Cultura

Turmalina, una banda que neutraliza la energía negativa

  • La formación nacida entre Cádiz y Sevilla presenta este mes en Madrid 'Hasta que los pulsos paren'

Las propiedades más místicas atribuidas a la turmalina, un mineral de composición un tanto compleja, inspiraron a Pablo, Ángeles, Jorge, Fran y Alberto en la búsqueda del nombre para su nueva banda. "Dicen que la turmalina sirve para canalizar la energía negativa y convertirla en positiva, esta idea nos encantó para nuestro grupo, tanto por la filosofía como por la fuerza que transmitía el nombre", explica Pablo Donato Pablos, guitarra de esta formación nacida entre Cádiz y Sevilla a finales del pasado año y que los próximo días 22 y 23 de mayo lleva a Madrid su primer compacto, Hasta que los pulsos paren.

Turmalina es, en cierta manera, hija de Contrarreloj, la formación gaditana donde ya participan Pablo Donato, Ángeles Jiménez (voz, guitarra y sintes) y Alberto Santana (bajo). "Ángeles se fue a Sevilla a estudiar Periodismo y allí conoció a Jorge Mesa (batería) y Fran Rosado (teclados) y nos juntamos y comenzamos a tocar", recuerda el guitarrista que junto al resto de gaditanos de Turmalina se desplazan "como un par de veces al mes" para tocar con los componentes sevillanos.

Tras varios meses ensayando y otros tantos de conciertos, los miembros de Turmalina se metieron en el estudio de grabación de Rafa Camisón, en Jerez, entre los meses de diciembre y enero para recoger "todo ese espíritu de los directos" en un disco. Con esa filosofía nace Hasta que los pulsos paren, cuyas bases "han sido grabadas en directo" para conseguir "esa sensación más orgánica, más natural", argumenta el músico.

"La grabación en Estudio 79 fue estupenda. Con Rafa Camisón tenemos mucho entendimiento porque ya habíamos grabado con él cosas de Contrarreloj y la verdad es que el trato es genial, él sabe lo que a nosotros nos gusta y nosotros sabemos también lo que le gusta a él, así que hay mucho feeling", asegura Pablo que recuerda también que la masterización del compacto se realizó en El Puerto, en Kadifornia de Mario G. Alberni.

En este proceso quedaron listos para salir a la luz los once temas compuestos por Ángeles y Pablo, canciones que no huyen de "la crítica social" pero "siempre escritas con metáforas" ya que prefieren "que el mensaje de los temas no sea claro del todo para que provoque que la gente piense y saque sus propias conclusiones".

Hasta que los pulsos paren, un disco donde el pop con clase se alía con toques eléctrico de rock y pinceladas de sintetizador, ya está a la venta en el bandcamp de Turmalina, tanto en formato físico como digital, en su perfil de facebook por mensaje privado y en los conciertos de la banda. En la madrileña sala Satisfaction estarán este mes y en Cádiz, en El Pelícano, en el mes de julio con fecha concreta aún por fijar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios