Premio de 8,7 millones en San Fernando con la primitiva "Pa' perderse y no volver"

  • La Administración de Loterías número 2 de La Isla, de enhorabuena por el premio entregado

Una persona espera para ser atendida en la Administración de Lotería número 2 de San Fernando. Una persona espera para ser atendida en la Administración de Lotería número 2 de San Fernando.

Una persona espera para ser atendida en la Administración de Lotería número 2 de San Fernando. / D.C.

Con tan solo un boleto la Administración de Lotería número 2 de San Fernando ha entregado más de 26 veces la cantidad que el año pasado sumó en premios: más 8,7 millones euros de la Primitiva. Dos carteles colocados a un lado de la entrada a la oficina y en la ventana del lugar informan de la buena nueva a quienes caminan por la calle Real o a los clientes que  acuden a probar suerte como cada día.

"¡Qué bueno! ¡Qué bien!", se escucha a uno de los señores que aguarda su turno en el exterior para comprobar sus boletos o echar alguna apuesta: de bonoloto, euromillón, lotería nacional o cualquiera de ellas. "Pa' perderse y no volver", suelta su acompañante. A unos metros otra pareja se ha parado ante el escaparate y también comenta observando el aviso: alguien ha ganado 8,7 millones al coincidir en su billete seis aciertos más el reintegro, y por tanto hacerse con el premio de categoría especial y uno de los tres validados en España de primera categoría.

Los números 1, 10, 13, 23, 42 y 48, más el 2 de reintegro de la primitiva de ayer jueves han supuesto la entrega de un premio millonario para la Administración de Lotería número 2 La Cañaílla, situada en pleno centro de la ciudad, una zona con mucho tránsito. "Se ha acercado mucha gente, todo el mundo pregunta, porque, claro, es un premio gordo", comenta Pilar Zambrano. Entre quienes han pasado hoy la administración no ha estado la persona agraciada. "No sabemos nada, y no creo que vaya a venir", apunta.

Para un negocio de esta índole dar un premio así siempre es importante. "Se nota cuando hay un premio así, porque la gente siempre ve una oportunidad. Cuando ha tocado, la gente se anima más a tentar a la suerte", explica esta mujer, encargada de un negocio familiar que ha pasado de generación en generación desde  1936. La experiencia lo demuestra: 2018 vendieron un quinto premio de la lotería de Navidad y años antes un tercero, además de algunos boletos de la primitiva o la bonoloto tocados por la suerte. Nada tan grande como en esta ocasión: 8,7 millones de euros.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios