🛒 Los supermercados más baratos de Cádiz

Ciclo Flamenco al Aire

Paco Manano regresa con el espectáculo flamenco 'Raíces y Pureza' este sábado en el Castillo de San Romualdo en San Fernando

  • Para la ocasión en San Romualdo el cantaor se rodea de un nutrido grupo de artistas de La Isla y del entorno

Paco Manano posa en la puerta del molino de mareas del Zaporito.

Paco Manano posa en la puerta del molino de mareas del Zaporito. / Flamenco de La Isla

El Castillo de San Romualdo acoge este sábado a partir de las 22.00 horas el espectáculo Raíces y Pureza que lidera el cantaor Paco Manano y con el que se inicia el II Ciclo Flamenco al Aire. Artistas de San Fernando, pero también de Chiclana y Cádiz le acompañan en la que será su primera cita ante el público desde que se iniciara la pandemia.

"Todo comenzó con una llamada de Chico para contratarme para el ciclo. Pensamos en la necesidad de crear un espectáculo, y me puse en contacto con artistas locales", explica Paco Manano, agradecido por que el responsable de Flamenco La Isla haya contado con él para esta programación flamenca, "también el Ayuntamiento", precisa.

El artista resalta la apuesta de Raíces y Pureza, como se denomina la propuesta que cuenta con la participación del propio Manano, y de Nuria Carrasco, al cante; pero también de Niño la Leo y Javi Mota, a la guitarra; de Lolo Perlino y Antonio el Gitana, a las palmas; Alberto Domínguez Gálvez, con el saxofón; Javi Portela, al piano; José Antonio, el Pajarito, encargado de la percusión; y José Antonio Helmo Cortés y María Pardo, al baile.

Se plantearon varios nombres para el espectáculo, como Raíces y Esencia, pero finalmente se quedó en Raíces y Pureza, porque "esa palabra forma parte del flamenco y debía estar". Así refleja el sentido de la presentación que forma parte de la show. "Tiene una presentación con los cantes antiguos de la toná", desvela, pero además José María Valero, acostumbrado a pregones y otras citas con la poesía, se encargará de recitar. "Le he pasado una estrofa de cuatro versos", apunta. 

"El nombre encaja con lo que se va a ofrecer", insiste Paco. Con la presentación por toná, nana y seguiriya, pero también con una soleá por bulerías, unas malagueñas y cantes de compás como las alegrías o una soleá de Cádiz.

Para que todo salga perfecto los implicados ensayan desde mediados de junio. Además se ha cuidado todo al más mínimo detalle, "con una escenografía muy bonita" que comienza con el poeta recitando y Manano saliendo de la puerta del Castillo para subir al escenario mientras el bailaor se levanta para recibirlo.

Esta velada en el Castillo de San Romualdo llega después de mucho tiempo sin ponerse ante el público. "Hemos sufrido mucho, en mi caso con un año de pandemia de no salir, por mi hija diabética". Poco a poco todos comienzan a tener trabajos. Para Paco Manano será la primera vez después de meses, por lo que "estoy inquieto, no nervioso, con muchas ganas". "He estudiado mucho en casa sin salir, porque los cantes hay que trabajarlos día a día", deja claro sobre cómo ha vivido el parón por el covid-19. 

"Hay que agradecer a la vida, al público, por volver a encontrarnos. El público hace crecer a los artistas, nos hace grande, por eso hay que tener mucho respeto hacia ellos", se muestra optimista. En sus recitales el artista de San Fernando habla con ellos, les regala "unas palabritas", para explicar algunos cantes.

Por eso, aunque unos días esté alegre y otros, no, ante el público "hay que mostrarle que estás feliz". "Soy más del público y de los músicos que de mí mismo, aunque sienta todo lo que hago", desvela. En cada espectáculo "rezamos, dios mío, que salga bien", reconoce. 

El cantaor está deseando volver a subirse a las tablas, donde le encanta "levantarme e irme a una esquina y cantar sin micro". "Cuando estoy en la silla soy yo, pero si me levanto y me voy al público hay algo, me convierto en otra persona. Hay que ser humilde ante el público", afirma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios