Bozano cumple 95 años Casi un siglo entre prensa y libros

  • La veterana librería y papelería Bozano está de aniversario. Cumple 95 años de historia y se dispone a celebrarlo con varias actividades que se desarrollarán entre marzo y junio

Por el mostrador de Bozano han pasado generaciones de isleños para comprar a diario la prensa, los libros de texto del instituto o las últimas novedades literarias que salían a la venta. Hace años que el veterano establecimiento trascendió el ámbito de lo meramente comercial para convertirse en una parte más de San Fernando, en una referencia más de La Isla.

Suele ocurrir con los comercios que alcanzan cierta edad, que desgraciadamente no son muchos. Aquí pueden contarse con los dedos de una mano: la pastelería La Victoria, la cafetería La Mallorquina y, tras el cierre de la lencería Ramírez, Bozano con sus dos locales de las calles Rosario (que fue el primero) y Real.

Ahora, el negocio familiar que impulsó en San Fernando la celebración de la Feria del Libro y que fue pionero a la hora de invitar a autores de renombre, está de aniversario. Cumple 95 años, una fecha redonda que lo sitúa por derecho propio en ese selecto club de los más veteranos. Y después de capear la tormenta perfecta que en la última década han supuesto las crisis económica, la del pequeño comercio, la del papel, la de la prensa y la del libro y el ebook –todas juntas– nada mejor que celebrarlo en condiciones para darse un respiro y reivindicarse cuando uno va camino del siglo de existencia. Méritos en el currículum hay de sobra.

Pocos son los negocios familiares de este tipo y de esta edad que van quedando en España. Y mucho menos si se trata eminentemente de librerías. Pero Bozano sigue cada día abriendo las puertas y plantando cara al futuro. "Ha cambiado todo. Después de lo que ha pasado en estos años nada ha vuelto a ser lo mismo", dice Francisco de Paula García Barroso, con 83 años cumplidos y más de 60 trabajados en la papelería-librería que fundó su padre. Lleva años jubilado. Ahora es su hija Cristina la que se hace cargo del negocio. Pero es, qué duda cabe, el alma mater de este 95 aniversario. Nadie mejor que él para contar la trayectoria de un establecimiento que ha visto pasar por delante del escaparate la historia de San Fernando a lo largo del último siglo: desde esos años gloriosos en los que en torno a las dependencias de la Armada orbitaba una próspera actividad económica hasta el declive de los últimos tiempos.

"Pero cada día es nuevo, es diferente, es una nueva oportunidad para crear y hacer cosas nuevas", dice con optimismo. Es la premisa que siempre ha seguido en el trabajo y a la que todavía hoy sigue fiel. Echó los dientes en el negocio, aunque no empezó a trabajar allí hasta que terminó sus estudios en la escuela de comercio e hizo el servicio militar obligatorio. Aún así, su padre le hacía cada mañana limpiar los cristales del escaparate. Era lo primero que tenía que hacer y ni siquiera dejaba que lo hiciera otro dependiente. Eso era cosa suya. Hasta le puso también un 'cajón' aparte para ver si era capaz de superar las ventas que hacía el personal. Así fue forjándolo antes de pasarle las riendas del negocio. "Más tarde me mandó a Madrid y a Barcelona para contactar con todas las casas que trabajaban con nosotros y conocerlas a fondo", recuerda al hablar de esos años.

El negocio abrió sus puertas en marzo de 1924. "El día no se sabe con exactitud pero es seguro que fue en el mes de marzo", explica. Su padre, Francisco de Paula García Bozano, aprovechó un pequeño local que había heredado su mujer en la calle Rosario para empezar a vender prensa. Parece –recuerda– que por entonces solo existía un punto de venta en la ciudad que acababa de cerrar, así que vio la oportunidad. Pronto se convirtió en el corresponsal de la prensa nacional. "Los periódicos llegaban en tren con un día de retraso y había que ir a buscarlos a la estación. Lo normal, además, era que el tren se retrasara una, dos y hasta tres horas". Era lo habitual.

Luego, con el paso del tiempo, el negocio se amplió, tanto en espacio –hacia las fincas colindantes– como en su actividad: papelería y , sobre todo, librería.

“Que hayamos llegado hasta aquí es gracias a San Fernando”, dice Francisco de Paula García Barroso

Por eso las actividades que han previsto llevar a cabo para celebrar los 95 años de historia del negocio arrancarán ahora, a finales de marzo para prolongarse hasta junio. El acto central, no obstante, se desarrollará el 23 de abril, coincidiendo con el Día Internacional del Libro. Porque, aunque el negocio abarca desde siempre prensa y papelería, el libro está en el centro de todo, además de ser su gran pasión. "Sin el libro, el futuro no tendría sentido", advierte tajante Francisco, que además ha estado implicado durante muchos años en el sector y ha formado parte de la directiva de la Cegal, la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros.

Para esa jornada se prepara una lectura continuada del Quijote que será muy especial. Participarán autoridades, asociaciones, la Academia de San Romualdo, colegios... Incluso habrá un libro de firmas para que aquellos que lo deseen puedan dejar un mensaje escrito en este aniversario tan especial para la librería Bozano.

El acto central se celebrará el 23 de abril con una lectura continuada del Quijote

Pero habrá también unas exposiciones muy singulares en el escaparate del local de la calle Rosario y en la vitrina interior del establecimiento. Serán todo un homenaje a la historia de Bozano. Se mostrarán libros antiguos, manuales escolares de época, misales, tebeos, postales... Incluso grandes obras que se remontan al siglo XIX "y que están bellísimamente encuadernadas". Algunos de estos libros únicos se pondrán a la venta, pero solo con un horario determinado.

"Siempre digo que todo esto, el hecho de que llevemos 95 años abiertos, se lo debemos por supuesto a la ciudad de San Fernando, a todas esas generaciones que han confiado en nosotros", afirma Francisco de Paula. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios