San Fernando 24 de Septiembre, 10 años después del Diez

  • La ciudad encara la celebración más 'light' de la fiesta de Las Cortes a causa del Covid

  • Se cumple una década del Bicentenario que aspiraba a ser un punto de inflexión para la ciudad

Una imagen del 24 de Septiembre. Una imagen del 24 de Septiembre.

Una imagen del 24 de Septiembre. / Román Ríos (San Fernando)

En el año 2004 no hubo 24 de Septiembre. El Ayuntamiento isleño suspendió el programa de actos previsto para sumarse a las movilizaciones de los trabajadores de Bazán que por entonces se llevaban a cabo para impedir su cierre. La gran manifiestación, que llegó a reunir a más de 25.000 personas para reivindicar un futuro para la factoría, se celebró tan solo unos días antes de la fecha histórica a recordar. Fueron semanas que La Isla vivió en un clima de gran tensión e incertidumbre, así que todo acto festivo organizado por parte del Consistorio estaba de más.

Hasta el momento ha sido la única excepción que ha tenido la conmemoración de Las Cortes a lo largo de sus 20 años de historia (la primera vez que se celebró fue en 2001).

Eso sí, el 24-S que La Isla se dispone a celebrar esta semana –curiosamente, cuando se cumplen diez años del Bicentenario– será el más light de toda su trayectoria, algo lógico si se tiene en cuenta que estamos en medio de una pandemia. La realidad impuesta por el Covid manda.

Portada del periódico en 2004 anunciando la suspensión de los actos del 24 de septiembre Portada del periódico en 2004 anunciando la suspensión de los actos del 24 de septiembre

Portada del periódico en 2004 anunciando la suspensión de los actos del 24 de septiembre / D.C. (San Fernando)

Sin recreaciones históricas, sin desfile militar ni izado de bandera y, sobre todo, sin la Feria de la Tapa –que se ha convertido en el gran evento gastronómico de la fecha y también en el más multitudinario– la modesta y sobria programación que se ha preparado desde el Ayuntamiento se centrará prácticamente en el acto institucional que se celebrará jueves en el Teatro de las Cortes con la Academia de Cine, a la que se sumarán algunos otros actos: el estreno del documental El Camino, un par de representaciones teatrales infantiles, un concierto de música de bandas sonoras, una exposición en el centro de congresos... Y todo, claro está, con aforo limitado y con las restricciones habituales a las que obliga el coronavirus.

A pesar de ello, el Ayuntamiento se esfuerza en que la conmemoración no pierda el espíritu que ha asumido y ha mantenido vigente en estos años, como apuntaba la concejala de Cultura, María José Foncubierta, el pasado jueves durante la presentación de programa de actos.

Y el 24-S será, de hecho, una de las pocas fiestas que San Fernando celebrará en este aciago 2020, cuando además se cumple una década del gran año del Bicentenario: el Diez, como se le dio en llamar por aquel entonces. Una efeméride dentro de la efeméride que no podía pasarse por alto y que lleva inevitablemente a preguntarse por los aciertos y errores de la gran apuesta que se hizo en la ciudad cuando hace 20 años -fue entonces cuando nació la fiesta- soñó con hacer de esta fecha del 24 de Septiembre un punto de inflexión para encarar el futuro.

La fiesta, con sus luces y sombras y con sus altibajos, está sobradamente consolidada en La Isla a pesar de que no se haya llegado tan lejos como se soñara hace una década. 

Se han cumplido ya diez años de todas aquellas inversiones que acompañaron al 2010: la rehabilitación de la Iglesia Mayor y de la capilla de la Compañía de María, la puesta en marcha del centro de congresos y del Centro de Interpretación del Parlamentarismo (hoy ya desaparecido) y la recuperación del Real Carenero y del entorno de baterías defensivas, aunque esta actuación no estuvo acabada hasta principios de 2011...

Y diez años después se sigue esperando la segunda fase, la rehabilitación del Puente Zuazo en sí. Y la conservación del Sitio Histórico, que sigue sin uso ni actividad, deja bastante que desear. Resulta evidente que la conservación y recuperación del patrimonio vinculado a Las Cortes y a la Guerra de la Independencia sigue siendo una asignatura pendiente y las administraciones competentes –a pesar de los compromisos adquiridos en su día– prefieren mirar hacia otro lado.

Eso sí, gracias a los esfuerzos del Ayuntamiento en sucesivos mandatos, este año se ha conseguido al fin completar la gran obra del Palacio Consistorial, aunque no ha sido posible hacer coincidir su inauguración con el 24-S, lo que se llegó a barajar hace unos meses. Es uno de los grandes edificios de la ruta de Las Cortes que se ha conseguido recuperar, aunque sea diez años después del Bicentenario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios