El tiempo en Cádiz La provincia se prepara para una noche para temblar

  • La ausencia de precipitaciones alejan cualquier esperanza de nieve

  • Jerez y Grazalema anotarán en sus termómetros las temperaturas más bajas entre esta noche y mañana

Una joven y su mascota, abrigados para combatir el frío. Una joven y su mascota, abrigados para combatir el frío.

Una joven y su mascota, abrigados para combatir el frío. / D. C.

A partir de las seis de esta tarde las temperaturas iniciarán un imparable descenso a lo largo y ancho de toda la provincia, destacando el frío que padecerán tanto jerezanos como los ciudadanos de localidades de la serranía gaditana como Grazalema o Villaluenga.

Destacar que este descenso no será progresivo sino que, por ejemplo, Grazalema sufrírá una caída de cuatro grados en sus temperaturas entre las cinco y las siete de la tarde, de manera que pasará de los 10 grados a los ya gélidos 6 grados. A partir de ahí, según los datos que facilita la web de eltiempo.es, Grazalema se instalará en los 5 grados centígrados y perderá un grado a las cuatro de la mañana de esta noche, y la temperatura que quedará congelada hasta las doce de la mañana en la que el sol calentará tímidamente subiendo las temperaturas muy pocos grados.

A lo largo de la madrugada, la pugna por convertirse en la localidad más fría a lo largo de este miércoles previo a la entrada de la masa de frío polar de la que alertaba ayer Aemet la mantendrán Jerez y Grazalema. La localidad jerezana, por su parte, empezará el 10 de enero con 6 grados, uno más que Grazalema. A partir de ahí, las temperaturas nocturnas en Jerez se supone que no bajarán más allá de los 3 grados en positivo.

La entrada del viento de levante provocará que la sensación térmica en muchas localidades de la provincia de Cádiz estén incluso dos grados por debajo de la temperatura real.

En cuanto a la capital, las temperaturas seguirán siendo otoñales a lo largo de este miércoles y lo peor se espera para esta noche y para la madrugada del jueves al viernes. Entre las cinco y las nueve de esta noche los termómetros se instalarán en los ocho grados aunque serán las rachas de viendo procedente del norte las que provoquen sensaciones térmicas por debajo de los 6 grados.

Las nieves están aún fuera de todo pronóstico, sobre todo, porque nada hace pensar de la existencia de precipitaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios