Penélope y la violencia

Hay que ser prudente cuando uno habla de cuestiones polémicas y la actriz no lo fue

12 de febrero 2024 - 06:00

Dice la magistrada y escritora Natalia Velilla en su último y brillante ensayo que la pérdida de la autoridad es uno de los problemas de nuestra sociedad. Al hilo de ello, Velilla advertía también, tras las declaraciones realizadas en los Premios Goya por Penélope Cruz sobre violencia de género, acerca del error que supone otorgarle autoridad en determinadas cuestiones técnicas a gente famosa, como artistas, músicos, actores o youtubers, a pesar de no tener demasiada idea sobre los temas de los que hablan.

El comentario de la jueza tuvo su origen por la interpretación que Penélope realizaba a cámara en la antesala de los premios respecto de la justicia y las mujeres que guardan silencio tras sufrir violencia de género. La conocida actriz expresó: "Me da mucha pena cuando, a veces, se dice a la ligera: '¿Por qué no han denunciado?'. Cuando en realidad lo que nos está fallando es un sistema judicial en el que cuando una mujer coge la fuerza, que es muy difícil tenerla cuando te están amenazando a ti o a tus hijos, no sienten el apoyo y no son respaldadas por la seguridad. Es muy fácil decir que denuncien".

Luego continuó diciendo que "las mujeres siguen cayendo como moscas y son mujeres que han ido una, dos, tres veces avisando del terror, de palizas incluso a sus hijos… Yo conozco a alguna de ellas y viven sin protección".

Hay que ser prudente cuando uno habla de cuestiones polémicas y la actriz no lo fue. Lo que no tengo claro es si Penélope declaró eso porque lo cree, porque le han dicho que es verdad y lo ha asimilado, o porque le han dicho que diga que lo cree. Siento decirlo, pero estos comentarios hacen muchísimo daño a la Justicia y se pone en ella el ojo, que es lo que quizás se viene buscando por determinadas personas.

Desconozco a cuantas mujeres víctimas de violencia de género ha defendido Penélope Cruz, o a cuántas ha dictado una medida de protección, pero su planteamiento, en mi humilde opinión de jurista, es erróneo. Hay mujeres que no denuncian a sus maltratadores por diversas razonas, eso está fuera de toda duda, pero las que sí lo hacen reciben el apoyo inmediato de los operadores de la justicia; desde el servicio específico policial, hasta los juzgados de violencia sobre la mujer, pasando por la asistencia letrada especializada.

Hay que separar la defensa ultranza de las víctimas de la violencia machista y su protección post-denuncia de la culpabilización al sistema judicial, un estamento que desde la creación de la Ley Orgánica contra la Violencia de Género no ha recibido una inversión sustancial de calidad que repercuta en la creación de juzgados o la dotación de más puestos funcionariales de jueces, funcionarios, fiscales, etc. Algo que desgraciadamente se ha visto también en la lucha contra el narcotráfico, como bien ha denunciado la Fiscal Antidroga de Cádiz, Ana Villagómez. Lo fácil es culpar a los jueces, que como todos saben (ejem) son unos fachas heteropatriarcales ultraderechistas que impiden la reconciliación de los españoles (léase, la amnistía).

Espero, por supuesto, que Penélope Cruz jamás sufra ese terror que yo sí he visto en primera persona en muchas ocasiones. En dicho caso descubriría de primera mano el loable apoyo que la Justicia y sus operadores prestan a toda mujer que denuncia recibir malos tratos. A no ser que lo que esté pidiendo la actriz sea otra cosa muy distinta, porque, de hacerlo, será mucho más complicado aun lograr que entienda que la base de un estado de derecho constitucional es el derecho a un juicio justo y a la presunción de inocencia.

También te puede interesar

stats