando en las últimas horas al respecto. Sobre todo el de Sevilla, cuyo Consejo de Hermandades ha anunciado esta mañana que no habrá Semana Santa. Pero también, en el caso de localidades del entorno de Cádiz, el de Chiclana, Algeciras, La Línea o Ceuta, todas ellas en la diócesis de Cádiz.

A raíz de esto, el Consejo ha iniciado las gestiones oportunas para no esperar al lunes y anunciar una decisión que desde hace días era más que evidente. De hecho, ya se ha producido un nuevo contacto telefónico con el alcalde de la ciudad, José María González, y con la concejal de Cultura, Lola Cazalilla, con quienes ya este viernes se produjo una reunión de análisis de la solución. Y en las próximas horas habrá también reuniones con el Secretariado de Hermandades y con el obispo diocesano, Rafael Zornoza, para dar luz verde a una decisión que a priori apoyarán los hermanos mayores por unanimidad sin necesidad de reunirse el lunes. Entre otros motivos, porque las recomendaciones sanitarias no aprueban que 30 hermanos mayore se desplacen de sus domicilios al salón de plenos de la calle Cobos para mantener una reunión donde difícilmente se podría respetar también la recomendación de al menos un metro de separación entre personas.

Así pues, sólo falta el anuncio oficial para dar por suspendida la Semana Santa de 2020. Una situación histórica a la que se une también la previsible falta de celebraciones de cultos, funciones y otros actos cofradieros en las iglesias desde este mismo sábado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios