San Fernando

Cespa asumirá las riendas del servicio de limpieza en San Fernando a partir del 1 de octubre

  • El nuevo contrato y sus esperadas mejoras se ponen al fin en marcha tras un largo proceso

  • El cambio, con más presupuesto y más horas de trabajo, se espera notar de inmediato en la ciudad, que lleva años denunciando las carencias de la limpieza 

Una barredora de los servicios municipales de limpieza, en una imagen tomada durante el estado de alarma. Una barredora de los servicios municipales de limpieza, en una imagen tomada durante el estado de alarma.

Una barredora de los servicios municipales de limpieza, en una imagen tomada durante el estado de alarma. / Román Ríos (San Fernando)

Cespa asumirá las riendas de los servicios de limpieza y recogida de residuos urbanos a partir del próximo 1 de octubre. La espera del gran contrato y de sus anunciadas mejoras –7,8 millones de euros anuales– llega por fin a su término tras un largo e intrincado proceso administrativo que ha tenido que superar más de un contratiempo.

El Ayuntamiento de San Fernando ha formalizado el contrato con la empresa adjudicataria este verano, una vez resuelto el recurso que ha mantenido paralizada su adjudicación durante prácticamente un año. Y en 10 días la nueva concesionaria se pondrá al frente de la limpieza de la ciudad. Las mejoras que acarrea el contrato y su mayor dotación presupuestaria –advierte el gobierno municipal– se empezarán a notar desde el primer momento en la ciudad. Y de aquí a finales de año se espera que la plica haya echado a rodar y que los cambios sean especialmente sensibles.

Se parte de una situación complicada. Las carencias que en materia de limpieza lastraba la ciudad han sido en los últimos años motivo de constantes reivindicaciones y quejas ciudadanas y uno de los principales reproches con los que ha tenido que lidiar el gobierno municipal a la hora de afrontar su gestión. En el ámbito exclusivo de sus competencias, la limpieza ha sido, de hecho, el principal caballo de batalla del ejecutivo local. Una situación ante la que este nuevo contrato –con más dotación presupuestaria, importantes mejoras y más horas de servicio– se ha presentado reiteradamente como la respuesta a todos los problemas.

La nueva plica se licitó en marzo de 2018 aunque desde los primeros momentos del mandato anterior estuvo presente en la agenda local. En realidad, antes –con Loaiza de alcalde– se había planteado rescindir el contrato después de una campaña navideña que dio bastante que hablar, lo que hizo que afloraran las diferencias de PP y PA en el gobierno municipal, aunque al final todo quedara en nada.

Dos operarios de los servicios de limpieza, en una imagen de archivo. Dos operarios de los servicios de limpieza, en una imagen de archivo.

Dos operarios de los servicios de limpieza, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

Ya en los presupuestos de 2016 se amplió la partida presupuestaria de limpieza al objeto de dar cobertura a la ampliación del servicio. El contrato había llegado a su término y tocaba licitar la nueva plica, el momento propicio para revisar el pliego de condiciones e introducir mejoras. Aunque no fue hasta febrero de 2019 cuando se hizo una propuesta formal de adjudicación a Cespa.

En todo este proceso tuvo que lidiar también el Ayuntamiento de San Fernando con las reivindicaciones laborales y la intranquilidad de la plantilla, con la voluble situación que imponía la cercanía de las elecciones municipales –Cs, por ejemplo, retiró su apoyo en el pleno en los trámites previos a la adjudicación días después de haber dicho lo contrario a pesar de que el gobierno en minoría necesitaba apoyos– y, por último, con el recurso presentado por otra de las empresas que optaba al contrato, que ha tardado casi un año en desestimarse (en el Tribunal de Recursos Contractuales) para permitir que se formalizara definitivamente el contrato.

Han sido, en definitiva, dos años y medio desde que la plica se licitara en 2018 pero mucho más tiempo si se tienen en cuenta los pasos anteriores que se han dado para la redacción del pliego de condiciones por parte de los técnicos del área de Desarrollo Sostenible.

¿Cuáles son las mejoras inmediatas? 

De entrada, entre esas mejoras de aplicación inmediata, se incluirá la renovación de todo el parque de contenedores de residuos, trabajos que comenzarán en el mismo mes de octubre y se acometerán de manera progresiva hasta el 31 de diciembre, según los plazos recogidos en el pliego de condiciones.

A ello se sumará la renovación de la maquinaria. A excepción de los camiones de recogida, que disponen de un plazo más amplio, casi toda la maquinaria –explica el equipo de gobierno– se renovará entre octubre y noviembre. Se repondrá todo el parque al completo. Los nuevos camiones de carga lateral y de recogida tendrán hasta enero para incorporarse al servicio. La renovación e incremento del parque de vehículos dispondrá de los mismos plazos.

El incremento de la plantilla para cubrir los servicios de la plica –equivalente a 157,36 operarios– se aplicará también de manera inmediata, según el Ayuntamiento, que recuerda que en el contrato se incluye expresamente la incorporación de la mujer y de personas en riesgo de exclusión. Las nuevas contrataciones –explica– se espera que se formalicen aproximadamente en el primer de la puesta en marcha de la concesionaria, que además estrenará en esta puesta de largo el nuevo centro logístico que se ha levantado en los terrenos de Fadricas y cuyas obras ya han terminado.

El contrato destinará a la limpieza un total de 4.933,13 jornadas, lo que supone un incremento del 15% con respecto a la plica actual. Será otra de las mejoras del servicio que se espera que empiece a notarse desde el principio. Su puesta en marcha –dice el Ayuntamiento– se realizará conforme se vaya necesitando en el primer año y se mantendrá luego mientras el contrato tenga vigencia.

Entre estas mejoras que llegarán con la puesta en marcha del contrato –en sus primeros meses de funcionamiento, previsiblemente– se incluye también la instalación de 327 islas de reciclaje completas (restos, envases, papel y cartón y vidrio), si bien en este caso todavía está pendiente de concretar la planificación. Lo mismo ocurre con los 5 mini puntos limpios (tipo mupi) que se colocarán en distintos puntos de la localidad para favorecer la recogida de residuos de pequeño tamaño. El calendario, en estos casos, está pendiente de concretarse aunque figuran entre las primeras mejoras que acarreará el nuevo contrato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios