San Fernando

Hasta 50 denuncias por botellones en San Fernando durante el fin de semana a pesar de las restricciones

  • El Barrero, La Casería o El Parque son algunos de los puntos más frecuentes para beber en la calle, aunque el problema se reparte por toda La Isla 

  • La afluencia de gente en la playa tras un mes de cierre perimetral y 15 días con restricciones a la actividad esencial, otro problema 

Un joven con una litrona de cerveza, en una imagen de archivo. Un joven con una litrona de cerveza, en una imagen de archivo.

Un joven con una litrona de cerveza, en una imagen de archivo. / José Ángel García

A pesar de que San Fernando lleva ya más de 15 días con las máximas restricciones vigentes a causa de la pandemia -nivel 2 grado 4, que implica el cierre de toda actividad no esencial- las denuncias interpuestas por la Policía Local por saltarse la normativa vigente para evitar la propagación del virus no dejan de aumentar. Hasta 84, según ha informado el Ayuntamiento isleño este lunes, se han contabilizado durante la última semana. 

Y la mayoría, además, tiene que ver con los botellones que se celebran en la vía pública a pesar de las restricciones existentes, incluida la que atañe a la venta de alcohol a partir de las 18.00 horas. Fuentes policiales aseguran que estas concentraciones de jóvenes que se dedican a beber en la calle se han convertido en un problema cada vez más preocupante en plena pandemia, como también han denunciado vecinos de distintos puntos de la ciudad a través de las redes sociales en los últimos días. La Casería, El Barrero o El Parque son algunos de lo lugares más frecuentados para hacer botellón haciendo caso omiso de las limitaciones, si bien -admite la Policía Local- se trata de una práctica extendida por todo el municipio.

Hasta 50 sanciones se han propuesto por este motivo -o por reuniones de más de 4 personas- durante la última semana. Eso supone el 59% del total de las denuncias realizadas por saltarse las normas Covid, como recuerda el Ayuntamiento isleño. Además, hay que resaltar que el total de las denuncias propuestas por estos hechos se llevaron a cabo durante el viernes (34) y el sábado (16). 

En lo que se refiere al resto de medidas adoptadas para frenar la pandemia provocada por el coronavirus, 17 de estas sanciones se pusieron a personas por no hacer uso de la mascarilla obligatoria en la vía pública o hacerlo de forma incorrecta; mientras que otras 7 fueron por circular sin causa justificada fuera del horario del toque de queda, que ahora es entre las 22.00 y las 6.00 horas; otras 3 más por fumar en la vía pública sin mantener distancia interpersonal de 2 metros.

En este sentido, la gran afluencia de isleños que ha registrado la playa de Camposoto durante el fin de semana -aunque también en los precedentes- se ha convertido también en un problema ya que, aunque en teoría no se vulnera ninguna restricción vigente, la cantidad de gente que se concentra en un mismo punto da lugar a más de una situación irregular: grupos demasiados numerosos, gente que no lleva bien la mascarilla o que se la quita porque cree que no hay que llevarla en la playa, perros que se sacan a pasear sin correa... 

Tras un mes con el cierre perimetral del municipio y 15 días con las restricciones a la actividad no esencial, los senderos y la playa de Camposoto se han convertido en una válvula de escape para muchos isleños durante los descansos de los fines de semana, lo que ha dado pie a multitudinarias imágenes de gente paseando por estos puntos. 

Los agentes, por otro lado, han continuado con el dispositivo especial para realizar controles de acceso y salida de la ciudad ante la restricción de la movilidad interurbana por el cierre perimetral decretado por la autoridad sanitaria. Esta vigilancia también se ha llevado a cabo en la estación de ferrocarril para comprobar que los usuarios tenían motivos justificados para su desplazamiento, así como en los autobuses interurbanos a Cádiz, en los que se han llegado a inspeccionar los viajeros de cada vehículo. En total, se han impuesto 7 sanciones por incumplimiento de la restricción de movilidad interprovincial. 

Además de las denuncias por incumplir la normativa para frenar al Covid-19, las rondas de vigilancia de los y las agentes por la ciudad también han permitido durante la pasada semana interponer 9 denuncias por delitos de violencia género, contra la seguridad vial o lesiones; 3 por infracciones de las ordenanzas municipales (ruido, basura fuera de horario, etc); y 2 por tenencia/consumo de sustancias estupefacientes; y 1 por absentismo escolar, actos vandálicos o reyertas.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Protección Civil, Jaime Armario, ha reclamado una vez más "prudencia y responsabilidad" a la ciudadanía para que haya un estricto cumplimiento de las medidas y restricciones impuestas por las autoridades sanitarias para controlar la situación de la pandemia, "sobre todo ahora que parece confirmarse una tendencia a la baja de la incidencia", indica el equipo de gobierno.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios