Crónica de San Juan de Dios

Melchor Mateo

mmateo@diariodecadiz.com

Un tablero al que le faltan aún piezas

Podemos y Ganar anunciarán su unión esta semana pero se mantiene las incógnitas de Cs y Vox

Juan Manuel Pérez Dorao, en el cierre de campaña de Ciudadanos en las municipales de 2015. Juan Manuel Pérez Dorao, en el cierre de campaña de Ciudadanos en las municipales de 2015.

Juan Manuel Pérez Dorao, en el cierre de campaña de Ciudadanos en las municipales de 2015. / Lourdes de Vicente

Quedan poco más de dos meses

Apenas quedan 70 días para las elecciones municipales y el único que tiene hecha la tarea completa en lo que se refiere a las candidaturas es el PSOE. Los siguientes que parece que van a dar el paso son los de Podemos y Ganar Cádiz, que ya han anunciado una rueda de prensa para el lunes donde se escenificará la confluencia, el proceso que hará que las dos formaciones comparezcan en las elecciones bajo un solo nombre y con el liderazgo de José María González.

El Partido Popular fue el primero que anunció su candidato, Juancho Ortiz, hace ya un año, pero posiblemente va a ser de los últimos que hagan pública la lista. El PP sigue centrando el foco en su candidato para darle la visibilidad y el conocimiento en la población que requiere después de perder a un personaje con tanto impacto como Teófila Martínez.

El asunto de Ciudadanos es un caso aparte. A la formación del de Albert Rivera le están surgiendo incendios por todos los lados. En una formación donde buena parte de los candidatos van a ir por una especie de elección divina, en algunos casos en los que se ha hecho por primarias se está produciendo fraude, con la presunta manipulación de los datos telemáticos para que ganen los candidatos propuestos por la dirección del partido.

En Cádiz el vodevil no acaba con un portavoz, Juan Manuel Pérez Dorao, que es el que ha llevado con bastante dignidad, en compañía de María Fernández-Trujillo, las siglas de Ciudadanos de cara a la opinión pública en estos cuatro años, escucha rumores de todo tipo y sabe de sobra que en la dirección del partido a nivel local hay tambores de guerra contra él desde hace tiempo.

Resulta curioso que este conflicto se genera ya hace muchos meses cuando el propio Pérez Dorao empezó a reclamar que se conformara una estructura de cara a las elecciones municipales que fuera haciendo un trabajo de hormiga en la ciudad, aunque ha habido algunas que otras reuniones con colectivos. A poco más de dos meses para las elecciones municipales, Ciudadanos ni siquiera tiene a candidato y lo fía todo a la fuerza de una marca que antes tiene que pasar un examen como el de las elecciones generales y que se ha situado ahora en el ámbito de la derecha para disputarse ahí los votos y que lo aleja de la posición más centrista con la que se supone que nació.

El que parece que va a ser nuevo invitado a la fiesta, Vox, sigue a lo suyo. Callado y marcando los ritmos que a ellos les interesa. El mensaje está concentrado en la alta dirección de esta formación que tiene muy bien pensada su estrategia. En Cádiz siguen sin tener cerrado a su candidato o candidata. Sin embargo, su estrategia se mueve por otros derroteros.

Estas incógnitas que están todavía sin cerrar en algunos partidos se produce también por aquello del “partido a partido” y no distraer se de lo inmediato, ya que por medio se han metido unas elecciones generales que pueden suponer una encuesta o tendencia de por dónde pueden ir los tiros apenas tres semanas después.

El acelerón

El equipo de gobierno ha convocado un Pleno extraordinario para el próximo jueves para tratar de cerrar varios asuntos que ya tiene bastante adelantados como es el caso de la expropiación de uno de los bloques de Cooperativa para que se pueda hacer la avenida transversal o la tan debatida ordenanza municipal para las terrazas.

En los estertores del actual mandato, el equipo de gobierno ha entrado en una vorágine de anuncios y de obras, algo nada nuevo en la política. Sin embargo, llama la atención el hecho de que algunos términos que nos repetían de manera machacona cuando llegó Podemos al Ayuntamiento de Cádiz han ido desapareciendo en ese viaje que han ido realizando del idealismo al pragmatismo.

Quién se acuerda ya, por ejemplo, de aquella auditoría ciudadana que ase anunciaba para estudiar las cuentas que había que había dejado Teófila Martínez. Aquello quedó prácticamente en un eslogan porque nunca más se hizo nada. Hay otras cosas que sí son de proyecto puros y duros que se van a quedar ahí en el limbo, como es el desarrollo de la Edusi, esos fondos que tanto dieron que hablar y que venían a ayudar a barriadas como el Cerro el Moro, Loreto o Puntales.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios