Entrevista

‘Expaña’, un viaje por la España que fue, que es y que será o no será

  • El escritor y periodista Daniel Pinilla presenta su último libro esta tarde de jueves en la Asociación de la Prensa de Cádiz

El escritor, editor y periodista sevillano Daniel Pinilla. El escritor, editor y periodista sevillano Daniel Pinilla.

El escritor, editor y periodista sevillano Daniel Pinilla. / Juan Carlos Muñoz

“¿Qué ha pasado en el territorio a lo largo del tiempo?” “¿Por qué España vive peleada con el sentimiento  nacional”, aun más importante, “¿qué es España?”. Con un buen puñado de preguntas en la maleta, el periodista y escritor Daniel Pinilla emprende un nuevo viaje. Esta vez, dentro de nuestras propias fronteras y en busca de “lugares simbólicos” que “hayan contribuido a definir qué es España”. Lugares “a veces olvidados o malinterpretados” donde, quizás, se esconden la España que es, la que fue y la que será, o no será. Lugares que se convierten en los hitos principales de Expaña: Crónica de un viaje por las costuras de la Piel de Toro, el último libro del también editor que se presenta esta tarde en la APC.

“Un reportaje gigante, un relato de viajes, un ensayo”. Expaña, como España, también encierra dentro de sí varias lecturas, a tenor de la definición del sevillano, autor de otros títulos como Polifemo vive al Este y Operación Malinche que también son el resultado de sus viajes. Sin embargo, esta vez, el plan de trabajo ha sido diferente. Así, si para estas obras el también editor del sello Samarcanda se reservaba unos meses completos de inmersión en el viaje, para Expaña ha tenido que hacer “diferentes escapadas de cuatro o cinco días” a los lugares previamente escogidos con cuidado por el escritor “a lo largo de todo un año”.

Lo que parece inmutable es su manera de combinar en el relato las voces autorizadas, las voces de la calle, el estudio de cada rincón a descubrir y su propia voz, ofreciendo así “múltiples perspectivas” de cada evento en los que Pinilla fija su mirada. De esta forma, el autor adelanta que en su obra cuenta tanto con personas anónimas como con las opiniones “de Arturo Pérez-Reverte, Alfonso Guerra o el presidente de la fundación Ortega y Gasset o con uno de los cerebros del Procés”. Opiniones “muy variadas” que le han ayudado “a comprender lo que es España en este momento” y tan diversas que, como explica Pinilla, “me han llegado hasta a argumentar la necesidad de que existiera ETA en su momento, por ejemplo”.

"Estamos cerca de un punto de no retorno en relación con el concepto Estado-país"

Al fin y al cabo, para este “picado del oficio (del periodismo)”, no hay otro objetivo en el viaje que el de “aprender cosas para obtener más herramientas con las que entender qué está pasando y tener un juicio más rico y mucho más razonado que el que se pronuncia en el debate de bar”.

“Además –continúa– es que yo me emociono, por ejemplo, cuando voy a Córdoba y tengo una conversación muy profunda con una señora sobre el legado genuino de Al Andalus; o conocer de cerca la historia de Prisciliano en Santiago de Compostela; o visitar Las Navas de Tolosa y su centro de interpretación de la batalla que marcó la Reconquista o descubrir los Montes Universales, que están entre Teruel y Cuenca, cerca de donde nace el Tajo, una zona muy deshabitada de nuestro país donde los pueblos están desapareciendo y donde me dijeron que ya no queda gente ni para enterrarse unos a otros”.

De hecho, en una de esas pequeñas comunidades de la España más desierta Pinilla preguntó a una vecina sobre el sentimiento nacional. “Su respuesta fue demoledora. Ella me dijo que su gran preocupación en ese momento era que sólo tenían asistencia médica una vez por semana y que a eso se sumaba que ahora puede que le quitaran también al cura. Una bofetada de realidad auténtica y que no tiene nada que ver con la que se suele contar de nuestro país, como la de las diferentes aspiraciones nacionalistas”.

Un asunto que, desde luego, también aborda Pinilla en Expaña donde tiene “muy claro” que “la construcción o la involución del país no está en manos de una única persona sino en manos de la mayoría”. Aun así, el periodista advierte que “estamos muy cerca de un punto de no retorno en relación con el concepto Estado-país, porque cuando hay un movimiento muy enérgico para separar un Estado de otro o acaba triunfando o triunfa lo contrario pero en el punto intermedio no se puede vivir mucho tiempo”, baraja el escritor que culpa de esta situación a la dejadez política y educativa aunque entiende el “componente emocional” de los ciudadanos y comprende que “contra los sentimiento de sentirse o no español no se puede combatir ni tampoco insultar a nadie por ello”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios