San Fernando A este Halloween no hay quien lo pare

  • Una abrumadora respuesta de público afianza el éxito indiscutible de la fiesta 

Dos de los actores que participan en la puesta en escena del 'sótano de los horrores' en el Mercado Central. Dos de los actores que participan en la puesta en escena del 'sótano de los horrores' en el Mercado Central.

Dos de los actores que participan en la puesta en escena del 'sótano de los horrores' en el Mercado Central. / Nacho Frade (San Fernando)

Todavía hay quien se resiste con dignidad a ser asimilado y en la noche del 31 de octubre opta por encerrarse en su casa, subir el volumen de la tele y hacer oídos sordos a los niños que aporrean la puerta pidiendo caramelos, que en Camposoto se ha convertido en práctica habitual.

Pero lo cierto es que la inmensa mayoría se deja arrastrar sin complejos por la desenfrenada vorágine desatada por la fiesta de Halloween, que en San Fernando –cosas de La Isla– es ya algo que va mucho más allá de una moda pasajera. 

Halloween ha venido quedarse, de eso no cabe duda. No solo hay una decidida apuesta municipal sino un respaldo abrumador de la gente en la calle. Así que si es de esos a los que esta fiesta le toca las narices será mejor que  se acostumbre y se arme de paciencia o que se esconda hasta que pase todo. 

La dimensión que ha alcanzado la fiesta de los muertos y el terror en tan pocos años no tiene precedentes en La Isla. Y corre pareja al nivel que brindan las tenebrosas puestas en escenas que ambientan la velada y, por supuesto, al multitudinario aspecto que presenta la calle desde media tarde, que es la pieza clave de todo esto.

Ayer, la respuesta del público volvió a ser verdaderamente espectacular, tanto en el centro de la ciudad como aún más si cabe en Camposoto, donde el Halloween isleño tiene sus raíces, porque la cosa –es justo reconocerlo– empezó ahí. Y lo cierto es que pocas iniciativas consiguen aunar tantas voluntades al mismo tiempo: no solo hay actividades programadas por el Ayuntamiento sino también –y cada vez más– por parte de asociaciones de vecinos, colectivos de distinta índole e incluso de particulares, como es el caso del célebre Cementerio de Camposoto, que se ha convertido en todo en referente. 

Sumen a eso la evidente apuesta de la hostelería y el comercio y el carácter familiar que, inevitablemente, arrastra una fiesta que encanta a los más pequeños de la casa, que se disfrazan y se lo pasan bomba, y obtendrán la receta de ese éxito del que muchos todavía se sorprenden. Y eso que el Halloween de La Isla lleva ya varios años y cada vez va a más.  

Ayer, aunque las actividades ya se multiplican por todo San Fernando, el Halloween de La Isla se volvió a dividir en dos escenarios: el centro de la ciudad y Camposoto.

En el primero de ellos se llevaron a cabo las actividades organizadas por el Ayuntamiento, que orbitaron en torno a la Alameda y su particular cementerio, que en esta ocasión cayó bajo el dominio de una tenebrosa armada procedente del averno que hizo  temblar a más de uno. Un freak show en la plaza del Rey y un Mercado Central transformado en un sótano de los horrores que arrastró una larga cola hicieron pasar mucho miedo a los isleños en este Halloween, que en Camposoto repitió su celebre cementerio y el 'Museo de los Horrores' de los vecinos de Distrito Sur. Allí el ambiente fue tremendo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios