Entiendo a los responsables del rodaje de la película 'The Rhythm Section'. No es fácil trabajar en las calles de una ciudad. Y en Cádiz, mucho menos. Somos un pelín pesados los periodistas... haciendo nuestro trabajo, dicho sea de paso. Ellos con su celo para que nada de lo que se filme trascienda. Y nosotros con nuestro lógico interés por trasladar al lector lo que está ocurriendo. Difícil equilibrio. Luego está la curiosidad innata del gaditano, que se hace el longui intentando cruzar por el rodaje diciendo "oiga, que yo vivo ahí". ¿Y la guasa? La del rodaje de 'Aris', con Anthony Quinn y El Alemania haciendo de cura ortodoxo. O los numerosos "corten, corten" en el rodaje de 'El día que nací yo', cuando Isabel Pantoja llama a gritos a Miguel Rellán, su hermano en la película, a la voz de "Salvadoorrr", y el público, apostado en la balaustrada de La Caleta, responde con un "caaa...". Que en Cádiz ya estamos muy rodados. 3.000 años. Ahí es nada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios