XXXIII Festival Iberoamericano de Teatro

Cádiz saluda a un festival adelantado a su tiempo

  • La Casa de Iberoamérica reúne a un nutrido público durante la inauguración oficial del FIT

Un momento del acto oficial de inauguración de la XXXIII edición del FIT en la Casa de Iberoamérica. Un momento del acto oficial de inauguración de la XXXIII edición del FIT en la Casa de Iberoamérica.

Un momento del acto oficial de inauguración de la XXXIII edición del FIT en la Casa de Iberoamérica. / Julio González

Sobrevivió al cambio de siglo, a los vaivenes políticos y a las modas sociales, y ayer ante un nutrido público en la inauguración oficial de la XXXIII edición del Festival Iberoamericano de Teatro, de nuestro querido FIT, era momento de recordarlo.

Puede ser que uno de los secretos que encierra la vocación de resistencia del festival gaditano es el de ser un adelantado a su tiempo. En el FIT se programó danza contemporánea cuando apenas se atisbaba en España en qué consistía esa disciplina; se tendieron puentes con el continente hermano cuando la palabra puente estaba fuera del vocabulario habitual de la sociedad de turno, y en su seno dio su sitio a la mujer creadora cuando la paridad no estaba entre las primeras líneas de la agenda social, ni mucho menos, en la política .

De este espíritu preclaro se acordaron tanto el alma mater de la cita, su director, Pepe Bablé; la concejala de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad, Eva Tubío; el delegado provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, Daniel Moreno; el coordinador del Centro Unicaja de Cultura, Javier Vela; la coordinadora del Encuentro de Mujeres de las Artes Escénicas, Mariana González; el director general de Extensión Cultural y del Servicio de Publicaciones de la UCA, José Marchena; y el alcalde de Cádiz, José María González, quien con un “¡viva el teatro!, ¡viva el festival iberoamericano de Cádiz”, cerró en la Casa de Iberoamérica la inauguración oficial de una cita que se celebra desde el 19 al 27 de octubre.

Fue Tubío, maestra de ceremonias del evento, quien destacó el espíritu de eternidad de un festival “que es tan grande que nos sobrevive, y nos sobrevivirá a todos”. Fue Marchena el que recordó aquella edición primigenia “en el año 86 en el desaparecido Teatro Andalucía” donde alguno pudo pensar que no perduraría, “y aquí estamos hoy, celebrando ese mágico número 33”. Fue Mariana González quien subrayó la valentía y la precocidad del equipo de Bablé al acoger “hace 22 años un encuentro (el de mujeres creadoras) donde ya se reclamaba la paridad como criterio en las programaciones culturales”. Fue Bablé, su director, el que rememoró cómo ya en esa edición debut la danza contemporánea estuvo presente “y lo ha estado de manera muy intensa hasta la creación del festival Cádiz en Danza”.

Pero no sólo se miró al pasado en la presentación en sociedad de la fiesta del teatro gaditana e iberoamericana, por supuesto, se habló de presente, y de futuro.

Se habló, como lo hizo Javier Vela, de cómo “a través de la cultura y el teatro como conductos el FIT transmite otros valores cívicos a la sociedad gaditana”, o de cómo el festival, según Daniel Moreno, se ha convertido “en un marco ideal” a la hora de “avanzar en los objetivos de la política cultural” de su Consejería, o del fortalecimiento de esa íntima relación entre territorio y festival desde el regreso de la sede del FIT a la ciudad, tal y como se acordaba el alcalde.

También se dio esa fría pero útil traducción del festival en números –25 espectáculos que pondrán en pie 23 grupos (11 latinoamericanos y 12 españoles) procedentes de 8 países (19 si contamos la procedencia de todos los participantes más allá de los miembros de las compañías) durante 9 días– y el relato de las actividades paralelas que componen la programación como los encuentros, presentaciones, foros de debate y los dos programas novedosos de este año, FITetú, con el que el festival llega al café teatro Pay Pay a través de la acción de la Asociación de Actores y Actrices de Cádiz, que también participan en la segunda nueva actividad, el FIT en las escuelas.

¿Y el futuro? Quizás todos seamos partícipes de su destino pues tanto de este festival como de Alcances serán sometidos a un proceso de evaluación donde a través de un cuestionario podrán dar su opinión los diferentes agentes partícipes. Los fiteros, también.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios