San Fernando

La barriada Bazán vive un día histórico con el comienzo de las obras para la renovación del alcantarillado

  • La primera fase de los trabajos, una inversión de más de un millón de euros que acomete Hidralia, consistirá en la construcción de una nueva estación de bombeo y en la sustitución de un colector de 150 años de antigüedad 

Los trabajos que permitirán la renovación integral del alcantarillado de la Bazán, una histórica demanda de la barriada y del movimiento vecinal, han dado al fin comienzo esta mañana en una jornada que tanto el Ayuntamiento isleño como la asociación de vecinos han calificado sin dudarlo de "histórica". 

Las obras, que acomete Hidralia con cargo a las inversiones pactadas en la prórroga del contrato, arrancan tras una larga tramitación previa con una primera fase que consistirá en la construcción de una nueva estación de bombeo de aguas pluviales y residuales, una "prioridad" -así lo ha reconocido el gerente de la concesionaria, José Luis Trapero- que permitirá solventar el gran problema que desde hace décadas sufre la barriada Bazán y que supone el primer paso para posteriormente afrontar la renovación de las redes internas de alcantarillado. 

Las obras en marcha cuentan en esta primera fase con un presupuesto de 1.122.832,85 euros y un plazo de ejecución de 11 meses. 

Más de 3.000 metros cúbicos de excavación, 25.000 kilos de acero que se emplearán en la construcción de la estación de bombeo y 400 metros de tuberías de distintos diámetros que se instalarán en la zona son algunas de las cifras de la obra que dan cuenta del alcance que tiene la actuación. 

Primeros trabajos para la construcción de la estación de bombeo de la barriada Bazán. Primeros trabajos para la construcción de la estación de bombeo de la barriada Bazán.

Primeros trabajos para la construcción de la estación de bombeo de la barriada Bazán. / D.C. (San Fernando)

Los trabajos han comenzado con las primeras excavaciones necesarias para acometer las canalizaciones en la zona paralela a la carretera de La Carraca a la altura de la calle Cantabria. 

De momento, el tráfico rodado no se ve afectado en un punto que es además especialmente sensible para la circulación. De ahí que se haya trabajado en un plan especial para minimizar todo lo posible el impacto que tendrá la obra, tanto para los vecinos de la barriada como para los conductores que habitualmente tienen que hacer uso de esta vía para entrar y salir del Arsenal de La Carraca, de la factoría isleña de Navantia, de los centros educativos que se asientan en la población de San Carlos o de otras instalaciones militares. 

El plan -ha explicado Trapero- se ha consensuado con todas las partes afectadas y no se descarta trabajar en horario nocturno si se dan las circunstancias para evitar que las obras repercutan en el tráfico. 

De entrada, la primera fase implicará construir una nueva estación de bombeo que permitirá canalizar todas las aguas residuales de la zona hasta la estación de la Venta de Vargas y, desde allí, hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR); e instalar un colector de impulsión por la carretera de la Carraca. Serán los primeros trabajos que se acometerán en la barriada.

Cavada: "Hemos dado un paso decisivo"

Tras décadas hablando en La Isla sobre la renovación del alcantarillado de la barriada Bazán, una de las grandes asignaturas pendientes que arrastraba el municipio, la alcaldesa, Patricia Cavada, no se ha resistido a subrayar la importancia de la actuación transformadora que al fin -y tras no pocos trámites previos- se ha puesto en marcha en San Fernando. 

"Hace muchos años que éramos conscientes de la necesidad de actuar con este proyecto dados los problemas que arrastra la barriada Bazán, por todo lo que significa también carecer de una red separada y no tener suficiencia hidráulica para dar un buen servicio en este sentido a una parte de la ciudad en la que viven numerosos vecinos", ha afirmado la regidora.

"Hoy hemos dado un paso decisivo con la puesta en marcha de las obras de la mano de Hidralia", ha asegurado la regidora, que ha recordado también que la actuación es posible gracias a la prórroga del contrato que se acordó a principios del mandato y que incluía la ejecución de importantes inversiones. 

Se trata, ha precisado Cavada, de un proyecto que por fin permitirán solventar los problemas de los vecinos de la barriada Bazán además de separar las redes de pluviales y residuales "y sustituir un colector que tiene 150 años de antigüedad". Además, ha subrayado, permitirá una "mayor sostenibilidad" y una "mejor acción" en la lucha contra el cambio climático al dotar a la ciudad de "unas infraestructuras hídricas a la altura de la ciudad del Parque Natural". 

La alcaldesa ha felicitado también a los vecinos de la barriada Bazán por el logro que supone haber conseguido la puesta en marcha de las obras y por su "constancia y tenacidad" a la hora de reivindicar estas mejoras durante décadas. 

José María Santos Bonet, presidente de la asociación de vecinos de la barriada Bazán, ha trasladado su agradecimiento al Ayuntamiento isleño y ha valorado el comienzo de unos trabajos que se esperaban "desde hacía más de 30 años". 

También ha estado presente Manuel Gómez Piñero, vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Isla de León y responsable de los temas de urbanismo, vías y obras. 

Por parte del Ayuntamiento isleño, han arropado a la alcaldesa en el acto que se ha llevado a cabo coincidiendo con el comienzo de los trabajos en la barriada Bazán el delegado de Desarrollo Sostenible, Ignacio Bermejo, y la delegada de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, así como la concejala de Empleo y Turismo, Regla Moreno

De la ejecución de los trabajos se encarga la empresa Sorigué, cuyos responsables también han estado presentes así como personal técnico de Hidralia y del propio Consistorio. 

Bloques de la barriada Bazán. Bloques de la barriada Bazán.

Bloques de la barriada Bazán. / D.C. (San Fernando)

La obra, al detalle 

Durante los próximos días se van a llevar a cabo las labores de vallado y la consolidación de los pertinentes elementos de señalización y seguridad para comenzar a continuación con el grueso de esta primera parte de la obra.

Los trabajos se centrarán en un primer momento en la construcción de las infraestructuras que permitan la creación de una red separa de aguas fecales por un lado y de aguas pluviales por otro. El objetivo es solucionar los problemas históricos de inundaciones que padece la barriada cada vez que llueve con algo de intensidad, así como dotar de una propia red de aguas negras a la zona, ya que la que existe actualmente se trata de una estructura de más de 150 años de antigüedad por la que se evacúan todas las aguas residuales (pluviales y fecales) de la parte de La Casería, de la población naval de San Carlos y la propia Bazán, generando en este punto un problema de insuficiencia hidráulica, al canalizarse las aguas por gravedad, lo que complica aún más el problema.

Estos trabajos van a permitir que Bazán cuente con una red separativa plenamente operativa, disminuyendo el riesgo de colapso de la red y evitando que se vuelvan a repetir episodios de inundaciones que, según la intensidad de las lluvias, provocaba incluso el desbordamiento de aguas residuales.

Algo que se va conseguir gracias por un lado a la construcción de una Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) que recogerá todas las aguas fecales de la zona, y a lo que se sumará la instalación de una conducción de impulsión de aguas residuales hasta la autovía, que conectará esta nueva EBAR con la existente en Venta de Vargas y, desde allí, hasta la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Por otro lado, se construirá una Estación de Bombeo de Aguas Pluviales (EBAP) que recoja todas las aguas de lluvia que llegan hasta la zona y un colector de impulsión que se va a conectar al aliviadero general de pluviales existente, para el desagüe de las aguas procedentes de las precipitaciones.

Con estas infraestructuras se solventarán los problemas señalados de la actual canalización por gravedad, que ha mostrado ser insuficiente para las necesidades de una barriada que está a nivel de las marismas de alrededor y cuyos problemas se complican aún más si hay marea alta.

En concreto, esta primera fase de actuaciones en la Barriada Bazán tiene un plazo de ejecución de 11 meses y un presupuesto total de 1.122,832,85 euros.

Una vez ejecutado lo previsto en esta primera fase, será el momento de realizar el desvío del colector de alcantarillado procedente de la población Naval San Carlos, la renovación de las redes de alcantarillado de toda la barriada, completando así la red de pluviales existente, tanto en las calles como en el interior de los patios de la barriada. Las redes de esta zona se remontan a los años 50, cuando se construyó la barriada, y el diámetro de las tuberías existentes es demasiado pequeño para dar cabida al caudal de agua que recibe. De esta manera, se va a evitar que la red se sature con frecuencia y que se produzcan los desbordamientos que suelen aparecer sobre todo con las lluvias.

En estas actuaciones, se incluirá también la renovación de las infraestructuras existentes en la barriada, incluidas las del sistema de abastecimiento de agua potable.

Una reforma completa de las redes de saneamiento, pluviales y abastecimiento de agua potable de la barriada de Bazán en la que Hidralia aportará 4,1 millones de euros del total necesario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios