San Fernando

Reyes Magos en San Fernando: la ilusión circula en autobús

  • Melchor, Gaspar y Baltasar recorren La Isla a velocidad de crucero en las vísperas más atípicas 

La ilusión nunca falla en la tarde del 5 de enero. Aunque sea tan fugaz como un autobús en marcha recorriendo la ciudad a velocidad de crucero. Sin cabalgata, sin caramelos, sin esa calle Real hasta la bandera de gente, son –qué duda cabe– las vísperas de Reyes más atípicas que se han vivido en San Fernando en décadas. ¡Y cuántas veces hemos utilizado este adjetivo en los últimos meses!

Pero lo cierto es que ni siquiera hay memoria de la última vez que se tuvo que suspender la cabalgata en La Isla. En varias ocasiones se ha visto pasada por agua pero... ¿suspenderse? Así que Melchor, Gaspar y Baltasar han echado un pulso a la pandemia y han plantado cara a la adversidad ayudados por el Heraldo Real y la Estrella de Oriente para lanzar un rotundo mensaje de esperanza a los isleños que se hace más necesario que nunca después de un año demasiado duro.

Eso sí, los de Oriente han tenido que conformarse con lo poco que se podía hacer con las restricciones y limitarse a dar una vuelta en autobús por las calles y barrios de La Isla, lo que irremediablemente ha sabido a poco. Pero los Reyes han cumplido a rajatabla con su trabajo. Y han ilusionado.

Buena muestra de ello han dado los primeros niños que a las cuatro de la tarde se han encontrado con Melchor, Gaspar y Baltasar al salir del hotel Salymar, donde los monarcas han terminado de vestirse y de prepararse para afrontar una tarde de trabajo muy larga.

Los pequeños no han podido reprimir sus sorpresa al ver aparecer en plena calle Real a los mismísimos Reyes Magos, con sus largas barbas, sus coronas, sus mantos reales.... Han aplaudido con todas sus ganas y han ovacionado a los de Oriente coreando sus nombres mientras estos se apresuraban a subir a bordo del autobús descapotable –especialmente decorado para la ocasión– a bordo del que durante las cinco horas siguientes recorrerían La Isla entera hasta llegar la noche.

Desde la plaza Iglesia han iniciado su recorrido por toda la calle Real, que han realizado en apenas unos minutos, para continuar luego por Borrego y buscar la zona de Constitución y de Camposoto. Y así ir saltando de un barrio a otro. Muy rápido, eso sí. El ritmo del bus que venía de Oriente –según explicó el Ayuntamiento– tiene un doble objetivo: por un lado, cubrir un amplio recorrido por todo San Fernando para llegar al mayor número posible de barriadas y, por otro, evitar todo lo posible que al paso de la comitiva se produjeran aglomeraciones de público.

De hecho, el Ayuntamiento isleño se había advertido previamente que se intervendría para evitar concentraciones de público y que incluso se modificaría el recorrido del autobús de los Reyes Magos si lo consideraba necesario.

Sus Majestades, animadas por la música, han correspondido a las muestras de entusiasmo y cariño de niños y familias, a las que no han dejado de saludar en ningún momento desde el autobús. La escena se ha repetido a lo largo de todo San Fernando en un ambiente de lo más festivo. La gente se ha asomado a las azoteas, a las ventanas y a los balcones de sus casas para saludar a los Magos. Y desde la acera los más pequeños han contemplado también absortos a la comitiva.

La jornada, eso sí, había comenzado antes. A mediodía, el helicóptero en el que llegaron los Reyes a La Isla suplió la ausencia del multitudinario aterrizaje que habitualmente da el pistoletazo de salida a la jornada del 5 de enero desde Bahía Sur haciendo varias pasadas a lo largo de toda la ciudad y, de esta forma, anunciar a los más pequeños de la casa que ya estaban en la ciudad.

Aunque los primeros en ser atendidos en la apretada agenda de los Reyes Magos en esta jornada del 5 de enero no han sido los niños sino sus abuelos, los más mayores. Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados por la Estrella de Oriente y por el Heraldo Real, han echado mano a las nuevas tecnologías nada más llegar a La Isla para contactar a través de una videoconferencia con los usuarios de las cinco residencias de mayores que se ubican en la localidad: Cruz Roja, San José, Vitalia, María Dolores Castañeda (AFA Vitae) y Virgen del Carmen. 

A todos estos mayores han lanzado un mensaje entrañable y cargado de cariño: "Saldremos de esta y pronto volveréis a estar abrazando a vuestros nietos y a vuestras familias", les ha dicho Melchor.

Los de Oriente han recordado además a los usuarios de las residencias la fortaleza que siempre ha caracterizado a sus generaciones. "Sois gente acostumbrada a vivir situaciones complicadas y habéis luchado mucho para sacar a vuestras familias adelante", han puntualizado al trasladarles un mensaje de ánimo en medio de una pandemia que les ha afectado de una manera especial y en la que –han lamentado los Reyes Magos– se han visto privados "del roce con los vuestros". Pero todo, insistieron al empezar esta jornada de vísperas con ellos, pasará pronto. 

Los Reyes, en la videoconferencia que mantuvieron con las cinco residencias de mayores de San Fernando, tuvieron también un recuerdo para el personal que trabaja en estos centros y que, en los últimos meses, han sido claves para ellos. "Sabemos que os cuidan bien", constataron. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios