PUERTO REAL

Localizan de madrugada a un bebé de Puerto Real que se "escapó" de casa mientras sus padres dormían

Un vehículo de la Policía Nacional por la barriada 512 viviendas

Un vehículo de la Policía Nacional por la barriada 512 viviendas / DCA (Puerto Real)

Hace solo unos días fue en la playa de El Palmar, y la pasada madrugada en Puerto Real. Son dos casos distintos, aunque con un punto de partida común: un bebe deambulando solo por la calle en plena noche.

La pasada madrugada, alrededor de las cuatro y media, la Policía Nacional recibió una llamada alertando de que había un menor, de unos dos años de edad, deambulando solo por la calle, por la barriada 512 viviendas, concretamente en plaza de la Solea. Rápidamente, los agentes localizaron al menor, que deambulaba descalzo y solo, y comenzaron la búsqueda de sus familiares.

Al mismo tiempo, los agentes contactaron con los servicios sanitarios para una primera asistencia y exploración. Una vez los sanitarios asistieron al menor y tras comprobar que estaba en buen estado de salud, los agentes establecieron un dispositivo de búsqueda.

Para intentar localizar a los padres o tutores del menor, debían primero identificar al pequeño. Para ello, la Policía Nacional pidió colaboración a la Policía Local, y juntos comenzaron el dispositivo. A través de una fotografía que realizaron al niño, preguntaban a los pocos vecinos que a primera hora de la mañana salían a trabajar o en aquellos bares que ya habían levantado la persiana. De hecho, los agentes llegaron a acudir de madrugada a algunas viviendas en la que viven menores de edad similar, señalados por otros vecinos, según han relatado sus propias familias en redes sociales.

Fue una trabajadora de una Escuela Infantil de la zona, en la que el pequeño está matriculado, la que pudo identificar al niño, una vez que este centro abría sus puertas para el aula matinal. La Policía Nacional contactó con la familia sobre las 07:30 horas, que no se había percato de la ausencia del menor porque aún estaban durmiendo.

Según fuentes cercanas, ha sido la inconsciencia de un niño de dos años, que se despertó a media noche, abrió la puerta de su casa (en una planta baja) que no estaba cerrada con seguridad, y salió de ella con total tranquilidad mientras su familia dormía.

Tras los primeros momentos de angustia vividos por los padres, fueron trasladados hasta dependencias policiales donde les hicieron entrega del menor, informando de todas las actuaciones llevadas a cabo tanto a la autoridad judicial competente como a los servicios sociales de la localidad.

Lo cierto es que el susto que la familia se ha llevado cuando ha tenido conocimiento de los hechos ha sido mayúsculo, ya que se han despertado con la noticia de que tenían que acudir a recoger a su bebé a la comisaría de Policía Nacional de El Puerto. Un episodio que nunca van a olvidar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios