DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando

Coronavirus en San Fernando: Cierra la séptima planta de San Carlos tras dar positivo una residente de Cruz Roja que llevaba días ingresada

  • Había ingresado por otras patologías y se consideraba que había superado el Covid-19 tras dos pruebas negativas 

  • El SAS manda a su casa en aislamiento a todo el personal que había estado en contacto con la mujer 

El hospital de San Carlos, en una imagen de archivo. El hospital de San Carlos, en una imagen de archivo.

El hospital de San Carlos, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

La séptima planta del hospital de San Carlos, en San Fernando, se ha cerrado tras dar positivo en las pruebas de coronavirus una paciente de medicina interna que llevaba unos 9 días ingresada.

Se trata de una usuaria de la residencia de la Cruz Roja, donde se localiza el foco más preocupante de Covid-19 que se ha registrado en La Isla. 

La paciente, uno de los positivos que se había registrado en este centro de mayores a principios de abril, llegó al hospital de San Carlos por otras patologías que requerían su ingreso y siguiendo el criterio médico. Se le practicaron dos PCR y en ambas ocasiones el resultado fue negativo, así que dada esta doble confirmación y al no presentar síntomas fue tratada sin sospechas de que pudiera seguir siendo un caso de coronavirus. 

La sorpresa llegó ayer cuando se le realizó una vez más la prueba antes de darle el alta y comprobaron que esta vez sí daba positivo de nuevo. 

Este resultado de este último test ha obligado esta mañana a cerrar al completo la séptima planta del hospital de San Carlos como medida de prevención y a mandar a casa en aislamiento a todos los profesionales que durante todo el tiempo que había estado ingresada habían tenido contacto con esta usuaria de la residencia de la Cruz Roja. 

La medida afecta a cerca de 40 personas entre médicos, enfermeros, auxiliares, celadores, limpiadoras y hasta personal de mantenimiento. 

Dentro de siete días, si no afloran síntomas, se les practicará la PCR para descartar un posible contagio. 

El centro sanitario, que el SAS quería mantener como hospital libre de coronavirus, pierde momentáneamente 22 camas, entre las que se incluye el ala de la séptima planta que se venía utilizando para los pacientes que acudían al centro y que presentaban indicios de ser posibles casos de Covid-19, que permanecían aislados hasta que el resultado de las pruebas confirmaba que se trataba de positivos. 

Los pacientes que había en esta planta han sido realojados en la octava y la novena, donde permanecen aislados. 

El personal del hospital isleño ha mostrado su preocupación por lo ocurrido y recuerda que, al estar reforzado el servicio, según las necesidades del hospital y en función de las necesidades del centro, en ocasiones desde la séptima se auxiliaba a las otras dos plantas en activo. 

La paciente se encuentra completamente asintomática y, según el análisis microbiológico, los restos virales del Covid-19 son mínimos, por lo que su capacidad de contagio es muy baja o nula. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios