San Fernando

La familia de Camarón se enfrenta al Ayuntamiento de San Fernando por los derechos de imagen y el uso de la marca

  • Los herederos del artista sostienen que el Consistorio isleño ha terminado las obras del centro de interpretación sin contar con la autorización 

  • Sus abogados anuncian una acción por intromisión ilegítima en el uso de la marca  

La Chispa y la alcaldesa arrojan tierra sobre la primera piedra del Museo Camarón, en 2019. La Chispa y la alcaldesa arrojan tierra sobre la primera piedra del Museo Camarón, en 2019.

La Chispa y la alcaldesa arrojan tierra sobre la primera piedra del Museo Camarón, en 2019. / Román Ríos

La familia de Camarón de la Isla ha advertido que el Ayuntamiento de San Fernando carece de autorización para hacer uso de la marca del artista y ha anunciado a través de sus abogados -el bufete Carrión Salamanca- que va a formalizar contra el Consistorio una acción por intromisión ilegítima en el uso de dicha marca.

Los herederos del cantaor han aprovechado el día de hoy, en el que el artista hubiese cumplido 70 años, para dar a conocer el conflicto. Estas acciones emprendidas con la familia coinciden también con la terminación de las obras del Museo Camarón, que es el nombre por el que es popularmente conocido el centro de interpretación que se ha levantado junto a la Venta de Vargas, que todavía no ha abierto sus puertas. 

Según los abogados de la familia de Camarón, dicho museo "no cuenta con la autorización de sus herederos para la utilización de la imagen ni de la marca del cantaor, ni con los derechos de propiedad intelectual". 

Existe un convenio suscrito entre el Ayuntamiento y la familia que se remonta a 2014, cuando el entonces alcalde, José Loaiza, dio los primeros pasos para impulsar el proyecto y asegurarse el legado del artista que custodiaba su viuda, Dolores Montoya 'Chispa' e hijos. Se trataba de premios, reconocimientos, instrumentos, prendas de vestir, fotografías y hasta algunos objetos personales de Camarón, que el Consistorio quería asegurarse para dotar de contenido al futuro centro de interpretación. 

El centro de interpretación Camarón, en el entorno mejorado de la Plaza Juan Vargas. El centro de interpretación Camarón, en el entorno mejorado de la Plaza Juan Vargas.

El centro de interpretación Camarón, en el entorno mejorado de la Plaza Juan Vargas. / Sonia Ramos

La familia, no obstante, denuncia que no se ha avanzado en la cesión de los derechos de propiedad intelectual y de la marca 'Camarón de La Isla', "cuyo consentimiento expreso recogía como imprescindible en el citado convenio". 

Según la versión de los herederos del artista, "la obra del Museo Camarón ha finalizado sin contar con la autorización y el consentimiento de los herederos para hacer uso de la imagen, contenidos y marca". Además, añaden, la subvención de 3,5 millones concedida para la construcción de este equipamiento en el marco de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Cádiz recogía en su expediente que el Ayuntamiento tiene "un contrato comercial con la familia y la empresa que tiene los derechos de explotación de la imagen", algo que todavía no se ha producido, si bien es cierto que este espacio dedicado al cantaor todavía no ha abierto sus puertas.

Los herederos aseguran que durante este tiempo han insistido al Ayuntamiento para regularizar esta situación en vista de la inminente apertura del Museo Camarón pero se han encontrado con la "negativa municipal". De ahí el conflicto que amenaza con terminar en los tribunales.  

La familia del artista ha optado por solicitar judicialmente al Consistorio "que muestre la documentación soporte de los derechos de propiedad intelectual que dice ostentar para la explotación del museo, para lo cual ha formalizado unas diligencias preliminares".

Paralelamente, los herederos de Camarón ha dado instrucciones al despacho que les representa en este asunto para actuar "contra todo aquel que esté haciendo un uso ilegal de la marca Camarón o Camarón de la Isla, por lo que en breve se emprenderán acciones judiciales contra todo aquel que esté fabricando, comercializando y/o intermediando en la venta de merchandising, artículos de consumo, servicios, etc., tanto en tiendas físicas como online, sin la correspondiente licencia de uso, incluido el Ayuntamiento de San Fernando, frente al que se va a formalizar en los próximos días una acción de intromisión ilegítima en el uso de la marca, al no disponer de ella".

2.500 euros al mes desde 2014 

El Ayuntamiento isleño ha recordado que el convenio firmado en 2014 se refiere explícitamente "al depósito y exhibición" del legado del artista y que la familia percibe desde hace ya seis años una contraprestación económica de 2.500 euros mensuales (más IVA) por dicho legado. En total, desde la firma del acuerdo ha recibido unos 180.000 euros de las arcas municipales a pesar de que el Museo Camarón no ha abierto todavía sus puertas. A eso suma el Consistorio unos 200.000 euros que se han destinado a derechos de imagen (aunque no exclusivamente de Camarón) durante la adecuación del centro de interpretación.

Con la familia, ha recordado el Consistorio, se ha contado siempre para cualquier acto vinculado al Museo, desde la colocación de la primera piedra hasta la redacción del proyecto museográfico, en el cual ha participado el representante de los herederos.  

El Ayuntamiento isleño ha recurrido también a los servicios de un bufete especializado, Menta Abogados, donde curiosamente trabaja Lucía Sánchez Varela, hija de Paco de Lucía.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios