DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando

Coronavirus en San Fernando: Los mayores disfrutan de los paseos permitidos

  • Los mayores de 70 años salen a la calle acompañados o solos para pasear en muchos casos cumpliendo con el horario fijado para ello

Una persona mayor en silla de ruedas, con la ayuda de una persona por la calle Real. Una persona mayor en silla de ruedas, con la ayuda de una persona por la calle Real.

Una persona mayor en silla de ruedas, con la ayuda de una persona por la calle Real. / Román Ríos

Dos horas tenían los mayores de 70 años y los más vulnerables para pasear por San Fernando y algunos han cumplido con las normas de esta desescalada del estado de alarma por el coronavirus. Otros se sumaban con sus paseos a los numerosos ciudadanos que han salido en las horas estipuladas para hacer deportes y otros seguían con su rutina de salidas para las compras.

Personas mayores en solitario, mayores acompañados por un cuidador o mayores en pareja o con un familiar han caminado por la calle Real o por los alrededores de sus viviendas. Se han mezclado con quienes salían a hacer la compra, en los alrededores del Mercado Central y el Mercado de San Antonio, donde un guarda de seguridad controlaba los accesos y entregaba mascarillas a quienes no la tuvieran; en las puertas de los supermercados donde si era necesario se creaban colas para evitar aglomeraciones en el interior; o incluso con mayores bolsa en mano o carro con sus recados.

Una persona cruza la calle Real durante esta mañana. Una persona cruza la calle Real durante esta mañana.

Una persona cruza la calle Real durante esta mañana. / Román Ríos

Algunas de las personas de más edad han preferido las horas destinadas al resto de adultos (sin hijos) o los deportistas, y se han ejercitado, con ropa deportiva e incluso mascarilla, rodeados de corredores, ciclistas y paseantes más jóvenes. Ya fuera en bicicleta, a pie y corriendo o caminando a ritmo alto. 

Mientras que sí han convivido con otros deportistas por adelantar su hora de salida o con quienes acudían al trabajo o las compras, los mayores apenas se han cruzado con padres con sus hijos, que han retrasado en buena medida los paseos con los menores para cumplir las restricciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios